29 abr. 2015

[Mahouka Koukou no Rettousei v9] [2]

Un nuevo capítulo (por suerte no prometí nada). Ahora que recuerdo hay algunos especiales que no son parte de los volúmenes. Recuerdo al menos que uno respecto a Leo no consta como parte de un tomo, aunque uno de Mayumi sí.

Como sea, quisiera completar al menos este volumen antes de pensar en eso. El vol.8 sigue en proceso (pdf) porque quiero dejar un buen formato para que pueda pasarse a epub fácilmente. Por ahora me quiero dedicar a traducir lo que pueda antes de estar ocupado de nuevo ;_;

Una serie manga que me ha gustado bastante es ReLIFE. Tiene como 75 capítulos y es bastante recomendable si les gusta historias de crecimiento personal y algo de romance (muy poco por ahora).

   

Que lo disfruten.

**********************************











Como en el pasado, Tatsuya y Miyuki dieron la bienvenida al Año Nuevo 2096 d.C. juntos.

Este año, su padre también pasaría la noche en la residencia de su primer amor. En realidad esto no hacía las cosas más incómodas para Tatsuya y Miyuki, por lo que no había quejas.

Ninguno de los dos era del tipo de persona que no hace nada en días festivos. Tatsuya se levantó a la misma hora de siempre para ir a la escuela y esperaba a Miyuki en la entrada, sólo levantando la cabeza cuando la escuchó decir “Perdón por la tardanza.”

Vistiendo un kimono carmesí de manga larga con diseño de flores blancas, Miyuki descendió elegantemente por las escaleras.

La piel perlada, sin adornos o maquillaje extra, sólo sirvió para acentuar el rojo brillante de sus carnosos labios.

Sus mechones sedosos arreglados con una horquilla podrían dar una sensación infantil, pero eso sólo realzó el encanto único de una jovencita en prendas para adultos.

Además, lo que atraía la mirada no era sólo lo productos de la naturaleza.

Los kimonos del pasado fueron diseñados para ocultar la parte del pecho, mientras que los diseños modernos incorporaban un método de corte en 3D. Sin embargo, el kimono tradicional que Miyuki llevaba puesto milagrosamente ajustaba el busto y el área de la cintura mientras mantenía la tradición y una apariencia modesta.

La vista imponente de la hermana menor más linda del mundo -estos eran los verdaderos sentimientos de Tatsuya- parecía buscar los elogios de su hermano mayor.

“Sí, increíblemente hermosa.”

De pie enfrente de su hermana mientras ésta se colocaba los zapatos, Tatsuya no se contuvo con sus lisonjas.

El rostro de Miyuki se pintó de un rojo carmesí de inmediato.

“Cielos, Onii-sama...... Ya no me molestes por favor.”

A pesar de su pena, no desvió la mirada y le mostró un puchero a su hermano. Un hombre de menos valor con un sistema inmune más débil habría sido aniquilado al instante.

“No estoy bromeando en absoluto...... Bien, vamos.”

Al ser capaz de guardar la compostura incluso bajo tales condiciones, no había duda que Tatsuya era el hermano mayor que ha vivido con Miyuki por los últimos 16 años (para ser precisos, eran 15 años y 9 meses).


Un vehículo automático estaba parqueado afuera de la entrada. Aun así, un vehículo automático no significaba que nadie estuviera a bordo. El automóvil de cuatro asientos tenía un hombre y una mujer adultos sentados en la parte de atrás.

“Feliz Año Nuevo, Maestro.”

“Feliz Año Nuevo, Kokonoe-sensei. Por favor cuide de nosotros este año que viene también.”

Al ver el saludo simple de Tatsuya y la refinada inclinación de cabeza de Miyuki, Yakumo respondió con una sonrisa alegre de su parte.

“Ooh, hoy estás incluso más hermosa que siempre. Casi como si la divinidad hubiera descendido de los cielos. Si ven a Miyuki-kun hoy, incluso las hadas del Shumisen ocultarían sus rostros de la vergüenza.”

(Nota: Shumisen (須弥山) o Monte Sumeru, en el Budismo, es la montaña más alta que se eleva desde el centro del mundo.)

En cierto nivel, esta era una respuesta llena del sabor único de Yakumo.

“Sensei...... No creo que eso sea lo que deba decir.”

Quien respondió fue la mujer a su lado.

Al ver que alguien le había ganado en responder, Tatsuya bajó levemente la cabeza hacia la mujer, antes que Yakumo pudiera contraatacar.

“Ono-sensei, Feliz Año Nuevo. Aun así, ¿está bien si alguien la ve con el Maestro?”

“Feliz Año Nuevo, Shiba-kun. Es el primer día del nuevo año y ya empezamos con cosas desagradables.”

En principio, Tatsuya de verdad estaba un poco preocupado, pero parecía que Haruka ya estaba cansada de él. Recordando su comportamiento inusual y sus roces anteriores, Tatsuya se encogió de hombros mientras llegaba a la conclusión que ‘ser malinterpretado era algo que no podía evitarse’.

“Reunirme con Sensei aquí fue pura coincidencia. Hoy seré guía de ustedes.”

“Ya veo, así que de eso se trata. Aun así, si decimos que somos estudiantes de preparatoria, llamarse guía es un poco forzado...... Entonces el ‘Sensei’ de antes podría ser algo problemático.”

Ante las palabras de Tatsuya, Haruka frunció el ceño en el asiento de atrás.

Ciertamente, para un estudiante de preparatoria moderna, una simple visita al templo no requería un chaperón adulto.

Poniéndolo de forma simple, una ‘guía’ era sólo una excusa ya que el verdadero propósito era ‘acompañarlos’.

Además, incluso para transeúntes cualquiera, ya que él no era un miembro de facultad, usar el honorifico de ‘Sensei’ podría llevar fácilmente a terribles malos entendidos que podrían terminar en un territorio peligroso.

“Vamos a pensar en ello durante el camino. ¿No deberíamos irnos ya?”

Sugirió Miyuki luego de que Tatsuya abriera la puerta del vehículo. Sin prestarle atención a una Haruka meditabunda, Tatsuya esperó hasta que Miyuki subiera al automóvil, cerró la puerta, y se subió al asiento del conductor. Luego de cerrar la puerta, el vehículo se puso en marcha automáticamente.


Después de tomar el tren en la estación a pesar de llamar la atención, los cuatro llegaron al lugar de encuentro, nuevamente bajo intensas miradas, y caminaron por cinco minutos.

“¡Woah, Miyuki-san, te ves hermosa!”

Esta fue la primera frase con la que fueron recibidos Tatsuya y Miyuki en el lugar de encuentro. Vistiendo una chaqueta de cuero sobre un vestido largo, Mizuki estaba observando fijamente a Miyuki, fascinada. A su lado, incluso Tatsuya estaba bajo un cálido y sospechoso escrutinio.

“Feliz Año Nuevo, Tatsuya-san. Ese atuendo te queda muy bien, aunque es un poco inesperado.”

Vestida en kimono, justo igual que Miyuki, Honoka parecía estar un poco intimidada por la lindura de su compañera de clase, pero luego de atrapar con la mirada el aura simple y completamente distinta de Tatsuya, sus latidos se aceleraron mientras mostraba una sonrisita tímida de inmediato.

“Feliz Año Nuevo. Honoka también se ve muy bien.”

Tatsuya no sólo estaba ofreciendo elogios por educación. De verdad creía que el kimono de Honoka era exquisito.

Tatsuya sonrió levemente ante una contentísima Honoka y bajó la mirada a sus propias prendas.

“Ya que mencionas que es inesperado, ¿de verdad me veo tan fuera de lugar?”

“Eso es imposible. Tatsuya, eso te queda muy bien. Te ves como todo un ‘jefe’.”

“Entonces soy un Yakuza.”

(Nota: “jefe” aquí está escrito como Wakagashira, que es un joven líder bajo el mando de otros superiores en los Yakuza, con un grupo a su cargo.)

Quien intervino con este comentario -en verdad o en broma, eso no se sabía- fue un Leo vestido con una chaqueta.

Los tres que se les unieron en el templo fueron Mizuki, Honoka, y Leo. Erika y Mikihiko no pudieron presentarse debido al alto número de discípulos en sus respectivas familias, y Shizuku que estaba a punto de estudiar en el extranjero fue incapaz de asistir debido a negocios de su padre.

“Aunque no te ves como un yakuza, es definitivamente una vista rara ver a un estudiante de preparatoria vistiendo muy bien un haori hakama.”

“En lugar de ser un yakuza, te ves más como un jefe de policía.”

Tal como habían dicho un poco tarde Haruka y Yakumo, hoy Tatsuya vestía un hakama tradicional con calzado de bambú japonés. Como Honoka y Leo dijeran después, en verdad se veía como tal. La única cosa que le faltaba era un par de espadas y el bastón de policía.

“Oh, Haruka-chan. Feliz Año Nuevo.”

“Feliz Año nuevo, Ono-sensei...... Tatsuya-san, ¿esta persona es...?”

Poco después del saludo de Leo, Honoka también siguió el saludo acostumbrado hacia una profesora y mantuvo en su campo visual a Yakumo mientras miraba cuidadosamente a Tatsuya.

“Trabajando en el noveno templo budista, templo Yakumo. Por coincidencia, es quien nos ha enseñado el arte del Ninjutsu. El Maestro Kokonoe Yakumo. Podría decirse que nos acompañó todo el camino de buena voluntad. Él es mi maestro en Taijutsu.”

Luego de escuchar la presentación de Tatsuya, tanto Honoka como Mizuki abrieron muy bien los ojos por el shock. Honoka estaba consciente del nombre Yakumo, pero incluso Tatsuya estaba sorprendido de saber que Mizuki también había escuchado de Yakumo.

“Ya veo, por eso estamos en el templo.”

Tatsuya estaba impresionado por la exhibición de, hasta ahora, desconocidos profundos procesos mentales de Leo, pero de ninguna forma significaba que lo menospreciaba.

“¿Y?”

Dado que Haruka no estaba consciente de la conexión, este definitivamente no era un conocimiento común.

“¿Hm? Cuando se trata de monjes budistas, ¿no serían monjes de la secta Tendai? La secta Sannou y las sectas internas son prácticamente inseparables.”

Al escuchar la explicación muy simple de Tatsuya que fue pronunciada como pregunta por alguna razón, el número de signos de interrogación flotando alrededor de la cabeza de Haruka sólo aumentaron.

“Conoces bastante a pesar de ser joven, ¿eh? Tú eres Saijou Leonhart-kun, ¿correcto?”

Ignorando a una Haruka completamente confundida, Yakumo entabló conversación con Leo de forma jovial.

“¿Eh? ¿Me conoce?”

Enfrentado con alguien a quien conocía por primera vez, Leo respondió en un tono bastante serio.

“Eso se debe a que estuve observando las grabaciones de la Competición de las Nueve Escuelas.”

Aun así, la respuesta de Yakumo también fue perfectamente seria, sin inhibiciones, pero eso sólo hizo que Leo frunciera el ceño en reflejo. Eso probablemente se debía a que la imagen de él vistiendo un manto y capucha que pertenecían a una era y lugar distintos, era un recuerdo que se quedaría con él sin importar qué tanto quisiera olvidarlo.

Después de que las presentaciones terminasen, los cinco estudiantes y el hombre sin cabello (en un kimono normal para varón y no Kesa [estola sacerdotal budista]) y la joven mujer caminaron juntos hacia el templo. —Afortunadamente ninguno preguntó por qué Haruka estaba con ellos.

El escenario forrando el camino había permanecido inalterable los últimos 100 años. Sin embargo, esto sólo fue posible después del final de la crisis alimenticia mundial. Esta era una escena que conmovía a cualquiera de avanzada edad que vivió esos tiempos, pero Tatsuya y compañía no tenían por qué estar sentimentales.

Sin caminos curvos, hasta una gran vía de escaleras, pasando un portal, llegaron al patio del templo. Ahí, Tatsuya notó abruptamente un par de ojos observando hacia su dirección.

Esta no se trataba de una mirada observándolos descaradamente, sino de un par de ojos fisgones que ocasionalmente regresaban a ver en su dirección.

“Shiba-kun, ¿pasa algo?”

“No, no es nada.”

“Me parece que cierto extranjero está bastante curioso respecto al atuendo de Tatsuya.”

A pesar del disfraz, no había forma que ello escape de los ojos de Yakumo. Incluso Tatsuya descubrió la fuente sin usar Elemental Sight y, dejando de lado a Haruka por el momento, estaba garantizado que Yakumo lo iba a notar.

El ‘extranjero’ del que habló Yakumo era una jovencita con cabello rubio y ojos azules. Aun así, en esta época, eso sólo habría sido insuficiente para determinar una ascendencia extranjera. Como sea, las características de la jovencita tenían un toco de descendencia japonesa.

Su edad era aproximadamente la misma que la de Tatsuya. Después de tomar en cuenta las diferencias entre blancos y asiáticos, la diferencia sería leve, pensó Tatsuya.

“Onii-sama, ¿qué estás mirando?”

Aunque Tatsuya sólo observó a la jovencita por menos de un segundo, eso fue suficiente como para llamar la atención de Miyuki.

Siguiendo la mirada de su hermano, sus ojos brillaron mientras un “¡Ooh!” escapa de sus labios.

“...... Que niña tan hermosa.”

Miyuki expresó sus pensamientos de forma suave.

A los ojos de Miyuki, esa jovencita era una chica atractiva que se merecía completamente la descripción de ‘hermosa’.

Su cabello y ojos eran de un color brillante. En cierto nivel, tenía rasgos que incluso rivalizaban con los de la misma Miyuki.

Como sea, Tatsuya no la estaba observando por ese motivo.

Le envió una mirada pidiendo ayuda a Yakumo - pero al ver la sonrisita entretenida de éste, fue forzado a calmar la situación él solo.

Tatsuya sostuvo la mirada de su hermana mientras respondía a su queja con un tono normal.

“Es imposible que pueda estar a tu altura.”

“...... Lo dices todo el tiempo. No creas que siempre podrás convencerme con eso.”

Aunque las palabras se parecían a un contraataque vibrante, su semblante apenado, completamente sonrojado, eliminó cualquier clase de amenaza oculta tras sus palabras.

“No trato de convencerte. En verdad pienso de esa forma. Además, no es por eso que la estoy observando.”

“¡Cielos, Onii-sama!”

Miyuki volteó el rostro hacia un lado, hasta descubrir que la advertencia oculta entremezclada en las palabras de Tatsuya no podía ser ignorada.

“...... ¿Esa chica es sospechosa?”

“En términos de algo sospechoso...... supongo que su atuendo lo es un poco.”

Respondió Tatsuya con un tono mordaz. Gracias a esto, Miyuki le dio otra mirada a la jovencita rubia y finalmente se dio cuenta de qué estaba hablando él.

Llevaba puesto un abrigo luminoso sobre una falda plisada en conjunto con medias a rayas y un par de botas largas. En verdad, si eso fuera todo entonces no habría llamado la atención. Sin embargo, la longitud de su abrigo era aproximadamente la misma que la de su falda, lo cual eran unos 10 centímetros bajo las caderas, por lo que se podía ver los diseños brillantes un poco por encima encima de la falda plisada. Además, lucía puesta botas de caucho altas con plataforma y unas mallas altas de lencería. Encima de todo, llevaba una bolsa cubierta de pelaje artificial junto con un sombrero suave con figuras de animales bordadas a un lado. Para rematar, esto la hacía sobresalir como un error que salta a la vista cuando se trata de moda moderna. Era casi como si vistiera una combinación de diseños de moda de las gyaru de la época anterior a la guerra. Con esto en mente, era algo difícilmente sorprendente para Tatsuya el pensar que ella era alguien bastante peculiar.

(Nota: gyaru o “gal” se refiere a las chicas, y a la moda, urbana callejera nacida por los años 70s y que puede encontrarse hasta esta época.)

Aun así, Miyuki sabía que su hermano en verdad no estaba prestando atención a la apariencia externa.

“Pero eso no es todo, ¿verdad?”

Miyuki dirigió una mirada completamente diferente, más intensa, hacia la jovencita.

Quizás debido a que se dio cuenta que había sido descubierta, la chica empezó a caminar como si nada hubiera pasado.

Se dirigió directo al grupo de Tatsuya.

Pasó junto a ellos en silencio antes de bajar por el camino largo de escaleras.

Aun así, la profunda mirada que le había enviado mientras rozaban hombros definitivamente no era un malentendido por parte de Tatsuya.




La misión de infiltración asignada a la Mayor Angelina Sirius también incluyó una muy mala dirección. Entre una de ellas, el contacto inicial con el objetivo también incluía permitir que éste se diera cuenta de ella, así que eso fue exitoso. Aunque en principio se había preocupado de ocultar su propia presencia para prevenir que el blanco la descubrirá, ello aparentemente había sido una preocupación sin sentido, tal como su subordinado había dicho. Aun así, ser descubierta tan fácilmente no iba muy bien con ella. Pensando en ello, la Mayor Sirius regresó y abrió la puerta de un condominio de clase alta que servía como su cuartel general durante esta misión.

“Bienvenida de vuelta.”

La Mayor utilizó su sobrenombre para saludar a su adulta compañera de habitación que intencionalmente fue a recibirla en la puerta.

“Silvie, ¿ya habías vuelto?”

Su compañera de cuarto se llama Silvia Mercury First. Aparte de su primer nombre Silvia, el resto era nombre en clave, lo que quería decir que tenía el primer rango entre los Stars de clase planetaria “Mercury” (Mercurio). Suboficial de rango alto. Veinticinco años de edad. Era considerada altamente como una oficial de comando que obtuvo el título de “First” a temprana edad. Al principio, Silvia no quería unirse al ejército y tenía intenciones de convertirse en una reportera luego de graduarse de la universidad. Esta vez, su sobresaliente habilidad en análisis de datos la promovió como personal de apoyo para la Mayor Sirius.

“¿Silvie?”

Esta talentosa compañera de habitación no prestó atención a las palabras de Sirius y simplemente se quedó viéndola anonadada. Sintiendo que esto era malo, la Mayor la llamó de nuevo antes de que Silvia respondiese con sus ojos aún fijos en la Mayor.

“Lina...... Qué puedo decir, ese atuendo es...”

Lina era el apodo para la Mayor Sirius. Dados los requerimientos de la misión de infiltración, era vital ocultar su identidad y evitar términos como “Comandante General” o “Mayor”, de ahí que recibiera órdenes de usar su sobrenombre Lina. Además, Silvia originalmente tenía una personalidad despreocupada por lo que olvidó rápidamente las diferencias entre los rangos militares y se hizo muy cercana a Lina.

Aunque sus palabras no contenían honoríficos cuando se dirigía a un oficial superior, Lina no le dio mucha atención a eso.

“Ah, ¿te refieres a esto? Para evitar ser descubierta, pasé algo de tiempo investigando revistas de moda japonesa del último siglo. Fue bastante agotador. ¿Qué tal me veo?”

“...... Antes de dar mi respuesta, ¿podría hacer yo otra?”

“Sí, ¿de qué se trata?”

Aunque Silvia actualmente estaba masajeando su sien con apariencia de sufrir de un fuerte dolor de cabeza, Lina no notó algo fuera de lugar.

“¿No tienes problemas caminando por ahí con esas botas?”

“Es verdad, casi me caigo al suelo un buen número de veces. Me sorprende que las chicas japonesas puedan caminar por ahí en este tipo de botas sin doblarse el talón.”

“¿Has visto a alguna chica usando esa clase de botas?”

La pregunta original ahora se había convertido en dos preguntas, pero de nuevo Lina no se dio cuenta.

“¿Are~? Ahora que lo mencionas, no creo que haya visto alguna.”

La expresión de Silvia cambió de una dolorida a una de resignación.

“Lina, permíteme decirlo con toda sinceridad. ¡Esas botas tuyas ya pasaron de moda hace mucho tiempo!”

“¡¿Eh?!”

 
Los ojos de Lina se abrieron completamente en shock ante las palabras de Silvia. Al ver esta reacción, la frustración de Silvia finalmente explotó.

“¡Nada de ‘¿eh?’! No sólo las botas. Los leggings y el sombrero también están fuera de moda. ¡Esa es la moda de 100 años atrás! Además, tu vestimenta no calza muy bien y es algo que una jovencita jamás se pondría. Es imposible que puedas caminar afuera sin llamar la atención.”

La expresión de Lina se volvió tensa luego de escuchar esta reprimenda, probablemente porque ella misma estaba consciente de eso. En realidad, se dio cuenta que llamó mucho la atención cuando salió por la mañana. Aun así, cuando esto ocurrió, pensó que era sólo porque el populacho no veía extranjeros muy seguido.

“Sin importar qué tanto quisieras llamar la atención del objetivo...... ¿Por qué diablos llamarías también la atención de gente sin importancia?”

Como si ya no fuera capaz de soportarlo, Silvia dejó escapar un enorme suspiro de derrota.

“Comandante General.”

El tono era muy tranquilo y sereno, pero Lina sintió una gota de sudor frío bajar por su espalda.

“Hoy se cancela el resto de su itinerario. Permítame a mí, Mercury, darle personalmente una explicación simple y fácil de comprender sobre lo más reciente en moda japonesa.”

Silvia hizo esta declaración con ambas manos sobre sus caderas. Aunque Lina superaba enormemente a Silvia en combate, por alguna razón no pudo pronunciar un solo argumento en contra.




Después de las breves, pero repletas vacaciones de invierno, el tercer semestre había iniciado.

“Repletas” incluía llevar a Shizuku al aeropuerto, donde una inesperada ‘separación con llantos’ (protagonistas: Honoka y Shizuku, co-estelares: Miyuki y Mizuki) las llevó a una esquina (esto no fue algo que pudiera ser resuelto con fuerza bruta), lo cual servía como una valiosa experiencia de vida, pero Tatsuya creía firmemente que todo esto eventualmente sería nada más que un ‘recuerdo maravilloso’. —Al menos, sería demasiado deprimente si no se dijera eso a sí mismo.

Supuestamente, la nueva estudiante de intercambio que tomaría el lugar de Shizuku en la clase A llegaría hoy, pero Tatsuya sintió que eso no tenía relación con él. Esta persona iba a ser la nueva compañera de clase de Miyuki, así que no es como si no estuviera relacionada en absoluto, pero había suficientes grados de separación que no era necesario para él ir voluntariamente y presentarse.

Hablando de clases, a partir del primer día del tercer semestre, el horario de clases duraría todo el día. Aunque los rumores de la misteriosa estudiante de intercambio en la clase A se filtrarían apenas terminase el primer período, Tatsuya no buscaba proactivamente escucharlos y prestaba poca atención a los rumores que entraban por un oído y salían por el otro.

Como sea, esta actitud despreocupada se podía ver definitivamente en la minoría. Durante el receso después del segundo período, incluso él fue arrastrado en los rumores gracias a sus amigos exageradamente curiosos.

“Escuché que se trata de una jovencita increíblemente hermosa.”

Al ver la mirada muy excitada, o quizás de anticipación, en Erika mientras ésta entablaba conversación hizo finalmente que Tatsuya se diese por vencido.

“Tiene hermoso cabello rubio. Incluso los estudiantes de curso superior van a ir a verla.”

“¿No fuiste a dar un vistazo?”

Como sea, las bases para tan animada conversación no eran más que rumores, lo cual era algo de preocupación para Tatsuya, lo que hizo que interviniera.

“Hay una multitud de gente ahí, así que es imposible meterse.”

“Conozco exactamente qué es lo que más te preocupa.”

El momento en que Leo se metió en la conversación, ya había cubierto su cabeza de forma preventiva con una mano.

Un segundo más tarde, hacía sonidos como una rana afónica mientras se arrodillaba sobre el suelo y se agarraba la garganta.

(Si sabías que eso iba a pasar, entonces guárdate cualquier pensamiento innecesario.)

Tatsuya miró con sorpresa a Leo, quien había quedado inconsciente por el súbito gancho a la garganta producto de una cuaderno de notas enrolladlo, mientras que la persona responsable, Erika, continuaba como si nada hubiera pasado.

“Soy una chica después de todo~. Sin importar qué tan linda sea ella, en verdad no me gustaría quedar apretada entre esa multitud.”

Mientras Tatsuya apoyaba la idea de no aventurarse al frente específicamente para dar un vistazo, la perspectiva de ella, que juntaba la curiosidad y la lujuria en una sola categoría, provocaría la ira de cualquier varón presente.

“Eso es porque esta es una preparatoria mágica sin precedente sobre estudiantes de intercambio. Es natural que todos estén curiosos sobre los estudiantes del extranjero. Después de todo, esto no ha pasado en los últimos 10 años.”

“No tengo muy claro qué sucedió en el pasado, pero no somos los únicos que recibimos estudiantes de intercambio actualmente.”

Quien interrumpió fue Mikihiko, quien acababa de llegar de la Sala de Preparación de Geometría.

“La Segunda, Tercera y Cuarta Preparatorias recibieron estudiantes de intercambio a corto plazo. Las universidades también recibieron gente que ha llegado en nombre de la investigación. Escuché esto de los discípulos de la familia.”

“Ah, yo también escuché sobre la universidad. Con la increíble ayuda que la Magia Tipo Vuelto prestó a la armada en el incidente de Yokohama, existen rumores de que están tratando frenéticamente de obtener más información de nosotros.”

La Magia Ancestral y la magia moderna pertenecen a campos separados. Las familias Yoshida y Chiba presumen de un gran número de discípulos, así que naturalmente su nivel de información era superior a lo normal. Aparentemente, la USNA había invertido una sorprendente gran cantidad de personal. Si a eso se le suma la información correspondiente al movimiento de los Stars recibida en noviembre, la situación ciertamente se veía grave, pensó Tatsuya.

“¿Entonces la estudiante de intercambio en la clase A es una espía?”

“Tú eres un......”

Ante la pregunta completamente inhibida de un Leo revivido, no sólo Erika, sino incluso Mizuki y Mikihiko se sintieron abrumados.

“Leo-kun, puedes pensar esas cosas, pero no decirlas en voz alta......”

“Como estudiantes, tenemos que al menos mantener una relación cordial......”

A pesar de recibir un doble regaño de parte de Mizuki y Mikihiko, Leo siguió adelante.

“¿Por qué necesitaríamos hacer eso, ella está en la clase A, no es verdad? No existe conexión, ¿cierto?”

“Idiota, Miyuki está en la clase A. Es una estudiante que ves rara vez junto con una Vicepresidenta de Consejo Estudiantil. Hasta que la estudiante de intercambio se haya aclimatado completamente a la escuela, al menos Miyuki tendrá que cuidar de ella por el bien de las apariencias. Mientras esto afecte a Miyuki, es imposible que permanezcamos aislados.”

De inmediato, Erika se sobrepuso a la réplica de Leo.

Sin intenciones de causar más problemas, Tatsuya suspiró internamente pensando “Eso mismo”.


Esa ‘relación’ se materializó más rápido de lo esperado.

No, entre un sinnúmero de posibilidades, la oportunidad más temprana se manifestó por sí sola inmisericordemente.

En la cafetería estudiantil, las atrasadas fueron Miyuki, Honoka, y la jovencita con cabello rubio y ojos azules. Luego de ver a la chica, aunque Tatsuya no estaba muy impresionado, se sintió un poco sorprendido.

Era el color de cabello y ojos de los que ya había escuchado junto con los rumores de una gran belleza. Y si su belleza fuera todo, entonces los nervios de Tatsuya ya habían sido entrenados por Miyuki. La fuente de su sorpresa no era esto, sino que era la misma chica que vio en el templo -o más apropiadamente, la jovencita que notó en el templo.

“Disculpen, ¿podría tomar asiento con ustedes?”

La jovencita habló en japonés fluido. Su fuerte acento no podía evitarse, como era de esperar de una estudiante de intercambio estudiando en Japón -o una infiltrada disfrazada como estudiante de intercambio.

“Por supuesto, adelante.”

Su mirada se desplazó pasando de largo de Tatsuya. Aun así, no había necesidad de sentirse ofendido, por lo que Tatsuya aceptó rápidamente.

“Lina, primero vamos a tomar una charola.”

“Charola...... Aah, te refieres a los comestibles. Entendido.”

El grupo de Tatsuya ya había conseguido su comida.

Bajo el apremio de Miyuki, las tres caminaron hacia la barra de la cafetería.

Y debido a esto, el ajetreo alrededor de la barra fue más grande de lo habitual.

Intimidados por esa formación, los otros estudiantes parecieron alejarse del camino más rápido que de costumbre.

“Esas dos juntas de verdad son una fuerza que merece ser reconocida~.”

Como una chica hermosa ella misma, aunque ciertamente no con una presencia tan intimidante, Erika no pudo más que suspirar reconociendo aquello.

“Parece como si se estuvieran llevando muy bien......”

¿No se vieron por primera vez hoy?, era probablemente lo que Mizuki realmente quería decir.

“Hey, Tatsuya...... A esa chica, creo que la he visto en alguna parte.”

“Uwah, que forma tan anticuada de hablar.”

Tan pronto como Leo abriera la boca para hablar, Erika de inmediato interrumpió. Aunque sabía que Leo decía esto debido a los rasgos de la chica, aun así se interpuso porque la forma de decirlo de Leo fue demasiado directa.

“...... Ahora que lo dices, es cierto.”

“¿Eh, Shibata-san también? A menos que sea una artista o modelo...... Pero eso es muy poco probable, ¿verdad?”

Por aparente que fuera el comentario de Mizuki, las palabras de Mikihiko eran pura especulación.

Por supuesto, Tatsuya sabía exactamente la verdad del asunto. Más bien, la incapacidad de recordar a una jovencita vestida de forma tan sospechosa era algo aún más impactante. Justo cuando Tatsuya dudaba en despejar el desconcierto de sus amigos ó no, el tema de su conversación ya había regresado junto con Miyuki.

Tatsuya sintió una enorme cantidad de miradas en su dirección. Aunque pretendían ir a lo suyo siendo aun así incapaces de contener la curiosidad, las miradas estaban dirigidas hacia ellos desde las cuatro direcciones. Aunque Miyuki seguía atrayendo la misma cantidad de miradas de siempre, el número de miradas furtivas había aumentado substancialmente comparado con lo habitual.

“Lamento la tardanza, Onii-sama.”

Como si ignorase completamente estos detalles, Miyuki tomó asiento junto a Tatsuya como si fuera la cosa más natural en el mundo.

“Tatsuya-san, permíteme hacer las presentaciones.”

Naturalmente, Honoka tomó asiento justo enfrente de Tatsuya y habló hacia la jovencita a su lado.

“Angelina Kudou Shields-san. Podrías haberlo escuchado ya, pero ella es la estudiante de intercambio que se nos unirá en la clase A, a partir de hoy.”

Al escuchar la presentación de Honoka, no sólo Tatsuya, sino también las otros tres mostraron expresiones de desconcierto.

“Honoka, no me veas sólo a mí. ¿No deberías presentar a todos los demás?”

Como la persona en cuestión, la estudiante de intercambio expresó los sentimientos de todos los demás.

“Eh, ah, ¡l, lo siento!”

“...... Bueno, así es Honoka.”

“Así es Honoka-san.”

Enfrentada con los comentarios de Erika y Mizuki, los cuales eran más parecidos a dardos dando en el blanco, Honoka se sonrojó y fue incapaz de pronunciar una sola palabra más.

“Entonces permítanme hacer las presentaciones. Esta es Angelina Kudou Shields-san de Norteamérica.”

Después que Miyuki hiciera una segunda ronda de presentaciones, el cabello de la estudiante de intercambió se meció levemente mientas se inclinaba levemente en su asiento.

“Por favor llámenme Lina.”

Mientras decía esto, sus ojos se aguzaron levemente mientras mostraba una sonrisa brillante.

Sus iris eran azules, no del color del agua o del hielo, sino recordando a los demás el zafiro del cielo - un azul celeste.

Los dos mechones enrollados a los lados de la cabeza estaban sujetos por cintas y, si se soltasen, muy seguramente caerían hasta la altura de la cintura. Podrían incluso ser más largos que el cabello de Miyuki.

Para una novata de preparatoria, una mirada tan madura no calzaba bien con ese peinado infantil, pero esto coincidía perfectamente con esa mezcla perfecta de impacto y belleza, con cierto grado de familiaridad unido a ello.

Parece que la mayoría de las miradas eran definitivamente debido a ella. Luego de escuchar la segunda presentación de parte de Miyuki, Tatsuya prosiguió guiando las presentaciones en lugar de sus amigos, quienes estaban un poco intimidados por aquella sonrisa deslumbrante (especialmente lo dos chicos) y que mostraban una expresión de “¿Ooh?” en shock.

“Clase E, Shiba Tatsuya. Para poder diferenciarme de Miyuki, por favor llámame ‘Tatsuya’.”

“Gracias. Y por favor llámame Lina. También apreciaría si no utilizas honoríficos.”

“Entendido. Entonces hagámoslo de esa manera, Lina.”

“Encantada de conocerte Tatsuya.”

Probablemente por costumbre, Lina extendió la mano encima de la mesa, la cual Tatsuya tomó levemente desde abajo.

Este era sólo un apretón de manos, y no algo ridículo como una señorita extendiendo su mano para un beso.

“¿Por causalidad es Tatsuya hermano de Miyuki?”

Sus ojos azul cielo dejaron escapar un tinte de vacilación, pero Lina pretendió que nada había pasado y continuó.

No parecía ser capaz de ocultar sus expresiones, pensó Tatsuya mientras prestaba atención de no estallar en risas de forma accidental, y sólo sonrió y asintió con la cabeza. -Justo ahora, Miyuki claramente se refirió a Tatsuya como ‘Onii-sama’, lo cual daba una pista de su relación.

“Yo soy Chiba Erika. Por favor llámame Erika, Lina.”

Uno de los puntos fuertes de Erika era no intimidarse durante esta clase de situaciones.

“Yo soy Shibata Mizuki. Por favor llámame Mizuki.”

“Yo soy Saijou Leonhart, pero con Leo basta. Soy un poco rudo y hablo de esta manera, así que por favor no te sientas ofendida.”

Su tono era más tosco que de costumbre, pero no lo suficiente como para notarlo.

“Yo soy Yoshida Mikihiko. Por favor llámame Mikihiko.”

Animada por su valor, Mizuki, Leo y Mikihiko se presentaron a sí mismos.

“Erika, Mizuki, Leo, Mikihiko, ¿correcto? Encantada de conocerlos.”

Sin pedirle a nadie que repitiera su presentación, Lina recordó todos sus nombres al primer intento. Eso sólo era el principio, pero tuvo éxito en lograr una impresión favorable en este primer paso crucial.

No obstante, luego de escuchar a Mikihiko pronunciar su nombre como ‘Miki-Hiko’, este nombre puramente japonés parecía haberse grabado en ella como uno norteamericano.

“Es un poco difícil de pronunciar, así que si no puedes decir Mikihiko, siéntete libre de usar Miki.”

Si la persona en cuestión hubiera dado su permiso, entonces todo debería estar bien. Aun así, viniendo de alguien más, y especialmente de la boca de Erika, no había sentido de cordialidad en ello. Al menos así era como Mikihiko se sintió mientras se preparaba para rechazar la propuesta de Erika.

“Ara, ¿de verdad? Entonces permíteme hacerlo así, Miki, ¿está bien así?”

Como sea, cuando esa sonrisa encantadora le robó la primicia con ‘¿está bien así?’, Mikihiko no pudo más que rendirse.


Lina, quien intencionalmente eligió soba (fideos de trigo) del menú, estaba ocupada lidiando con sus palillos mientras trataba de contener su frustración y responder las preguntas ocasionales. Por supuesto, todos eran muy educados y no hacía preguntas fuera de lugar. Justo cuando estaban a punto de terminar de comer, Lina finalmente pareció dominar sus palillos. Al ver esto, las preguntas luchando por salir de los integrantes de la clase E finalmente fueron pronunciadas por su representante, Tatsuya.

“Por cierto, ¿está Lina relacionada consanguíneamente con su Excelencia Kudou?”

El término típico entre los magos japoneses era ‘Roushi’, pero a Tatsuya personalmente no le gustaba ese título. En su lugar, utilizaba el término multipropósito ‘Excelencia’, el cual era un título honorable para oficiales retirados, cuando le hizo la pregunta a Lina.

(Nota: Aquí Tatsuya se refiere a Kudou como “Kudou-Kakka” (閣下), mientras que “Roushi” (老師) significa maestro anciano o venerable maestro.)

“Recuerdo que el hermano menor de su Excelencia fue a Norteamérica e inició una familia ahí.”

Esa fue una era en la que se alentaba a los magos para que contrajeran nupcias cruzando los límites internacionales. En ese tiempo, las noticias de que el hermano menor de Kudou Retsu, el ‘más taimado’ entre los magos del mundo, se había dirigido a Norteamérica y empezado una familia con una maga norteamericana fueron tema de acalorados debates.

“Ara, me sorprende que hayas escuchado respecto a eso, Tatsuya. Esas definitivamente son noticias de hace mucho tiempo atrás.”

La conjetura de Tatsuya parecía haber dado justo en el clavo.

Además, para un mago norteamericano, decir que el hermano menor de Kudou Retsu había ido a América ‘hace mucho tiempo atrás’ era algo que tenía sentido.

“El abuelo de mi madre es el hermano menor del Shogun Kudou.”

Ella utilizó la palabra SHOGUN para ‘General’. Tatsuya no la había escuchado mal.

Ese fue el término que los magos de Europa y América utilizaron cuando se referían a Kudou Retsu, quien pasó muchos años en la posición de liderazgo entre los magos japoneses. Incluso si ella tenía un cuarto de ascendencia japonesa, sin importar qué tan fluido hablase el japonés, seguía siendo una hechicera norteamericana de pies a cabeza.

“Gracias a eso soy capaz de estar aquí para estudiar en el extranjero.”

“Entonces, ¿Lina no vino aquí por su propia voluntad?”

Preguntó Erika sin previo aviso.

El nerviosismo y ansiedad que Lina reveló no parecía ser una malinterpretación por parte de Tatsuya

12 comentarios:

  1. Gracias por la traduccion.

    Encontra un error, al inicio de la tercera parte dice "Después de las breves, pero repletas vacaciones de verano, el tercer semestre había iniciado"

    Pero por lo que se ellos estan en invierno en esa epoca del año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedo muy seco :v Gracias por tu trabajo, realmente valen la pena tus traducciones, incluso la espera lo vale ^^

      Eliminar
    2. Gracias por la corrección. De alguna forma me he quedado con lo de "vacaciones de verano".

      Eliminar
  2. gracias excelente, realmente muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por el cap :D
    Respecto al cap ahora me entero que lina es twin tails xD, por la portada del volumen 9 a simple vista pareciera que es una pony tail, pero viendolo bien fue un "oooohhh twintails!"
    Respecto a ReLIFE siempre veo que estan subiendo nuevos caps a Batoto desde hace un tiempo, tal vez me dignaré a verla e.e.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. muchos arigatos Ariel!!! y para que recompongas fuerzas... un par de imagenes... ni idea de quienes son... pero, son kawaii

    http://wallpaper-download.net/wallpapers/anime-wallpapers-anime-girl-beautiful-wallpaper-35083.jpeg

    http://dc504.4shared.com/img/36TL35th/s3/13805db4320/ecchi-wallpaper-1_8_08_10-2156

    http://t0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSV1mDWplNvx_9CBk0cWe-UhL82duH2703S3Yl1CZaRd-NT5wY-sQ

    en fin... enjoy your self xD

    ResponderEliminar
  5. gracias por tu esfuerzo a leer se ha dicho

    ResponderEliminar
  6. Bueno Ariel aqui esta tu pago en energia, y pidiendo que traigas mas de la droga esta que es que despues da el mono y eso no es bonito:

    http://p1.pichost.me/i/22/1451015.jpg
    http://i3.minus.com/i3WJs4O7WwIh.png
    http://es.anime-papers.com/image/80-60006-2
    http://es.anime-papers.com/image/80-59870-2
    http://es.anime-papers.com/image/80-62053-2

    ResponderEliminar
  7. Exelente trabajo... muchas gracias por todo

    ResponderEliminar
  8. Dios ya salio el spoiler tatsuya no es hermano de miyuki es primo e hijo de maya y miyuki fue creada por ingeniería genética y es hija de miya

    ResponderEliminar
  9. Hola, gracias por tu trabajo, tienes alguna idea de cuando vas a continuar con los demás capítulos?
    otra pregunta, todo esto lo traduces del Inglés o del Japones?

    ResponderEliminar