17 abr. 2015

[Mahouka Koukou no Rettousei v8] [16] 11 de agosto de 2092 d.C. / Okinawa・Campo de batalla

Los siguientes 2 capítulos son ridículamente cortos, así que estaría subiéndolos muy pronto. El capítulo final extra es un poco más grande, pero creo que estaría terminándolo hoy o mañana.
Luego descansaré un poco mientras continúo con el especial de Halloween que sí es algo más largo. No sé si prefieran que lo haga pdf separado o que lo incluya en el volumen 8. Ya me dirán en los comentarios.

Personalmente me alegra poder ver a Isshiki Iroha en oregairu anime ya que es una de mis personajes favoritos. También me está gustando bastante Ore Monogatari. 


   

Que lo disfruten.

**********************************







Acompañado por las Unidad Aerotransportada Onna bajo el comando de Kazama, Tatsuya había empujado a la fuerza invasora hasta las costas.

Normalmente debería ser ‘Tatsuya acompañó a la Unidad Aerotransportada Onna’.

No obstante, que aquel pequeño mago que encabezaba un pelotón de infantería solitario por su cuenta, con su forma oculta tras un casco completamente cerrado y un Traje Armado mientras aniquilaba al enemigo, sólo podía ser visto como un aliado y enemigo al mismo tiempo.

El campo de batalla fue una carnicería completamente desigual.

Aun así, al mismo tiempo, carecía de todas las características de una carnicería.

No salpicó sangre.

Ningún cuerpo salió volando.

El hedor de carne quemada, de explosiones capaces de despedazar a un hombre, estaba ausente.

Todo el campo de batalla fue dominado por un silencio extraño.

Las balas disparadas por los invasores, sus granadas, morteros; todo se disolvía en el aire al mismo tiempo que se dirigían volando hacia los defensores. Proyectiles, bombas, y misiles; todos compartían el mismo destino.

Los soldados enemigos seguían resistiéndose testarudamente, y mientras aún tiraban de sus gatillos uno por uno se hacía borroso, se deformaba, y desvanecía.

Los soldados siguiendo a Tatsuya ya ni siquiera estaban disparando ahora; simplemente se quedaban viendo la fantasía desarrollándose frente a ellos.

Al ver a sus camaradas desaparecer uno tras otro, las tropas invasoras experimentaron la misma desconcertante burla a la realidad.

El miedo instintivo que debería haberse activado ante la vista de una muerte violenta no había sido estimulado, y a pesar de ser carcomidos por miedos inexplicables, la rendición no cruzó por sus mentes.

Eso era justo lo que Tatsuya deseaba.

Si el enemigo tuviera magos de clase alta en su lado, aún no los habrían desplegado. No tenía nada que ver con el lado japonés, pero bien podría decirse que se derivó del descuido subsecuente al éxito del ataque inicial de los invasores.

—Todo lo cual carecía de sentido para Tatsuya.

Actualmente, su espíritu estaba en frenesí.

Toda duda hacia muerte y destrucción había sido eliminada.

Fue como si ya no recordara más que asesinar es un tabú.

Asesinó y destruyó muy fácilmente mientras caminaba.

Más bien, arrasaba.

Incluso él pudo sentir el conflicto debido a tal masacre llegando a niveles pasmosos. Pero aquel conflicto no pudo conmover a su imperturbable corazón.

La escena de su hermana al borde de la muerte le había impactado profundamente.

El momento en que una persona pasa aquel umbral, su magia era inútil al igual que cualquier otra cosa. Esta era la primera vez que había tratado de usar ‘Regrowth’ en otra persona, pero gracias a experiencias previas y el conocimiento de que su propia carne y la carne de otro eran ‘materia’ similar, sabía que la restauración era posible.

Pero ni siquiera ‘Regrowth’ podía traer a alguien de vuelta después de muerta. Vida y muerte son un proceso cíclico irreversible, el cambio de ‘vivo’ a ‘muerto’ es puramente intrínseco. ‘Regrowth’ podía restaurar un cuerpo a un estado anterior perfecto, pero la muerte no volvería a ser vida. Una verdad tan inherente era más clara que cualquiera otra para el mismo Tatsuya.

Incluso si el corazón se hubiera detenido, el cerebro paralizado, la garganta destajada, si aquel era el grado de sus heridas, entonces la reanimación seguía siendo posible. Incluso una herida fatal instantánea; mientras se reconstruyese el cuerpo y se reiniciase la circulación sanguínea habría la más mínima oportunidad de resucitar a dicha persona; su ‘Regrowth’ podría decirse que da vida a los muertos.

Pero una vez que la muerte ha sido establecida, no podía hacer nada.

Si no hubiera llegado a tiempo...... aquel temor había sido suficiente como para llevarlo al pánico. Para Tatsuya, para quien ni siquiera su propia muerte podría inducirle ‘miedo verdadero’ -más acertadamente, había sido privado de dicha emoción- el miedo de perder a Miyuki se había amplificado exponencialmente al no tener otros temores que lo afectasen, y eso lo sacudió fuerte, profunda, y completamente. Por muy calmado que se viese, actualmente estaba completamente furioso.

En ausencia de cualquier otra emoción él simplemente contraatacaba tranquila, y de forma metódica sin dudar.

Por así decirlo, era una furia racional.

Una demencia dominada sólo por un propósito.

Quitándole el derecho a rendirse a sus enemigos, su locura devoró insaciablemente las vidas de todos los que se atravesaban en su camino.


Aunque los enemigos despachados a las líneas del frente sólo podían describirse estar al borde del colapso, su cadena de comando seguía intacta.

El comandante enemigo, determinando que mantener una cabeza de puente ya no era sostenible, ordenó la retirada hacia el mar.

Las fuerzas invasoras pelearon para ser los primeros en subir al navío que se hallaba sobre la playa.

Para escapar de las garras del demonio que incluso ahora seguía avanzando hacia ellos paso a paso.

Sin saber que incluso ahí la muerte los esperaba con su guadaña lista y sostenida en lo alto.

Encarado con la escena del enemigo escapando y sin contraatacar más, Tatsuya se detuvo.

De repente recordando su deber, la Fuerza Aerotransportada Onna tomó formación y se preparó para disparar.

Aún más rápido de que la orden ‘¡Fuego!’ pudiera ser dada, Tatsuya activó su ‘poder’.

No es que no hubieran magos que pudieran emitir la suficiente interferencia como para que esta sea visible.

Un mago verdaderamente excelente no utiliza más que el absolutamente necesario poder para lograr la modificación del fenómeno sin alterar el ‘mundo’, mientras que un mago con igual poder y aun así habilidades inferiores, ocasionalmente provocaría cambios involuntarios en el fenómeno de vez en cuando. Los efectos secundarios en este caso serían puramente físicos.

Los soldados que se empujaban en las pequeñas embarcaciones de asalto anfibias, así como los botes mismos se desintegraron y esparcieron en el aire. La distorsión visible fue provocada por la repentina evaporación de los botes, formando capas gaseosas de densidades diferentes refractando la luz.

Los soldados que peleaban por abordar el siguiente navío dejaron de moverse.

El chapoteo del agua podía escucharse al mismo tiempo que lanzaban sus armas al mar.

El sonido se extendió, como una reacción en cadena.

Una bandera blanca fue izada.

Al levantar la bandera naval de la Gran Alianza Asiática al mismo tiempo, evidentemente se apoyaban en un estado de protección como prisioneros de guerra.

Atrás de Tatsuya, en lugar de la orden de disparo, la orden de detener el fuego había sido dada en su lugar.

Al ver eso, Tatsuya levantó su mano derecha hacia la bandera blanca.

“¡Detente, idiota!”

Una mano apareció junto con la voz.

Para poder escapar de aquella mano, Tatsuya bajó su brazo y dio la vuelta.

Sin embargo, su mano derecha, la cual debió haberse liberado, fue sujetada firmemente por otra mano asomándose desde la izquierda.

“¡El enemigo ya no tiente intenciones de seguir peleando!”

Sabía perfectamente eso sin que se lo dijeran.

No podía ver el rostro de su captor debido al casco cubriendo toda la cabeza, pero era una voz que no había escuchado antes.

Al menos, no era el Capitán Kazama o el Teniente Sanada.

En todo caso, si Kazama hubiera tratado de detenerlo en cualquier momento, Tatsuya no habría tenido intenciones de perdonar al enemigo de igual forma.

Hasta antes de que el enemigo llegase realmente a rendirse, se había establecido la exterminación del mismo previa a una rendición formal y propio cese de hostilidades.

Afortunadamente, todavía había enemigos que llevaban sus armas en sus manos.

“¡Dije que te detengas!”

Pero Tatsuya fue incapaz de halar del gatillo de su CAD.

Su visión de repente dio vueltas, y perdió las coordenadas del enemigo para la descomposición.

Sintió un fuerte impacto sobre su espalda.

Se dio cuenta de que había sido lanzado.

De inmediato trató de ponerse de pie, y rápidamente se daría cuenta de que ya estaba siendo sometido.

“Algo más pasando este punto sería una simple matanza. No lo permitiré.”

Una pistola de mano era sostenida contra la parte frontal de su casco.

“Tranquilícese Teniente Especial, y Yanagi baje esa arma.”

Tatsuya reconoció la voz esta vez. También recordó la designación ‘Teniente Especial’. Si se diera la necesidad de movilizar a civiles en combate real, se trataba de un rango dado por conveniencia. La voz le pertenecía a nadie más que al Capitán Kazama.

“Teniente Especial, ¿recuerda las condiciones de su movilización?”

Naturalmente, las conocía.

Su cabeza, previamente en ebullición, se había calmado un poco.

Su ardor de batalla había disminuido, y con él el deseo de matar y destruir.

“Entendido.”

Con aquella respuesta mostró que había quitado el dedo del gatillo de su CAD, mientras Yanagi retiraba la rodilla que había estado presionando la espalda de Tatsuya.




Ante la rendición de la fuerza de infantería y su desarme, el alivio empezó a extenderse no sólo entre las tropas de Kazama, sino también entre los soldados enviados a interceptarlos; a pesar de ser comprensible, demostró ser algo prematuro.

“¡Mensaje de los Cuarteles Generales!”

Un oficial de comunicaciones se acercó apuradamente hasta Kazama. Su rostro, sin casco, era pálido.

“¡Un destacamento de la flota enemiga se acerca desde la isla Aguni! ¡Dos cruceros de alta velocidad, y cuatro destructores! ¡Es demasiado tarde para interceptarlos! ¡Se estima que su artillería estará en rango de ataque en 20 minutos! ¡Tenemos que alejarnos de la costa tan rápido como sea posible!”

Su articulación era bastante agitada, pero era comprensible en dicha situación.

“Páseme el transmisor.”

En contraste, Kazama dio su orden en un tono controlado.

“¡A la orden!”

La voz del soldado fue más fuerte de lo necesario.

Los soldados desarmados, conteniendo la respiración, miraban a su capitán. Que ninguno de ellos tratase de escapar fue una decepción para Tatsuya. Podría haberse debido a su sed de sangre indisimulada que ninguno de los soldados enemigos se sintió particularmente entusiasta respecto a aprovechar el momento.

“Habla Kazama. Podrían los botes torpedo...... ¿no hay aviones aire-mar disponibles tampoco? ¿Qué deberíamos hacer con los prisioneros de guerra entonces?...... Entendido.”

Bajando el terminal, Kazama respiró profundamente.

“¡En 20 minutos esta área entrará en rango de fuego enemigo! ¡Todas las unidades lleven a los prisioneros y evacúen tierra adentro!”

Tatsuya no podía creer lo que escuchaba.

Sin transporte, y con el número de prisioneros superando por mucho al de sus propias tropas, ¿cómo pretendía lograr suficiente avance en 20 minutos?

El rostro de Kazama, ya sin el casco, no mostró señal de agitación. Su semblante determinado era una máscara de hierro.

Incluso sin poder sobrenatural era evidente que la orden de movilizar a los prisioneros era un trago amargo para él.

“Teniente Especial, por ahora regrese a la base.”

Esa orden escueta, dada en voz apática sólo sirvió para apoyar la conclusión de Tatsuya.

O al menos eso pensó.

Había dicho que regrese, pero se refería a escapar.

“¿Conoce las posiciones exactas de los cruceros enemigos?”

En lugar de cumplir las órdenes de Kazama, Tatsuya preguntó con su casco todavía puesto.

“En realidad sí, pero...... ¡Sanada!”

Pero Kazama no preguntó ‘¿por qué?’.

En su lugar, llamó al que llevaba el terminal de información táctica.

“Estoy enlazado con nuestro radar marítimo. ¿Debería transferir los datos al visor de nuestro Teniente Especial?”

“Antes de eso”

Tatsuya interrumpió la pregunta de Sanada a Kazama.

“¿Trajo el dispositivo armado con las secuencias de rango extendido que me mostró el otro día?”

Sana levantó su visor, e intercambió una mirada con Kazama.

Kazama asintió, y Sanada regresó a ver a Tatsuya.

“No lo tengo aquí, pero si lo transportamos por helicóptero puede estar aquí en cinco minutos-”

“Por favor tráigalo tan pronto como sea posible.”

‘A más tardar’, es lo que Sanada habría dicho, pero Tatsuya lo cortó con un apuro bastante típico de un muchacho.

Tatsuya volteó hacia Kazama, extendió una línea cableada de comunicaciones desde su casco todavía completamente cerrado, y se la ofreció.

Kazama simplemente levantó las cejas sin decir palabra y se colocó su propio casco de nuevo, luego se enlazaron al conectar el cable en su terminal.

[Tengo una forma para destruir esos navíos.]

La charla secreta con la que había sido recibido en presencia de sus subalternos, empezó con una bomba.

[Sin embargo, no deseo que sea visto por las tropas. ¿Podría hacer que dejen el dispositivo del Teniente Sanada aquí, y luego hacer que todos se vayan?]

Kazama no pudo ver la expresión de Tatsuya.

Las voces tampoco eran muy bien transmitidas por el cable de comunicaciones.

Todo lo que podía juzgar era el tono, y la leve asociación que habían compartido.

[...... Muy bien. Sin embargo, Sanada y yo nos quedaremos aquí.]

[...... Entendido.]

¿Cómo va a comandar la retirada de los soldados entonces?, pensó Tatsuya, pero de inmediato lo sacó de su mente como si no fuera de su incumbencia.

Mientras Kazama daba la orden de retirada, entregándole el control al oficial que había sometido a Tatsuya antes, Tatsuya esperó por la llegada del dispositivo armado.




La retirada ajetreada de las tropas de intercepción fue mostrada en toda su magnitud en las pantallas en el Centro de Control y Comando.

Naturalmente, estaba siendo vista por Miyuki y compañía también.

Mientras los soldados empezaban a retirarse con sus prisioneros de guerra en fila, tres figuras no mostraron señales de moverse.

Murmullos corrieron a través del cuarto de comando. ¿Quiénes era esos idiotas?, y cosas así podían escucharse incluso a través del vidrio.

Al ver la transmisión de video, Miyuki se sobresaltó.

Uno de los tres era nadie más que su hermano.

Lo sabía sin tener que preguntar. Sin tener que chequear la señal identificadora. Aunque su rostro estaba oculto tras un visor, simplemente podía saberlo por su tamaño.

Los operadores repetían frenéticamente en sus transmisores peticiones para evacuación. Un oficial llevando la insignia de Mayor llamaba desesperadamente por refuerzos desde una base en alguna parte -probablemente Kyushuu- para que vengan a ayudarlos.

Miyuki sabía lo que Sakurai, sólo al verla apretar duro los dientes mientras observaba aquella escena, quería hacer, lo que quería decir, y sabiéndolo tomó su mano.

Pensó que aquello era patético.

Aunque sólo tenía 12, era incapaz de formular las palabras que en verdad quería decir. Las palabras de ‘ve y ayuda a mi hermano’, palabras que deberían haber salido naturalmente en cualquier persona normalmente egoísta.

Sakurai no supo por qué Tatsuya se había quedado en aquel lugar.

Sin embargo, podía adivinarlo a duros rasgos.

Probablemente tenía alguna forma para lidiar con aquella flota de barcos enemigos acercándose.

Bajo circunstancias normales aquello habría sido imposible, pero para él, un mago que era descendiente directo de los Yotsuba y que era inigualable en ciertas áreas, podría no ser algo realmente impensable.

Porque incluso si no pudiese usar magia normal, él había demostrado que era capaz de hazañas increíbles como la magia de restaurar por completo el cuerpo humano -aunque aquello no era magia verdadera según Miya- y lo había demostrado con la misma Sakurai.

Sin embargo, era innegable que como ‘mago’ le faltaba demasiado. Si fuera simplemente a convertirse en un mago de combate como lo había hecho ahora, jamás sería capaz de superar las barreras que las personas normalmente dan por hecho.

Sin mencionar que las bombas y balas que había eliminado antes, ya sea en forma individual o en grupo, necesitaban ser identificadas primero lo que evidentemente lo empujaban a sus límites con sólo deshabilitar los ataques enemigos. No sabía cómo, y ciertamente consideraba que era una habilidad impresionante, pero si Tatsuya tenía una magia capaz de alcanzar los navíos a docenas de kilómetros de distancia -y si lo hacía, habría cruzado el umbral de la magia de Clase Estratégica- en el proceso de invocación, no sería capaz de protegerse a sí mismo de igual forma que antes.

“Señora, tengo una petición.”

El momento que pensó eso, sin que fuera consciente de ello, aquellas palabras ya habían escapado de sus labios desordenadamente.

“¿De qué se trata?”

A pesar de lo repentino de todo esto, la voz de Miya no contuvo ni una sola pizca de sorpresa.

Su tono sugería que era casi como si ya supiera cuál era la ‘petición’ de Sakurai.

“Me gustaría ir donde Tatsuya-kun.”

Hasta hace un momento, Miyuki había estado pegada a las pantallas, aun así ante esto forzó su cabeza a dar la vuelta.

Sus ojos, mirando a Sakurai, estaban completamente abiertos.

“¿Quieres decir que es tu deseo ir, justo ahora, a ese lugar?”

La voz de Miya mantenía su tono tranquilo.

Su habilidad trataba con interferencia mental, no con lectura de la mente.

¿Podría ser que......? Sakurai desechó aquellos pensamientos convenientemente inútiles de su cabeza.

“Sí.”

“Honami, ¿incluso si tu tarea es la de ser mi Guardián?”

Con eso insinuaba, ‘¿y aún así pretendes abandonarme?’.

Ante la pregunta de Miya, Sakurai no tuvo respuesta.

“......Lo sie-“    “Bueno, está bien.”

Sakurai había estado a punto de decir “Lo siento”, una disculpa que podría haber aceptada de todas formas, pero antes de ello Miya aceptó su petición.

“Si se deja libre a esas embarcaciones enemigas, no sabremos por cuánto tiempo esta base podría mantenerse segura. Tatsuya pretende realizar algo respecto a ellos, así que ve a ayudarlo.”

“¿Eh?”

Esa exclamación fue involuntaria.

De alguna forma, parecía que Miya sabía qué era lo que Tatsuya estaba a punto de intentar. De nuevo, podría ser simplemente natural considerando que era su madre.

“Aunque es posible en teoría, jamás había sido puesta en práctica, y aun así ha pensado que lo hará de todas formas. Su inteligencia es uno de sus puntos fuertes después de todo.”

Como lo vieren, esas eran palabras de elogio.

A pesar de todo, una madre siempre seguirá siendo capaz de presumir de sus hijos, pensó Sakurai.

“Muchas gracias.”

Me gustaría creer eso, pensó, mientras daba una inclinación de forma educada.




En la anterior Guerra Mundial, la cual había durado dos décadas, el armamento primario de los navíos había cambiado de misiles a Disparadores Fleming. (Inicialmente habían sido llamados Railgun, pero al incrementar de tamaño sus nombres cambiaron.)

Así, el bombardeo moderno se trata de un bombardeo continuo desde estos Fleming Launcher. El ritmo de disparo es abrumadoramente superior al de armas de pólvora, y ya que no hay necesidad de incluir sistemas activadores o de propulsión, tenía mucha mayor capacidad de poder destructivo que los misiles. Sin embargo, su rango no era mejor, de hecho en algunos casos era inferior, al de armamento naval tradicional.

Los Fleming Launcher ponían énfasis en la velocidad de disparo, y el retroceso de disparo debido a aumentar su alcance mientras tratan de mantener este ritmo de disparo podría llevar a efectos significativamente adversos en el casco que no podía ser pasados por alto.

De esta forma, el poder de ataque en campo de un navío moderno de alta tecnología se dice que era de unas 10 veces más efectivo que el de uno hace un siglo atrás. Dentro del rango de los Fleming Launcher, incluso una simple embarcación podría reducir distritos enteros a un mar de llamas.

Los lanzadores son efectivos no sólo contra áreas urbanas, sino también fortificaciones. Si los dos cruceros empezaban su lluvia de disparos, el mago común no tendría oportunidad.

Tatsuya sabía que era una carrera contra reloj. Sacó el cartucho del dispositivo armado con alcance extendido, el rifle largo con un CAD especializado incorporado, y rápidamente empezó a sacar las balas.

Sujetó las balas en sus manos una por una, como si rezara, y luego las devolvía al cartucho.

Con la mirada fija, Kazama y Sanada no tenían idea de qué estaba haciendo. Pudieron sentir levemente que magia poderosa estaba en funcionamiento, pero en cuanto a qué técnicas exactamente estaban siendo aplicadas, no podían siquiera adivinar.

No habrían sido ellos los únicos que no pudieran hacerlo. Si cualquier mago pudiera ver a través de lo que Tatsuya estaba haciendo en ese momento, en verdad serían seres excepcionales en todo el sentido de la palabra.

Lo que Tatsuya estaba haciendo era descomponer cada bala, y luego recrearla de nuevo.

Para cuando había completado dicho procedimiento con cada bala, dos minutos habían pasado.

“Tiempo hasta que la flota enemiga se encuentre en rango de ataque: 10 minutos.”

Mientras Tatsuya terminaba los preparativos en el dispositivo armado, Sanada le informó el período de gracia restante.

“Los navíos están a casi unos 30 kilómetros de la costa...... ¿podrá esto alcanzarlos?”

“Eso tendremos que verlo.”

Esa fue la única respuesta que Tatsuya tenía a la pregunta de Sanada a la vez que colocaba el dispositivo armado con una elevación de 45 grados.

Dejando de lado el viento, este era el mayor alcance posible a alcanzar.

(Nota: Este es un principio del movimiento parabólico. Se alcanza la mayor distancia de disparo con un ángulo de disparo inicial de 45 grados sobre la horizontal sin obstrucción del viento.)

En dicha posición, Tatsuya activó la secuencia.

Desde el cañón, una zona virtual con forma de tubo empezó a irradiar hacia afuera.

Esta era la zona mágica que debería acelerar cualquier objeto que pasara a través de la misma.

A pesar del corto tiempo de la creación del área, Sanada asintió con satisfacción ante el tamaño que esta se había expandido.

Mientras mayor fuese la longitud del área virtual, mayor el efecto de aceleración aplicado, y mayor el alcance. Con la longitud que ahora había alcanzado, 30 Km podrían bien estar dentro de su alcance.

Pero esa no era la única magia que Tatsuya había aplicado.

Más allá de la zona mágica de aceleración, otra zona virtual había tomado forma.

“¡¿Pero qué......?!”

La zona mágica de aceleración estaba compuesta de tres procesos de acción.

La reducción de la masa inercial de cualquier cosa entrando al área.

Un incremento de rapidez.

Y la cancelación del proceso inicial.

Qué tan lejos y qué tan rápido podía conseguirse el primer paso, dependía del mago.

La zona que Tatsuya aplicaba ahora seguía los mismos principios.

Sin embargo, esta vez el cambio inicial en la masa inercial fue configurado como positivo, el aumento de rapidez seguía siendo el mismo, y el proceso para restaurar la masa inercial había sido deshabilitado.

En otras palabras, la región que Tatsuya había añadido tomaba la magia de aceleración que Sanada había diseñado y la reestructuró por completo en una región, para a cambio aumentar la masa inercial.

Todo en un instante.

“No puedo creerlo......”

El susurro de Sanada fue tragado por el estruendo del rifle.

Los ojos de Tatsuya parecían seguir la bala supersónica que jamás debería haber sido vista.

Al final negó con la cabeza, decepcionado.

“...... No es bueno. Sólo puede alcanzar los 20 Km.”

¿Cómo había sido capaz de seguir su trayectoria?

Aunque sonaba indiferente, debió haber estado decepcionado muy en el fondo. Quizás se reprochaba a sí mismo por su propia debilidad.

“Sólo podemos esperar hasta que estén dentro de los 20 kilómetros.”

“Al escuchar eso, Sanada palideció.

“¡Pero para entonces estaremos dentro de rango de fuego enemigo también!”

El alcance efectivo del crucero con lanzadores Fleming montados se encuentra alrededor de los 15 a 20 Km. El rango de un lanzador siempre depende de qué tan bien puede manejar el navío el retroceso de disparo, lo que quería decir que el rango está limitado por el tamaño y forma del barco; independientemente de las diferencias entre fabricantes, el alcance casi siempre podía ser predicho sólo por la clase de navío.

De 20 Km o menos caería definitivamente dentro del rango.

“Comprendo. Ustedes dos, por favor regresen a la base. A partir de aquí puedo manejar las cosas por mi cuenta.”

“¡No digas tonterías! Tú también vienes.”

Este era el lugar que el enemigo había elegido como cabeza de puente, en otras palabras, era donde el conflicto sería decidido.

Era casi cierto que el enemigo lanzaría el ataque decisivo aquí.

Si no se pudiera enfrentar los barcos enemigos desde más allá que su rango, una vez que el tiroteo empezara las probabilidades de sobrevivencia se acercaban a cero.

“Si las embarcaciones enemigas no son sometidas, la base estará en peligro.”

Junto con su familia aún adentro.

“Entonces al menos alejémonos de aquí.”

Pero ambos comprendieron perfectamente de qué estaba preocupado Tatsuya, y qué era lo que quería proteger.

“Imposible. Ya no queda tiempo para buscar otro punto estratégico.”

Sin embargo, rechazó la propuesta de Sanada, por razones conocidas sólo por él.

“¿Podría haber la posibilidad de interceptarlos?”

Escuchando en silencio la conversación de los dos hasta ahora, Kazama habló en un tono desalentado.

“Imposible.”

La respuesta fue tal como se esperaba, y nada más.

“Entonces nos quedaremos aquí.”

Lo que fue inesperado, fue la respuesta.

Para Tatsuya, la respuesta de Kazama ahora mismo era inconcebible.

“...... Si fracaso, usted recibirá parte de la culpa.”

“No existe plan que no tenga fallas, y tampoco un campo de batalla sin el peligro de la muerte. Aunque victoria y derrota pueda decidirse por los estrategas, vivir y morir siempre será decidido por los soldados.”

Tranquilamente, sin orgullo, Kazama dijo aquello.

Aquel famoso pasaje del Hagakure, era todo lo que necesitaba ser dicho.

(Nota: Hagakure (葉隱) es una guía práctica y espiritual para un guerrero recopilada por Tsuramoto Tashiro. Se denomina El libro del Samurai también.)



Fuera de las costas se levantaban columnas de agua.

El enemigo estaba probando sus disparos.

Sin nada más que decir Tatsuya, Kazama, y Sanada permanecieron en silencio.

La posición exacta del enemigo estaba siendo transmitida al visor de Tatsuya.

Velocidad del viento, dirección, y otros factores que podrían afectar los disparos se desplegaban en hileras de números desplazándose en forma vertical.

Tatsuya posicionó el dispositivo armado.

Una postura para la trayectoria -priorizando la distancia, y dejando los disparos a la suerte.

Permitiendo que las balas cayesen en vuelo, el enemigo ya estaba dentro el rango de ataque.

Tatsuya activó las áreas mágicas virtuales, y luego tiró del gatillo cuatro veces en sucesión.

Cada vez movía el cañón levemente, compensando el error debido al viento siempre cambiante.

En primer lugar, se había tratado de un disparo sin muchas esperanzas. Por mucho que la suerte los favoreciese, las probabilidades seguían estando del lado del enemigo. -Había hecho esto voluntariamente sabiendo eso desde el principio.

Tatsuya siguió el vuelo de las cuatro balas en su cabeza.

Para ser precisos su consciente, a través del procesamiento de su subconsciente, persiguió la información de las balas en la Dimensión de la Información.


Por sus propias manos, usando magia que sólo él podía emplear, había descompuesto y luego reconstruido las balas.

Así que por muy lejos que viajasen, no perdería de vista su estructura de información.

De los cuatro disparos que había hecho, Tatsuya recibió la información de que una de las balas había caído en el centro de la flota enemiga.


Tatsuya había trazado la posición exacta de esa bala con todo lo que tenía.

Kazama y Sanada, conscientes de que Tatsuya estaba concentrándose en alguna magia de gran escala se distanciaron para no perturbar su concentración.

Todo lo que les quedaba hacer era lo que pudiera hacerse con su propia magia.

El enemigo ya había entrado en su rango de ataque.

Disparando desde una trayectoria balística más baja que la de Tatsuya, su fuego llegó antes que el de éste.

Como usuario de Magia Ancestral, la habilidad de Kazama para interferir con estructuras objetivas no era muy alta. Más bien, era baja.

Y Sanada que técnicamente ni siquiera era un mago sino más bien un ingeniero mágico, tenía una alta interferencia pero le faltaba rapidez.

A este ritmo, antes de que Tatsuya pudiera destruir la flota enemiga, este lugar sería—

“¡Te cubriré!”

Como caída del cielo, una figura llegó a toda prisa sobre una motocicleta.

La conductora, ataviada en un Armor Suit femenino, salió rápidamente de la motocicleta mientras luz psion destellante brotaba de su cuerpo.

Concentrándose en su magia como antes, un rincón del corazón de Tatsuya sintió sorpresa al escuchar aquella voz, y a la vez alegría.

Sorpresa de que Sakurai haya dejado a su madre.

Y alegría porque sabía que bajo su poderoso escudo, podría enfocarse en su propia magia sin temer.

Maga aumentada, serie ‘Sakura’.

Su característica era la magia defensiva contra objetivos poderosos y ataque basados en calor.

Aunque no podían usar un espectro variado de magia altamente técnico como ‘Phalanx’ de los Juumonji, en el único campo de defensa contra objetivos basados en calor no tenían rival en Japón.

Y entre ellos, Sakurai Honami mostró un desempeño extremadamente brillante.

Se debía a eso que había sido elegida para proteger a una de las preciosas hechiceras que era la única capaz de emplear magia de interferencia de estructura mental, Yotsuba Miya.

Los proyectiles, con su objetivo en la mira, cayeron al mar.

Ni un solo disparo fue capaz de alcanzar la tierra.

Una magia que destrozaba el momento de inercia estaba siendo invocada en rápida sucesión a varios centenares de metros fuera de la costa.

Mientras observaba dicho espectáculo con sus propios ojos, su ojo mental recorrió el cielo encontrando la bala en medio de la flota enemiga.

Tatsuya extendió su mano derecha hacia el Oeste, y abrió la palma con fuerza.


La bala se descompuso en energía.


En dicho momento, la magia de conversión de masa, ‘Material Burst’, fue utilizada con furia por primera vez.


Más allá del horizonte, un resplandor se hizo presente.

El cielo nublado reflejó la luz destellante.

Aunque la puesta de sol aún estaba lejos, una estrella brillante relumbró en el mar occidental.

Un estruendo retumbó. No habría persona alguna aquí que pudiera confundirlo con el sonido del trueno.

Sin demora, todo el combustible y explosivos a bordo de los navíos se había prendido como uno solo.

El fuego enemigo cesó.

Un ruido inquietante se acercaba.

“¡Es un tsunami! ¡A cubierta!”

Al mismo tiempo que gritaba, Kazama levantó a Sakurai, quien de repente había colapsado impotente sobre el suelo, y empezó a correr.


Sanada, ahora sobre la motocicleta, dio la vuelta bruscamente poniéndose a su lado.

Tatsuya se sentó en el asiento tándem.

Todavía corriendo y llevando a Sakurai, Kazama dio un salto.

Con acrobacias, llegó de pie sobre el manubrio. Más bien, esto iba más allá de ser simples acrobacias.

No podía decirse que las motocicletas militares eran pobres en cuanto a caballos de potencia, ya que esta motocicleta claramente saturada arrancó valientemente a toda marcha.



A la vez que tormentas bramaban, y las olas chocaban a lo largo del horizonte, Tatsuya se arrodilló en la cima de una colina.

Frente a él yacía la figura exhausta de Sakurai.

El rostro de Tatsuya, sin el casco, estaba sin duda alguna lleno de profunda pena.

“...... Está bien, Tatsuya-kun. Así es el tiempo de vida.”

Impotente ante el ciclo de vida que no podía ser salvado, aplastado por emociones que debería haber perdido. Hacia él, Sakurai mostró una sonrisa débil, y aun así serena.

“No es tu culpa. Para magos aumentados como nosotros, es simplemente natural que nuestro tiempo de vida llegue a su fin en cualquier momento.”

‘No es así’, quería gritar Tatsuya.

Aunque era verdad que los magos aumentados tenían expectativas de vida inestables comparados con la población en general, su condición actual era sin duda debido al increíble estrés por usar grandes cantidades de magia continuamente en un período de tiempo tan corto. Incluso para alguien de la serie ‘Sakura’, la tensión provocada al negar una lluvia continua de tantos disparos era demasiado como para soportarlo.

Sin embargo, Sakurai no quería que él dijese eso.

Sabiéndolo, él sólo pudo apretar los dientes.

“En verdad, no es tu culpa. Desde que nací ha sido mi papel el ser un escudo, y simplemente es que hoy dicho papel termina.”

Pero parecía que Sakurai podía adivinar los pensamientos de Tatsuya.

“Eso es algo que yo decidí, no porque me fue ordenado, sino por mi propia libre voluntad.”

Tatsuya trataba de usar desesperadamente ‘Regrowth’, pero pronto se dio cuenta de que era inútil.

Aunque podía regresar la materia a un estado anterior, su poder era inútil frente al reloj de la vida.

“¿No vas a dejarlo ir?”

Susurró Sakurai a Tatsuya en una voz dulce.

“Yo, quien nunca antes tuvo la oportunidad de elegir libremente en mi vida, finalmente seré libre de elegir cómo voy a morir. No dejaré que se escape esta oportunidad. Finalmente puedo elegir morir no como una herramienta artificial, sino como una persona.”

Nunca, ni en sus sueños, Tatsuya pensó que Sakurai llevase tal oscuridad en su corazón.

Pero, inesperadamente incluso para él, no hubo sorpresa.

“Así que, ¿podrías dejarme morir?”

Ante las palabras de Sakurai, Tatsuya sólo pudo asentir en silencio.

Con una mirada en paz, Sakurai cerró sus ojos.

Gradualmente, dejó de respirar.

Junto a ellos, Sanada empezó a recitar sutras.

Kazama colocó una mano sobre el hombro de Tatsuya.

Mientras tenía aquella mano encima, Tatsuya se puso de pie.

No había lágrimas en sus ojos.

Curiosamente, los sentimientos de angustia habían abandonado el corazón de Tatsuya.

Al escuchar las últimas palabras de Sakurai Honami, se convenció de que no había necesidad de entristecerse.

—Tatsuya en aquel momento no supo que en realidad era posible alejar la tristeza, y que aquello en sí era algo muy extraño.

7 comentarios:

  1. Yo creo, desde mi humilde opinión, que si es un especial debería ir en un pdf separado, aunque si es muy corto en sí, lo cual no sé (a decir verdad), quizás sería mejor unirlo al volumen 8 :).

    ResponderEliminar
  2. gracias por el capitulo, respecto al especial, pienso que lo debes de hacer por separadado, para mantener los volumenes de acuerdo con los originales, gracias de nuevo

    ResponderEliminar
  3. gracias por el capitulo y prefiero que el espacial sea en pdf separado.

    ResponderEliminar
  4. apoyo a los demas personajes en lo separar el especial, queda mas claaro y supongo que asi no se corta el ritmo de la historia

    ResponderEliminar
  5. Ojala el PDF este listo pronto, y el especial que sea por separado
    PD: Alguien sabe donde puedo leer o descargar las novelas de oregairu en español?

    ResponderEliminar
  6. excelente gracias por segir compartiendo esta magnifica novela muchas gracias.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar