18 may. 2016

[Mahouka Koukou no Rettousei v9] [3]

Luego de una muuuuy larga ausencia, regreso con las traducciones. Por ahora no tengo pensado ir a los resúmenes ya que tengo otras series que ya tienen sus resúmenes en mi disco duro y que quisiera publicarlos. 
El blog regresa "recargado". Si se fijan se ha añadido una barra de estado para los stalker y disqus para que comenten con mayor comodidad. Deberé elegir moderador (1 o 2) para que me ayuden manteniendo el orden pervertido del blog.

En todo este tiempo he visto una corriente muy marcada por los temas de reencarnación o transportación a otros mundos. Por ahora no he leído muchas series, pero una de las que me gustaba en esa categoría es Seiun o kakeru cuando la leía en narou. Como siempre si hay algo mal, un error o una tipografía que se me hayan escapado, les agradeceré que me indiquen.

   

Que lo disfruten.

**********************************









Los que merodean en la oscuridad de la noche no son exclusivamente aquellos pertenecientes a entornos siniestros.

Los ciudadanos podían desplazarse libremente sin la amenaza de malhechores, y de forma completamente gratuita, gracias a los incansables esfuerzos por parte de los “apóstoles del orden”. Esta noche, un joven quien era (supuestamente) uno de los pilares del orden, estaba de mal humor junto a su compañero.

“Por todos los cielos, un problema tras otro......”

“............”

“¿No que nuestra mala suerte del año pasado iba a terminar por fin?”

“............”


“Algo debe haber pasado. De esta forma es realmente fácil saber si se trata de extranjeros ilegales o invasores.”

“...... Investigarlos es nuestro trabajo. Nos emplearon gracias a esta clase de incidentes, ¡así que deje de rezongar!”

Al mismo tiempo que usaba su voz clara y segura para amonestar a su superior, quien seguía mascullando “Cosas como estas no deberían pasar en absoluto......”, también dejó escapar un suspiro.

“Sí, habla Inagaki.”

Al escuchar el corto pitido en su auricular, Inagaki respondió de inmediato en tono seco.

“...... Recibido. Estaremos en la escena de inmediato.”

Después de apagar su dispositivo de transmisión, Inagaki desplazó la mirada hacia su superior, quien mostraba una cara aburrida al mismo tiempo que observaba sus alrededores.

“Inspector, son 5 cuerpos. La causa de la muerte es la misma que los anteriores. Igual que antes, no se observan heridas externas.”

Al escuchar el reporte del Sargento Inagaki, el Inspector Chiba Toshikazu suspiró mientras su mirada se dirigía al cielo.

“Y la sangre de todos los cuerpos también debe haber desaparecido. .....Por dios, 5 cuerpos en raras condiciones cada mes. Debe haber un límite al tratar de llamar la atención de los medios.”

Sin aludir a víctimas o asesinos, el Inspector Chiba Toshikazu estaba simplemente suspirando para aclarar que tan problemático era todo esto. Aun así, entre la expresión de molestia en su rostro, sus pupilas mostraron brevemente la mirada aguda de un cazador.




Angelina Shields estaba actualmente ejecutando una actuación digna de ser llamada una entrada emocionante.

El primer día de su transferencia, su sola apariencia fue tal que todo aquel en el campus se fijó en ella.

Antes de esto, el trono de la chica más hermosa en la escuela le perteneció únicamente a Miyuki. Este era el consenso combinado del grupo de estudiantes de años superiores así como de las chicas.

Sin embargo, con la adición de Lina, el título de “Reina” había mutado a “Bellezas Gemelas”. Sumado al hecho de que las dos a menudo iban juntas, esto sólo sirvió para profundizar la impresión “su belleza rivalizaba con la de Miyuki”.

El cabello rubio que brilla intensamente bajo el sol, y los irises color cielo que incluso ponían en vergüenza a los zafiros.

La cabellera de color más profundo que la misma noche y los ojos brillantes que sobrepasaban la luminiscencia del de las perlas negras.

Miyuki y Lina, iguales en belleza y aun así diametralmente opuestas en apariencia. Una luz tenue brillaba sobre el campus que recibía a esas dos.

Sólo aquel nivel de belleza era suficiente como para dejar con la boca abierta—

“Miyuki, voy a empezar.”

“Siéntete libre de hacerlo cuando quieras, te dejaré a ti la cuenta regresiva, Lina.”

Las dos estaban de pie, una frente a la otra con una separación de 30 metros.

Entre ellas, una pequeña bola metálica con un diámetro de 30 cm se hallaba colocada en un camino angosto.

Aunque había instrumentos similares en el Salón de Habilidades Prácticas, todos sus compañeros dejaron lo que estaban haciendo y concentraron toda su atención en Miyuki y Lina.

No, no sólo sus compañeros. En los puestos de observación en el segundo piso, se hallaban algunos estudiantes de 3er año quienes tenían la libertad de elegir sus horarios.

Mayumi y Mari se encontraban entre ellos.

“...... Un Poder Mágico que puede compararse al de Miyuki, ¿piensas que sea posible?”

“En cierto nivel, es la representante de Norteamérica en Japón, así que no es imposible. Aun así, sigue siendo difícil creer que alguien de la misma edad que Miyuki pueda compararse con su Poder Mágico.”

“Estoy de acuerdo. Bueno, ver para creer. Sólo lo voy a creer cuando lo vea con mis propios ojos.”

“Estamos aquí precisamente para verificar la verdad del asunto.”

La meta del ejercicio práctico era que ambos lados activasen sus CAD de forma simultánea, siendo ganador quien ganase control sobe la esfera metálica ubicada en el medio. No sólo era un ejercicio práctico fácil de realizar, también tenía un alto sentido competitivo.

Precisamente debido a su simpleza, era una forma fácil de determinar la diferencia en poder entre dos partes.

Desde que inició este ejercicio el mes pasado, Miyuki ya había alcanzado tal nivel que sus compañeros no podían siquiera pensar en alcanzar. La diferencia entre ella y el resto era tan grande que los instructores habían considerado que continuar la práctica contra otros estudiantes ya había perdido su significado.

Era un secreto a voces que ni siquiera los miembros del Consejo Estudiantil (y del Comité de la Moral Pública) que iban a retar a Miyuki al tener noticias de esto, fueran dignos rivales.

Aun así, Miyuki estaba a punto de mostrar todo su poder contra una estudiante de intercambio.

Dado que los estudiantes de curso superior quedaron destrozados a pesar de aceptar sinceramente el resultado (por supuesto, Miyuki no era del tipo que glorificase su victoria y más bien se sentía apenada por todo el asunto), Mayumi y Mari tenían que asistir a esta práctica.

Three, two, one......”

El momento que Lina pronunció “one”, ambas colocaron sus manos en el panel.

“¡GO!”

La última señal provino de ambas.

Miyuki tocó el panel con la yema de los dedos, mientras que Lina presionaba toda la mano sobre el suyo.

Calma y acción, sus verdaderas personalidades se reflejaban en sus gestos. Sin embargo, esto sólo reflejaba el lado físico de las cosas.

Deslumbrantes formaciones de psion se combinaban y explotaban en los Eidos de la bola metálica que servía como blanco. Ya que no era una luz que pudiera verse a simple vista, cerrar los ojos no tenía sentido.

Algunos de los observadores que no habían dominado las técnicas de interferencia mágica se presionaban las sienes y sacudían la cabeza.

La luz se desvaneció después de un breve instante mientras que la esfera de metal se deslizaba lentamente hacía Lina.

“Aah, perdí de nuevo.”

“Jeje, ahora estoy en la delantera por dos rondas, Lina.”

Lina proclamó su inconformidad en aceptar la derrota mientras que Miyuki sonreía levemente mientras disimuladamente soltaba un suspiro de alivio.

En base a sus reacciones, era bastante obvio que la ganadora de esta competencia (no es que se tratase de un concurso de verdad) fue Miyuki. A pesar de decir “dos rondas en la delantera”, esta frase que normalmente se reservaba para el vencedor no dejó una impresión contundente de una victoria imponente, se pareció más a—


“......De verdad van cabeza con cabeza.”

“En términos de rapidez de activación, la estudiante de intercambio fue en realidad más rápida, ¿no es así?”

“Sí, pero Miyuki gana en fuerza de interferencia, así que tomó el control antes de que la magia de su oponente terminara. Iniciativa versus poder...... En lugar de llamar esto una competencia de fuerza pura, podría llamarse una victoria táctica.”

A los ojos de Mayumi y Mari, en término de procesos sistemáticos simples, las dos poseían igual Poder Mágico.

—Después de eso, el mismo ejercicio se repetiría cuatro veces, con ambos lados obteniendo un resultado dividido de 2 a 2, así que Miyuki terminaría a la cabeza por dos rondas aún.


Medio día en la cafetería vecina.

Ya que Lina estaba sentada con ellos el día de hoy, no podía describirse como su formación de siempre. Desde el intercambio una semana atrás, había sido arrastrada de un lado a otro y sentado con un grupo distinto cada vez para el almuerzo.

Al maximizar su red de posibilidades, podía decirse que se trataba de una estudiante de intercambio modelo. En términos de comer con el grupo de Tatsuya, en realidad se trataba de la primera vez desde su primer día de transferencia.

“Eres bastante popular, Lina.”

“Gracias. Me alegra que todos sean tan amables.”

Ante el nada reservado elogio de Erika, Lina optó por responder con una actitud despreocupada en lugar de una forma humilde o innecesariamente avergonzada.

No había forma de saber si esta actitud era su verdadera personalidad o simplemente su entorno cultural, pero Tatsuya y compañía (incluida Erika) sintieron que se trataba de un cambio refrescante.

“Aun así, es una sorpresa que Lina sea tan hábil. Aunque sabía que alguien seleccionado para un intercambio definitivamente tendría las habilidades que la apoyasen, realmente no pude creer que pudieras rivalizar con Miyuki a tal grado.”

“No, creo que yo debería ser la sorprendida aquí.”

Ante el elogio de Mikihiko, Lina abrió los ojos sin poder creerlo.

—Hablando de ello, al menos en comparación con Miyuki, Mikihiko sentía que era más fácil hablar con Lina. Cuando hablaba con Miyuki, todavía lo hacía de manera formal mientras que podía hablar de forma más casual con Lina.

“Solía ganar todo el tiempo en concursos a nivel de secundaria como estos, pero parece que nunca puedo derrotar a Miyuki, y cuando me enfrento a Honoka, puedo ganar en habilidad en general pero aún pierdo en cuanto a complejidad de diseño. Como era de esperar de Japón, una de las naciones más fuertes en cuanto a magia.”

“Lina, los ejercicios prácticos son sólo eso y no una competición. Creo que no tiene mucho sentido pensar en victoria o derrota.”

“Las competiciones mágicas son muy importantes. Aunque sólo se traten de ejercicios prácticos, creo que elegir materias altamente competitivas en las que importe la victoria es la única manera de mejorar.”

En contra de la humilde reflexión de Miyuki, Lina embistió con su contra-argumento, sin miedo en absoluto a cualquier posible choque de opiniones.

Esa era simplemente su forma de ser, lo cual era un cambio refrescante a su propia forma de ser.

“La voluntad de luchar es muy importante durante las competiciones, pero en verdad no es necesario llevarlo más allá del evento en sí, ¿verdad? Los ejercicios prácticos a la final son sólo ejercicios, y fundamentalmente distintos a exámenes de habilidad prácticos que determinan la proeficiencia de una persona.”

“...... Es verdad. Quizá Tatsuya tenga la razón. Puedo haberme excitado un poco.”

“Emocionarse no es una cosa mala. Miyuki también se ha vuelto más motivada con una nueva oponente en el campo, así que en ese aspecto, debo darte las gracias, Lina.”

Lina asentía una y otra vez ante las palabras de Tatsuya al principio, pero ahora estaba dada la vuelta hacia él con una expresión de incredulidad.

 “Apareció, el comentario siscon de Tatsuya-kun.”

A un lado estaba Erika comentando un “oh cielos” mientras pretendía suspirar.

“A-Ah, así que se trata de eso...... Tatsuya y Miyuki están en muy buenos términos.”


(Nota: Algo que no puedo traducir bien es la forma de hablar de Lina. En general se parece a Erika, pero a veces tiene palabras o acento que es difícil interpretar. En los juegos de Mahouka le hacen el hablado algo ‘extranjero’. En esta parte y en algunas otras el autor se vale del katakana para expresar la pronunciación de los nombres cuando habla Lina.)


Conteniendo una exclamación más inadecuada, Tatsuya pareció haber sentido que la mirada de Lina hacia él se volvía cada vez más fría.

“Hablando de ello, Lina, aunque en realidad no es algo muy importante......”

Detectando que el ambiente se dirigía a una dirección retorcida, Tatsuya cambió de tema.

“¿Qué cosa?”

Ella le miraba de forma gélida, pero sin importancia, así que probablemente se trataba de una actuación paralela a la broma de Erika.


Aunque era el resultado que esperaba basado en sus observaciones, no había garantía de que estuviera en lo correcto. Aun así, se trataba de Tatsuya, y él no era tan suave como para cerrar la boca y retirarse sólo con eso.

“Si recuerdo correctamente, ¿no es ‘Angie’ el apodo común para ‘Angelina’?”

No se suponía que fuera una pregunta impactante.

Al menos, ese fue el caso para Erika, Mizuki, y Honoka, quienes estaban sentadas con ellos.

Aun así, por un breve instante, la expresión de Lina definitivamente se alteró.

“No, lo recordaste correctamente, pero el apodo ‘Angie’ no es tan raro como crees. Por ejemplo, en primaria tuve una compañera de clases que se llamaba ‘Angela’ quien también era llamada ‘Angie’.”


“Así que es por eso que Lina prefiere ser conocida como ‘Lina’ y no como ‘Angie’.”

Asintió Tatsuya comprendiendo.

Nunca demostró que había descubierto qué tanto se había alterado Lina ese momento.




La Primera Preparatoria no tenía dormitorios para los estudiantes.

Ya que sólo había nueve preparatorias mágicas en todo el país, era inevitable que hubiera estudiantes del extranjero también.

Así, mientras no parecía que las habitaciones para estudiantes se tratase de algo fuera de cuestión, en esta época, aparte de unos pocos internados que veían los dormitorios estudiantiles como parte integral del currículum, los edificios para dichos dormitorios ya no se encontraban más en servicio.

En la era moderna, HAR (Robots de Automatización del Hogar) ya habían penetrado el mercado masivo, la compra de ítems de consumo diario se puede hacer en línea con entrega directamente en la puerta del hogar, así que los estudiantes podían vivir por su cuenta sin incomodidad alguna, haciendo de los dormitorios estudiantiles una redundancia. Debido a lo anterior, la mayoría de estudiantes que no podían regresar a sus casas elegía rentar una casa cerca a la escuela. Como estudiante de intercambio, no era nada extraño que Lina rentase un apartamento. Su casa estaba a tan sólo dos paradas de autobús de la escuela, lo cual se consideraba cerca gracias al transporte público moderno. El motivo por el cual no rentó un estudio personal o una suite de un dormitorio y en su lugar eligiera un apartamento tamaño familiar, se debió a que Lina no estaba viviendo sola.

“Bienvenida, Lina.”

“Silvie, ¿ya estás de vuelta?’”

El momento que Lina abrió la puerta del departamento, la sub oficial Silvia, quien servía como apoyo en esta misión, le dio de inmediato la bienvenida como si hubiera estado esperando su llegada desde hace un buen rato.

“Ya es muy tarde, ¿no es así?”

Sonrió Lina mordazmente al escuchar esto, luego de tomar el camino más largo a casa, y dirigiéndose hacia el comedor con su uniforme puesto. Ahí estaba...,

“Mia, ya estás aquí.”

Una mujer joven con expresión tensa dio la bienvenida a Lina. Se hallaba de pie enfrente de la mesa y probablemente terminó de conversar con Silvia hace poco.

“Sí, disculpas por incomodarla, Mayor.”

La mujer llamada Mia respondió en todo tenso. Con una sonrisa forzada en el rostro, Lina tomó asiento.

“Por favor toma asiento Mia. Silvie, ¿podría molestarte con algo de té?”

Por lo general, Silvia ignoraría por completo la cadena de comando y respondería con un “Ya que eres una chica, deberías servirte tu propio té”. No obstante, no estaba con alguien que pudiera tomar eso de buena forma.

“¿Está bien té con leche? Mia, ¿deseas una taza?”

“Ah, sí, muchas gracias.”

La pregunta de Silvia parecía haber aterrado a Mia, pero al menos se relajó un poco mientras respondía.

El nombre completo de la mujer era Michaela Hongou, o Mia para abreviar. Compartía el linaje japonés de Lina, pero a diferencia de ella, Mia podía mezclarse por completo en base a su apariencia. ¿Quizás su tono de piel era algo más oscuro? Este nivel no era suficiente como para llamar la atención en Japón.

Se trataba de una de las espías que había ingresado a Japón en el grupo anterior al de Lina. Dicho eso, ése tampoco era su rol original. Su verdadera identidad era el de una investigadora mágica asociada al Departamento de Defensa, quien se especializaba en Magia Sistemática de Liberación. Era una mujer talentosa quien participó en el experimento del agujero negro en Dallas el pasado noviembre. Se ofreció como voluntaria para esta misión de búsqueda por un avance alternativo de una “reacción de aniquilación por conversión de energía” luego de la debacle en el Centro de Investigación Dallas.

Al igual que muchos investigadores, también era una maga. A diferencia de los estudiantes falsos que llegaron este mes bajo la fachada de investigación mutua, ella se había infiltrado en la Universidad de Magia bajo la identidad de una vendedora e ingeniera de la rama japonesa de Industrias Maximillian, “Mia Hongou”. Hablando de ello, su hospedamiento actual estaba ubicado justo en el departamento junto al de Lina. A pesar de no ser personal de inteligencia o de combate, seguía sirviendo como apoyo y estaba lo suficientemente protegida como para servir como personal activo para esta misión de infiltración.

“¿Tienes alguna pista?”

La pregunta inicial de Lina fue pronunciada por Silvia, quien acababa de tomar asiento luego de servir las tazas.

“He repasado la información publicada, pero hasta ahora no he hallado nueva información.”

“Ya veo, parece que no hay forma de conseguir resultados rápidamente desde esa dirección.”

Esta vez se dio la vuelta hacia Michaela.

“¿Qué tal por tu lado, Mia?”

“Nada tampoco...... Lo siento.”

Michaela se había relajado un poco antes de tensarse de nuevo por la ansiedad.

No era intención de Lina hacer que todos se pusieran tensos como si se tratase de una persona estricta. Sin embargo, desde el final del año pasado, Michaela siempre se hallaba extremadamente nerviosa cerca de Lina desde el primer día. En lugar de decir que (se trataba) de la existencia de una división entre investigadores y personal de combate, la (razón) más probable era que Lina se hallaba en la cúspide del grupo de magos de USNA como ‘Sirius’, a pesar de su joven edad. Con sólo decirle que se relajara no pasaría nada. Aunque ya habían pasado dos semanas desde ese día y ahora eran capaces de cierto nivel de interacción, esto sólo estaba restringido a conversaciones diarias. A corto plazo, Lina supo que era imposible lograr el mismo grado de relación amigable y despreocupada que compartía con Silvia.

“¿Cómo van las cosas de tu lado, Lina? ¿Te has vuelto más cercana al objetivo?”

Al escuchar le pregunta de Silvia, la expresión de Lina pareció nublarse.

“No siento que me haya vuelto más cercana en absoluto.”

Suspiró Lina y mostró una sonrisa amarga en el rostro.


“No he conseguido un solo pedazo de información crítica, y parece que ellos ya han visto a través de mi fachada.”

“...... ¿De qué estás hablando?”

“Tatsuya me preguntó ‘¿no es Angie el sobrenombre en general para Angelina?’ y casi me da un infarto.”

“¿No pudo haber sido coincidencia?”

“No lo sé. Soy un gran fracaso. Así que supongo que realmente no estoy hecha para esto, ¿no es así?”


Lina seguía suspirando. Silvia volvió a llenar su taza con té. Al notar que Silvia y Michaela la miraban preocupadas, Lina consiguió seguir con nuevos bríos.

“No se preocupen, mi oponente es sólo un estudiante de preparatoria después de todo. No debería ser capaz de descubrir mi identidad como Sirius. Incluso si lo sospechara, no hay forma que se encuentre con algo concreto.”

No era falta ser genio como para saber que esas grandes palabras sólo eran por aparentar. Al principio, Lina ya había sido encargada con la identificación de su objetivo bajo cualquier circunstancia, así que decir “no haber sido identificada” eran palabras sin sustento. Silvia estaba consciente de esto, pero decidió abstenerse luego de considerar que afectaría su ánimo para peor. Además, no es como si pudiese decir que su oponente no se trataba de un estudiante de preparatoria común.




Luego de pasarle una bata a su hermana menor, quien acababa de levantarse de la cama del dispositivo examinador de ondas psion en nada más que su ropa interior, Tatsuya observó los resultados del examen mientras que su característica cara de póker contenía leves indicios de preocupación que no podían escapar de la mirada de Miyuki.

“...... ¿Te preocupa algo? Onii-sama, por favor siéntete libre de decirme lo que sea. Sin importar lo que Onii-sama tenga que decir, siempre estaré dispuesta a escuchar.”

Más que llamarla una sobre reacción, sería mejor definirla como extremadamente motivada.

Al mismo tiempo que este pensamiento pasaba por la mente de Tatsuya, quedó algo confuso en cómo responder y que expresión mostrar ante esto, y al final simplemente soltó una pequeña risita.

“No, en lugar de decir que algo me preocupa, creo que esta vez es asunto mío. Ya que el límite superior de la escala de diseño mágico sobrepasó las expectativas originales, el poder de procesamiento del CAD ya no puede soportar tu Poder Mágico. Pensaba en configurar un área de cálculo mágico más grande en su interior...... Estás pensando las cosas de más.”

“Lo lamento.”

“¿Por qué? Yo debería estar elogiándote.”

Acariciando amablemente el cabello de su hermana menor mientras ésta seguía con la cabeza inclinada, Tatsuya sonrió cálidamente hacia Miyuki mientras ella levantaba la cabeza.

Miyuki siguió la guía de su hermano, más bien imitando la sonrisa del mismo. Todo estaba bien hasta este punto—

(...... No es momento para estar sonrojándose.)

Consciente del peligro inminente —en gran parte representado por el escote que se asomaba a través del espacio entre la bata— Tatsuya continuó rápidamente con la conversación.

“Parece que el intercambio de Lina en tu misma clase se ha vuelto un excelente estímulo.”

Luego de escuchar el nombre de Lina, el sonrojo que cruzaba el rostro de Miyuki se desvaneció de inmediato.

“Ciertamente...... Podría sonar un poco arrogante, pero hasta ahora no me he encontrado con un oponente de su calibre.”

No se debía a que el humor se hubiera arruinado. Miyuki no era la clase de mujer que se molestaría luego de escuchar el nombre de otra salir de los labios de Tatsuya. Su expresión contenía un grado visible de transparencia por una razón completamente distinta. Un silencioso, pero agitado espíritu de batalla se podía hallar en su mirada.

“Por cierto, Onii-sama, ¿en verdad la pregunta que hiciste esta mañana tenía como objetivo...?”

“¿Te diste cuenta?”

Tatsuya rió levemente mientras decía esto.

“Como era de esperar, Lina es ‘Sirius’.”

Declaró Tatsuya mientras su sonrisa era reemplazada por una expresión seria.

“Como se esperaba, es imposible ocultar estas cosas a Miyuki.”

Al ver que Tatsuya reía una vez más mientras levantaba los brazos para estirarlos, Miyuki no pudo mantener el rostro serio por mucho más y sonrió de forma traviesa mientras levantaba un dedo hacia Tatsuya.

“Por supuesto, ya que Miyuki es quien observa a Onii-sama más cerca que cualquier otra persona.”

Tatsuya intencionalmente soltó una risa fuerte. Era imposible saber si sentía que Miyuki bromeaba o simplemente era qué él quien lo interpretaba como tal.

Al ver a su hermano reír, la única cosa en la mente de Miyuki era qué tanto quería realmente saber lo que Tatsuya pensaba en realidad.

Más que el hecho del aire acondicionado del sótano (o más bien la instalación subterránea) siguiera en funcionamiento, se debía a una ligera bata cubriendo su cuerpo casi desnudo la verdadera razón por la que ninguno de ellos podía relajarse.

Miyuki necesitaba volver a su habitación y cambiarse de ropa, así que los dos regresaron a la casa.


Lo que cubría las esbeltas y exquisitas piernas de Miyuki no era un par de leggings o mallas negras, sino medias de color negro. La vestimenta en la parte superior de su cuerpo era más bien holgado y se podía ver algo de la piel pálida de Miyuki entre la minifalda y las medias.

Todo esto estaba muy bien mientras se hallaba de pie, pero el momento que Miyuki tomó asiento, de inmediato se dio cuenta de ‘¿no es esta una situación terrible?’ —y exactamente ¿por qué era esto peligroso?, pensaba Tatsuya en su cabeza.

Inconsciente de los sentimientos de su hermano —tampoco es como si él pudiera saberlo— Miyuki colocó la taza de café frente a él.

Con excepción de hoy día, se sentó enfrente de Tatsuya en lugar de hacerlo en el sofá junto a él.

Tampoco adoptó una posición de loto con las piernas una encima de otra.

En su lugar, juntó las rodillas y las inclinó levemente en diagonal.

Esta era una postura bastante atrayente la cual daba cierto atisbo de los encantos ocultos bajo su falda.

Sin saber muy bien las intenciones de Miyuki (la intención superficial era obvia, pero el verdadero significado seguía eludiéndolo), Tatsuya eligió dejar de concentrarse en eso.

Después de tomar esa decisión, la mirada de Tatsuya dejó de ir de un lado a otro.

Al otro lado de la mesa, pudo detectar cierto grado de descontento por parte de Miyuki, pero eligió no preguntarle y empezó a hablar mientras la observaba.

“Continuando con nuestra conversación, creo existe una alta probabilidad de que Lina sea ‘Angie Sirius’.”

El mes pasado, Tatsuya recibió una alerta de su tía Yotsuba Maya de que la unidad de magos de la armada de USNA, los Stars, habían empezado a investigar al mago responsable por la Magia de Clase Estratégica “Material Burst”. Al mismo tiempo, Maya había dejado en claro que Tatsuya y Miyuki muy probablemente habían sido incluidos entre los sospechosos potenciales.

Tatsuya creía que Lina transfiriéndose a la Primera Preparatoria era posiblemente uno de los aspectos de la actual guerra de inteligencia.

“Actualmente, el problema es que hemos descubierto la identidad de Sirius a pesar de los esfuerzos de nuestra oponente por mantenerla oculta. Además, también podemos ver que están tratando de revelar nuestras verdaderas identidades.”

Era simplemente natural que Tatsuya estuviera confuso, dada la inexplicable personalidad débil y bajas defensas mentales de Lina, al menos para los estándares de USNA. La razón de esto todavía escapaba del alcance de Tatsuya por ahora.

“Además—“

Quizá estallaría en risas una vez supiese la verdad, pero ahora mismo Tatsuya mostraba un expresión seria mientras continuaba con su análisis.

“¿Por qué iba USNA a enviar a Sirius, quien es prácticamente su carta triunfal, hasta aquí?”

Miyuki desde hace rato había cambiado de humor y siguió el ejemplo de Tatsuya al adoptar una tono más serio.

“Aun así, en base a lo observado el mes pasado, siento que la fuerza de Lina no yace en trabajo de espionaje. Siento que su verdadera misión podría estar concentrada en cualquier otra cosa y su fachada está diseñada justo para eso.”

“Sirius simplemente cubre demasiados aspectos......”

“Asumiendo que Lina es Sirius...... Su misión de infiltración puede sólo ser una encubierta. Su objetivo real podría ser otro.”

“Para que USNA se viera forzada en incluir a Sirius en una misión internacional...... ¿De qué podría tratarse?”

Podrían ahondar demasiado en ello, pero afortunadamente ambos seguían sin tener las cosas claras.

“No tengo idea...... Sin embargo, ahora mismo no creo que tengamos que concentrarnos en eso.”

Desde una perspectiva omnisciente, la especulación de Tatsuya ya se había desviado de tema mientras que su tono de voz perdía su fuerza inicial.

“Somos bastante afortunados de que América te haya provisto con una rival tan excelente, Miyuki.”

No obstante, su tono serio no desapareció.

“Así es, Onii-sama.”

Antela mirada y tono serios, Miyuki cambió su voz.

“Compite contra Lina con todas tus fuerzas. Acabamos de conversar sobre ello esta mañana, pero deberíamos preocuparnos por ganar o perder. Esto te llevará a un plano mucho más avanzado que antes.”

“Sí.”

“Competición mutua como combustible para el crecimiento también aplica para Lina, pero ahora mismo no debes preocuparte de eso. Esta es una rara oportunidad.”

Al escuchar las poderosas palabras de Tatsuya, Miyuki mostró una sonrisa calmada sin rastro alguno de incomodidad.

“Es verdad. Además, Miyuki tiene a Onii-sama con ella. Mientras Onii-sama esté de mi lado, no temeré enemigo alguno, incluso si se trata del propio Sirius.”

Las palabras de Tatsuya se referían a un rival, y no a un oponente.

Había cierto tinte en las palabras de Miyuki indicando que estaba saliéndose levemente del tema.

No obstante, frente a la confianza absoluta de Miyuki, Tatsuya asintió la cabeza sin dudar.




Había cierto número de cambios en las actividades extracurriculares de Tatsuya. Oficialmente sólo habían dos, quedarse en la biblioteca y patrullar el campus como miembro del Comité de la Moral Pública. Pero el último presentaba demasiadas interrupciones.

Suficientes como para hacer que se detuviese uno a pensar si alguien estaba conspirando contra él.

Hoy, esta sensación era particularmente prominente.

Aunque los miembros del Comité de la Moral Pública tenían el derecho de llevar CAD dentro del campus, Tatsuya por lo general no usaba uno mientras cumplía las tareas del Comité.

En principio. Los CAD eran herramientas que acortaban el tiempo necesario para activar las Cuatro Magias Sistemáticas. Tenían sólo un uso limitado con un tipo de magia distinta, como la Magia Sistemática Externa. Magia No Sistemática, Magia Ancestral y especialmente si la Magia no Sistemática fuera sólo para liberar psiones al punto de que la falta de CAD no pareciera algo extraño en absoluto.

Después de revelar accidentalmente su habilidad en usar Gram Demolition durante la Competición de las Nueve Escuelas, Tatsuya se restringió a sí mismo a Magia No Sistemática fuera de clases desde el inicio del segundo semestre. Era más que suficiente para manejar cualquier problema, así que no era necesario llevar un CAD propio.

El motivo por el cual llevaba CAD del Comité durante su patrullaje, se debía a su poder ficticio. Aunque no poseían gran poder como armas, Tatsuya regresaba puntualmente a los cuarteles generales antes de su patrullaje y colocaba los CAD en sus dos muñecas.

Como era costumbre, Tatsuya se dirigió a los cuarteles después de las clases del día de hoy cuando observó la figura de Lina. Incluso a la distancia, aquel destello de cabello rubio era inconfundible.

Conteniendo las ganas de salir huyendo basado en augurio de problemas, Tatsuya hizo gran esfuerzo en mantener su nivel de voz.

“Buenos días.”

Desde hace mucho ya se había acostumbrado a los saludos de los miembros del Comité que no tenían en cuenta la hora del día. Caminó entre la multitud —la cual en realidad no eran más de 5 personas, y rápidamente terminó los preparativos en sus manos.

“Ah, Shiba-kun, perfecto.”

Desafortunadamente, Tatsuya fue pillado por Kanon.

Su habilidad para ocultar su decepción fue el producto (?) de su entrenamiento diario.

“¿Qué ocurre?”

La voz de Tatsuya no mostró ningún tinte cálido, objetivo o subjetivo. Era ambos, un punto fuerte y una debilidad de Kanon que no prestara atención a detalles como estos.

“Se trata de Shields-san. ¿Creo que ya la conoces?”

No era tanto una pregunta. Por supuesto, la única opción de Tatsuya fue asentir.

“Shields-san desea observar las actividades diarias del Comité de la Moral Pública. Creo que quiere ver cómo las preparatorias mágicas japonesas se gobiernan a sí mismas. Shiba-kun está de turno hoy, así que deberías ser capaz de darle un recorrido.”

Qué problemático, pensó Tatsuya. No tenía muy claras las intenciones de Lina, pero sintió que esto definitivamente aumentaba la probabilidad de eventos problemáticos. Estaba garantizado, ya que estaba seguro de que se encontrarían con estudiantes (todos ellos de cursos superiores) encantados con Lina, observándolo con miradas agudas. Incluso si no le vieran con esas miradas dentro del Comité, no se atrevía imaginar lo terriblemente molesto que sería caminar por el campus con Lina. Vamos, que tanto la petición de Lina como la delegación de Tatsuya fueron eventos perfectamente lógicos.

“Entendido.”

Tatsuya no tenía más opción que ofrecer una rendición inmediata e incondicional.


Lina se había transferido reciente así que no era tanta sorpresa, pero esta era la primera vez que caminaban juntos a solas. Estrictamente hablando, con todos los estudiantes amontonándose por los alrededores, los dos no estaban solos en el campus, pero la atmósfera incómoda no parecía querer cambiar dependiendo de si otros estaban presentes o no.

En primer lugar, en defensa de Tatsuya, la atmósfera incómoda no se debía a que tuviera a una increíble belleza como Lina caminando junto a él, sino gracias a que Lina nunca dejó aquella sensación inquisidora hacia él. De vez en cuando, le echaría un vistazo con curiosidad a Tatsuya, y a pesar de sus esfuerzos por tratar de ocultar estas miradas, Tatsuya sentía que sólo la estaban hundiendo más y más.

Aun así, Tatsuya no podía simplemente decir “Eres una espía, ¿verdad?”. La presión simplemente seguía acumulándose como un volcán a punto de estallar.

“¿No tenía la escuela de Lina este sistema?”

Tatsuya sintió que no podía soportar este drama silencioso por mucho más (técnicamente hablando, sólo fueron unos diez metros desde los cuarteles generales). ¿Qué clase de silencio pesado es este?, pensó Tatsuya mientras se dedicaba a su raramente visto sentido del servicio público y brindaba una pregunta inicial. —Ahora que pensaba en ello, esa fue una pregunta increíblemente maliciosa.

“¿Eh? E-Esto......”

Maliciosa porque podía ver el nerviosismo de Lina.

Los rumores decían que todo aquel que recibía el título de “Sirius” era un peleador de primera línea de cabo a rabo. Era más que seguro que Lina nunca haya cursado el entrenamiento de infiltración, pensó Tatsuya, incapaz de decidir si reír o llorar.

“...... No puede evitarse si una estudiante de primer año no sabe nada al respecto.”

Sintiéndose algo culpable por el estado alterado de Lina, Tatsuya trató de brindarle un salvavidas. No había de necesidad de descubrir su fachada ya que al poner todas las cartas sobre la mesa las cosas sólo se tornarían más problemáticas.

“S...... Sí, eso mismo. Esa es la razón por la que quería comprender el secreto que haría a un estudiante de primer año unirse a esta clase de actividades en el campus.”

En realidad no estaba muy acostumbrada en manejar evasivas, pero tenía una buena cabeza sobre esos hombros, pensó Tatsuya. Fue lo suficientemente ágil como para tomar el salvavidas que otros le lanzaban, lo cual la ponía en mejor posición que su propia hermana.

Como sospechaba, estaba siendo apuñalado de lado a lado por toda clase de miradas. Sin embargo, probablemente conscientes de dejar una impresión negativa frente a la estudiante de intercambio, nadie se atrevió en hacer algo contra él.

Siendo así, Tatsuya guió a Lina a través de los cuartos de ejercicio práctico y laboratorios de investigación. Este patrullaje acompañado de explicaciones daba la impresión de él guiando un paseo por el campus.

Lina se detuvo repentinamente al final del edificio que se situaba junto a los laboratorios de investigación, cerca a las gradas que llevaban al edificio vecino.

“¿Estás cansada? ¿Quieres regresar?”

Por supuesto, sabía que esta no era la verdadera razón por la que se detuvo. Sólo lo dijo para entablar una nueva conversación.

“No, estoy bien.”

Su tono daba la impresión de no estar segura por dónde empezar.

“¿Entonces?”

Ante la insistencia de Tatsuya, Lina finalmente se deshizo de su titubeo inicial.

“Tatsuya es un sustituto —un estudiante de Curso 2, ¿verdad?”

“Así es, ¿hay algún problema con eso?”

Ha pasado un buen tiempo desde que alguien se hizo presente con dicha pregunta. ¿Otra vez eso? En lugar de sentirse de esa manera, se sentía bastante reconfortado por ello y respondió con una pregunta.

“Cuando le pregunté a Miyuki por qué tenías un uniforme distinto a todos los demás en la Clase A, me dijo eso en un tono de voz bastante molesto.”

Lina estalló en risas cuando recordó aquel incidente. Ciertamente sonaba a que el switch de Miyuki había sido activado, Tatsuya rió levemente.

“Pero, cuando le pregunté a Kanon antes, dijo que Tatsuya está en el grupo de élite entre los magos de la Primera Preparatoria.”

Cuando Tatsuya escuchó el nombre de Kanon siendo pronunciado como “cañon”, lo interpretó unilateralmente como cañón — llamar cañón a Kanon era algo grosero.

Con tantas cosas innecesarias cruzando su mente, comprendiendo lo que Lina trataba de decir tomó algo más de tiempo que el usual.

“Tatsuya, ¿por qué pretendes ser un pésimo estudiante? Y ya que lo haces, ¿por qué revelas tan fácilmente tu verdadera fuerza? El comportamiento de Tatsuya es bastante irregular así que no comprendo por qué haces las cosas de esa manera.”

Luego de escuchar la pregunta de Lina al final, finalmente comprendió lo que realmente quería decir.

“No tengo idea de qué fue lo que le preguntaste a Chiyoda-senpai, pero no es como si pretendiese hacer nada. En realidad soy un pésimo estudiante.”

Afortunadamente, Lina dio una explicación detallada para poder transmitir su pregunta y no lo dejó simplemente en ascuas, caso contrario se habría puesto en vergüenza a sí mismo. En realidad tenía que dar fin a esos pensamientos innecesarios, pensó Tatsuya.

“Los exámenes de habilidad práctica dependen de la rapidez, escala, y fuerza, y se basan en estándares internacionales. Sin embargo, la victoria o la derrota en combate real no dependen estrictamente de esas tres variables. En principio, el poder físico juega un papel muy importante en combate real. Aunque mis exámenes en habilidad práctica me etiquetaron como un estudiante de baja categoría, puedo mantener mi ventaja en una pelea. Tan simple como eso.”

Esa era la indiscutible verdad. Tatsuya creía que eso era suficiente para responder la pregunta o, en cierto nivel, desviar la misma.

“...... Estoy de acuerdo en que las calificaciones de habilidad práctica y proeficiencia de combate son dos cosas distintas.”

Sin embargo, las palabras de Lina no eran las esperadas y parecían apuntar a algo más.

“También fui alguien que no era espectacular en la escuela, pero como mago fui útil en el campo de batalla.”

Un aura sospechosa empezó a manar del cuerpo de Lina lentamente.

“¿No es eso magnífico?”

La calidez en los ojos de Tatsuya se desvaneció.

“Puedo darme cuenta, eres bueno.”

Ante esa mirada gélida, o más bien, de hierro, Lina mostró una sonrisa deslumbrante.

No se trataba de una flor floreciendo, sino de la belleza de una cuchilla afilada a su máxima expresión.

La mano de Lina se movió repentinamente.

Tatsuya interceptó suavemente la palma golpeadora.

La mano derecha en forma extendida que Lina usó con el movimiento más simple posible para atacar fue atrapada por la muñeca por Tatsuya.

La palma extendida que apuntaba hacia el mentón de Tatsuya fue interceptada antes de poder siquiera llegar a la garganta.

Lina cambió la mano derecha en forma de pistola y lanzó un ataque con su dedo índice.

Una garra aterradora se aproximaba silbando contra el viento hacia el rostro de Tatsuya.

En un instante, Tatsuya desvió la mano derecha de Lina hacia un lado.

Lina frunció el ceño cuando la luz psion que reunió en la punta de su dedo índice se dispersó antes de que el golpe fuera dado.

“Qué peligroso.”

“Creí que lo esquivarías.”

“¿Podrías explicármelo?”

“Antes de eso, ¿podrías soltar mi mano? Duele, y esta posición es un poco vergonzosa para mí.”

Para poder desviar su mano a un lado, la distancia entre los cuerpos de Tatsuya y Lina había disminuido bastante. Desde un lado, parecía como si Tatsuya estuviera atacando a Lina —y forzando un beso.

Tatsuya dejó ir la mano de Lina de inmediato.

No obstante, sus ojos no mostraban ni pena o remordimiento.

“De verdad, eso dolió. Incluso dejaste una...... ¿Eh? ¿Ni una marca? ¿Precisión en control de fuerza?”

Lina se mostró perpleja mientras usaba su mano izquierda para arreglar la manga derecha.

“Después de tratar de golpear un punto de presión en el rostro de otra persona, dejarte experimentar un poco de dolor es lo menos que te mereces.”

“Ese fue tan sólo un bloque de psion simple que no representaba amenaza alguna. Lo máximo que podría haber hecho fue dar la impresión de ser golpeado por un disparo.”

“Creo que eso es más que suficiente para justificar el trato que recibiste.”

Incluso luego de ver esa cálida sonrisa, la expresión de Tatsuya no se relajó en lo más mínimo.

Lina sólo pudo suspirar y levantar ambas manos.

“Entiendo, entiendo. Por favor perdone mi rudeza, Tatsuya-sama”

Lina volvió a su actitud normal y se inclinó de forma sumisa hacia Tatsuya antes de alzar la mirada.

La expresión severa en el rostro de Tatsuya de repente cambió curvando las comisuras de su boca por alguna razón extraña.

“...... ¿Algo más?”

“No, eso es suficiente. Creo que podremos hablar de forma normal en el futuro. Aunque este refinamiento no parece ser parte de Lina en absoluto.”

Parecía que el cambio en las comisuras de la boca de Tatsuya se debía a que sintió que eso no iba con ella.

“¡¿En qué forma no soy refinada?!”

“En tu personalidad.”

No estaba seguro si entendería el significado de un término vago como ‘personalidad’, pero dado que Lina era fluente en japonés, no debería haber problema alguno, de ahí que Tatsuya se saltase la explicación esta vez.

Entonces, ya sea para bien o para mal, interpretó correctamente sus palabras.

“¡Para nada! ¡Para que sepas, he sido invitada a tomar té con el Presidente!”

Impulsada a seguir, Lina trataba de probar su elegancia.

“Oh......”

Al escuchar esto, Tatsuya rió levemente.

Entre esta sonrisa, hubo cierto tiente de un frío congelante.

Por reflejo, Lina se tapó la boca.

En la expresión de Tatsuya, se podía ver a Mefistófeles riéndose de ella.

“El Presidente, ¿eh......?”

Habían varios puestos de poder que podría incluso darle a magos, capaces de asesinar sin arma alguna, cierta reserva. Incluso en un país como Japón que no tenía muchas divisiones marcadas, existía pocas personas especiales en poder que incluso los magos debía tomar antídotos de forma periódica para anular cualquier veneno en sus cuerpos antes de reunirse con ellos.

En USNA, el único mago que puede reunirse con el Presidente cara a cara era probablemente......

 “Me he descubierto, ¿verdad......?”

Incapaz de aceptar el resultado, Lina miró a Tatsuya, pero este fracaso era completamente culpa de Lina.

“Mi fama me precede. Fue pura coincidencia que la conversación fuera en esa dirección. Con respecto a la pregunta, creo que Lina se hundió a si misma por su propia cuenta, ¿no es así? Después de todo, Lina fue quien inició esto.”

(Nota: Lina habla en tercera persona refiriéndose a sí misma.)

Y es así como se sufre en silencio. La única cosa que Lina pudo hacer fue continuar mirando fijamente a Tatsuya con frustración.

“Entonces, ¿explicarás por qué hiciste todo esto?”

“...... Sólo quería saber qué tan capaz es Tatsuya.”

“¿Qué tan capaz soy? ¿Para qué?”

La mirada de Lina se apartó de Tatsuya quien se quedó parado con el ceño fruncido, sospechando.

“Nada realmente...... fue simple curiosidad.”

“Curiosidad...... Hiciste todo ello sólo por eso.”

Viendo fácilmente a través de esta fragrante mentira, Tatsuya continuó mascullando.

Lina dejó salir un pequeño “Heh......”.

“...... Estrictamente hablando, así es. En realidad......”

Hablando bajito, Lina volvió la mirada hacia Tatsuya de nuevo.

“Quería saber si te gustaría ir a USNA.”

“¿Yo, a América?”

“En mi opinión, tienes un nivel bastante alto de habilidad y aun así quedas relegado a un posición tan baja. ¿No te gustaría estar en un ambiente que te dé el reconocimiento que te mereces? Aunque las calificaciones de un mago se efectúan en América al igual que el estándar internacional, sigue existiendo lugares que no son así. América es un país libre y diverso. No hay forma que quedes relegado a un mero sustituto simplemente por no ser bueno en un área. Creo que Tatsuya sería reconocido adecuadamente de acuerdo a su potencial.”

“Una declaración interesante.”

Enfrentado a una invitación inesperada, la actitud de Tatsuya se suavizó algo.

“Es ese caso......”

Al ver esto, Lina se abrió paso por esa brecha.

“Si se tratase de una verdad sin ser alterada.”

No obstante, un tinte de burla de Tatsuya tomó posesión del viento que le dio ánimos.

“Lina, ¿en dónde exactamente queda tan poco convencional lugar que valúa el mérito por encima de todo lo demás? ¿Arlington, tal vez?”

Arlington solía ser una academia naval, pero ahora era uno de los proveedores principales de magos e investigadores mágicos para la armada de USNA.

“...... Sí. Pero también existen otros lugares.”

“Lina, una evaluación basada en el mérito está diseñada para elegir la forma correcta de usar herramientas.”

A pesar que el tono de Tatsuya seguía siendo burlón, le faltaba la frialdad que penetraba el alma.

“Con respecto a elegir los magos que mejor se ajustan para el ejército, Arlington y las Fuerzas de Defensa Japonesas son dos lados de una misma moneda. Aunque respecto a su perspectiva general, podrían existir unas cuantas diferencias.”

“Bueno, no importa.”

“¿Eh......?”

Pronunció Tatsuya de repente con “no importa de todas formas”.

Lina fue incapaz de seguir este cambio abrupto en la atmósfera y sólo pudo responder con voz y expresión aturdidas.

“Sólo tratabas de probar mis habilidades, ¿verdad?”

“S, Sí......”

“Entonces vamos a dejarlo ahí. Por favor abstente de hacer cosas así en el futuro.”

¿No es tiempo ya de que te vayas? Apurándola a hacerlo, la expresión de Tatsuya ahora no era distinta a la de siempre.

Lina ya no podía saber cuál era la diferencia con el Tatsuya de siempre.

“¿No tienes algo que quieras preguntarme?”

Era comprensible que Tatsuya quisiera pretender que esa escena nunca pasó. También le convenía a Lina. No obstante, no tenía idea por qué Tatsuya hizo esto, o sus intenciones.

Era bastante afortunado que Tatsuya no hiciera preguntas y Lina sabía que podía estar sobrepasando los límites de su buena voluntad, pero no pudo resistir hacer esa pregunta.

“¿Preguntar qué?”

“¿A qué te refieres? Por ejemplo...... Mi verdadera identidad o algo parecido, ¿no quieres saber?”

“No te preocupes por eso. Hay ciertas cosas en el mundo que es mejor no saberlas.”

Lina no estaba segura si estaba siendo sincero o evasivo.

El humano conocido como Shiba Tatsuya era demasiado incomprensible para ella.

“...... Tú, eres increíblemente irritante.”

Tatsuya sólo se encogió de hombros y dio vuelta ante la directa acusación de Lina.


Al mismo tiempo que lo seguía atrás, Lina tuvo el presagio de que “irritante” no se refería simplemente al significado superficial de la palabra.

8 comentarios:

  1. MUCHISIMAS GRACIAS ARIEL-DONO, EN NINGUN MOMENTO PERDI LA ESPERANZA DE QUE RETOMARAS LA TRADUCCIÓN.

    ResponderEliminar
  2. Ariel gracias por tu trabajo, aún algunos seguimos esperando sus PDF y sobre todo sus versiones de mahouka, aún sus resúmenes

    ResponderEliminar
  3. Me gustan mucho tus traducciones, espero sigas haciéndolas :D

    ResponderEliminar
  4. Las. Traduccione para descargar no estan hechas por ti??

    ResponderEliminar
  5. Murió ariel?? u.u en serio no mata a nadie avisar si va a desaparecer un tiempo en fin espero que este bien, su blog fue uno de los primeros q leí cuando comencé con las LN

    ResponderEliminar
  6. Gracias por Mahouka,te sigo desde hace mucho, espero(y no soy el único) que puedas seguir traduciendo... ¡tu traducción sin duda es fantástica!.

    ResponderEliminar
  7. Y el cap 4 de este volumen?

    ResponderEliminar