21 dic. 2012

[Chuunibyou v1] Prólogo - De cuando fui genial!!

No publiqué esto antes porque no tuve tiempo.
 
Que lo disfruten.

**********************************


Esto podría ser un poco repentino, pero tengo que confesar algo. Yo, Togashi Yuuta, sufrí de chuunibyou cuando cursé la secundaria.

Chuunibyou, el cual afecta a personas mientras atraviesan por la pubertad, no es algo que las afecte física o emocionalmente. No, es una enfermedad mucho más patética. Es del tipo que hace que las personas vean demonios por todos lados, incluso cuando están en público, y no me refiero a algo tan simpe cono estar en la fase rebelde.

Por ejemplo, alguien podría pensar demasiado bien de sí mismo que siente que posee alguna clase de poder único y misterioso. Yo, también, pensaba que tenía algo como eso.
Así que cuando me autodenominé “Dark Flame Master”, alejaba a amigos y chicas lejos, usando mi slogan “¡Sean envueltos en las llamas de la oscuridad!”

Aunque esos tiempos ahora son sólo recuerdos, siento que simplemente debería morir…. En la secundaria, esa clase de frase me haría ver súper genial, pero no me atrevería a usarla en la preparatoria. Es totalmente patética.

Otra cosa más que solía hacer en la secundaria era enrollar mi brazo con vendajes para poder sellar mi poder durante clases. Cuando le contaba a los demás acerca del por qué llevaba puesto vendajes, acerca de la Organización Zero (una organización que ayuda a entrenar a personas con el potencial de adquirir súper poderes), y otras cosas que me había inventado, simplemente se reían de mí como si fuera un idiota.

Por supuesto, lo decía completamente en serio. Iba por ahí murmurando cosas como “Esos estúpidos que no saben nada de mí…. Pronto serán sepultados en mis llamas oscuras”, como si fuera algún héroe que se escondía en las sombras mientras el mundo se desenvolvía a mi alrededor.

Por favor, mátenme ahora mismo.

¿O debería preguntar si alguien más ha experimentado esa clase de vida? ¿Un tiempo en el “despertarías con un nuevo propósito en la vida” con la habilidad de proteger el mundo?

Creía que me veía muy genial vociferando frases llamativas con grandes palabras a todo pulmón
“¡Encantamiento De Hechizaría Clasificado! ¡Luz de la Oscuridad, surge del reincidente! ¡Ve y extiende la desesperación y miseria hacia nuestros enemigos! ¡Ése es el poder de la justicia!”
Ahora que pienso en ello, ¿usar la luz de la oscuridad? ¿Justicia salida de la desesperación? Simplemente fui una persona violenta que buscaba meterse en peleas, ¿no es así? Con mis llamas de la oscuridad, ciertamente estaba preparado para enfrentar a uno también.

Oh, todavía hay más de qué hablar. Creía que poseía una fuerza mágica en mi mano derecha, así que escribí “demoler” en ella y una estrella fugaz en mi dedo. A través de entrenamiento, creía que sería capaz de levitar en el aire. Ahora puedo ver que las señales del virus chuunibyou estaban por todo mí alrededor.

De esta forma, actué como un idiota durante todo mi segundo año de secundaria. Abruptamente decía “Tú… ¡¿Qué estás haciendo?! ¡¿Mi poder se está desvaneciendo?! ¡ALTO!” durante clase o comentaba “Este es el Espacio Cerrado…” alrededor de mi escritorio cuando no había nadie más en el salón de clase. Naturalmente, mis calificaciones cayeron en picado.

Una vez que el verano de mi tercer año llegó, y los exámenes de entrada estaban a la vuelta de la esquina, empaqué todas mis fantasías lejos y empecé a estudiar frenéticamente. Debido a la falta de tiempo libre que tuve, empecé a recuperarme de esta enfermedad. Me volví un estudiante tranquilo y reservado, y aunque no fui tan “genial” como alguna vez fui, mis calificaciones empezaron a subir rápidamente una vez que utilicé mi cerebro.


Y entonces podrías decir, bueno, es obvio que pasaste tus exámenes de entrada; ya no sufriste más de chuunibyou. Actualmente soy un estudiante de primer año de preparatoria y ninguno de mis amigos actúa como idiotas o podrías ser clasificado como chuunibyou. Esos días con mis compañeros de clase de la secundaría terminaron. Fui capaz de entrar en una preparatoria muy buena y no muchos de ellos lo lograron.
Hay unos pocos estudiantes de esa escuela, pero no estoy familiarizado con la mayor parte de ellos. Ya que es muy probable que haya tenido los peores síntomas de chuunibyou, probablemente no saben quién soy. Sólo fui otra persona más del montón de lo que saben, lo cual me conviene mucho.

Oh, bien. El pasado se encuentra detrás de nosotros. Me rescaté a mí mismo de mi idiotez, y eso es todo lo que cuenta; nadie aquí sabe acerca de mi pasado oscuro.
Eventualmente, en un nuevo ambiente, con nuevos amigos, dos meses han transcurrido suavemente. Fueron muy divertidos de una forma un tanto elegante.

No pude evitar más que reír durante nuestra ceremonia de entrada. Nuestro director salió al escenario gritando la canción de la escuela mientras vestía uno de los uniformes. Además, he estado ansioso de disfrutar una vida de preparatoria común y corriente. Habían tantos clubs que no tenía idea que existían (¿Qué diablos es sepak takraw?). A pesar de eso, fue muy divertido venir a esta escuela ya que su tradición de estudio libre va bien conmigo.
Al final, elegí no unirme a un club para poder enfocarme en mis estudios. Parecía que iba a ser muy fácil, ya que había hecho muchos amigos en mi clase. Justo ahora, mi cosa favorita es simplemente salir a pasear con ellos. Finalmente he recuperado lo que era realmente importante luego de deshacerme de mi enfermedad de chuunibyou.

Lo sé, es difícil creer que el yo “genial” quien estaba solo ahora esté pasado el tiempo con sus amigos. Es porque cuando salgo a pasear con ellos, olvido todo acerca de mi oscura historia y simplemente me divierto.

Desafortunadamente, un triste evento había ocurrido.

Bueno, quizás debería decir que estaba destinado a ocurrir. Una vez fui un paciente con la enfermedad de chuunibyou, pero había tenido una recuperación espectacular. O eso pensaba.

Era chuunibyou. Definitivamente.


Y así, empezando con ese evento, fui atado por un contrato con Takanashi Rikka.

2 comentarios:

  1. arigato ariel tengo q compartir

    ResponderEliminar
  2. realmente esta historia me pega en lo blandito, estaba a un disfraz de ser igual a este chico, doy gracias a internet que calmo mis delirios y al rock con el cual tenia tema de conversación con mis compañeros de preparatoria. seguiré esta novela hasta el final.

    ResponderEliminar