17 abr. 2015

[Mahouka Koukou no Rettousei v8] [18] 17 de agosto de 2092 d.C. / Okinawa・Aeropuerto Naha

Segundo capítulo de hoy, y el último del volumen 8. 


   

Que lo disfruten.

**********************************








Mientras escuchaba el anuncio de los arribos y salidas de aviones, recordaba los eventos sucedidos seis días antes.

Después de que Sakurai-san fuera para ser el escudo de Onii-sama, la persona que manipuló la pantalla por nosotras desapareció, así que sólo pude ver lo que ocurrió a continuación por las imágenes transmitidas en las noticias.

De repente, en el horizonte marino, una luz más brillante que el sol hizo erupción.

En medio de aquella luz, la flota enemiga se desvaneció.

El terreno transformado de la playa fue castigado por el choque de olas.

Fue un himno a la victoria.

Ese fue el reporte oficial compartido con nosotros y con el mundo en general más tarde.

Lo que no fue compartido con el mundo es la verdad conocida sólo por nosotros; lo que se nos dijo fue que la luz que destruyó al enemigo fue creada por el poder de Onii-sama.

La transformación masa-energía, la enorme energía que quemó todo en la nada es la magia de Clase Estratégica ‘Material Burst’ empleada por un mago de Clase Estratégica. Ese ciertamente es el verdadero poder de Onii-sama, el nombre de su forma verdadera.

Quien fue aclamado como héroe al expulsar al enemigo es Onii-sama.

Y también el triste evento que sólo nosotros conocemos.

Después de ello, Sakurai-san jamás regresó.

En el funeral común por todas las víctimas, los restos cremados de Sakurai-san fueron, de acuerdo a su voluntad, completamente esparcidos en el océano.

Quien regresó Sakurai-san a la Madre Océano fue Onii-sama.

Él jamás mostró dolor en su rostro.

Me consoló amablemente a mí, quien rompió en llanto.

Onii-sama podría no estar triste. O más bien podría ser que no podía estarlo.

No, no importa cuál de los dos sea.

Porque me he decidido.

Mientras observaba a Sakurai-san convertirse en cenizas, tuve una visión.

Yo, en aquel momento, había muerto ya una vez.

Perdí la vida que Okaa-sama me dio, y recibí una nueva de parte de Onii-sama.

Por ello, todo lo que soy le pertenece a Onii-sama.

“Miyuki, ya es momento de entrar.”

“Sí, Onii-sama.”

Cuando Onii-sama me llamó, me puse de pie del sofá en la sala de espera.

Okaa-sama ya no hace caras cuando me refiero a él como ‘Onii-sama’. La verdad es que pensé que probablemente le duele. Sin embargo, ya no me preocupo sobre los sentimientos de Okaa-sama respecto a ello.

Como siempre, Onii-sama está manejando todo nuestro equipaje y sólo él viaja en clase comercial, pero eso ya no me atribula.

Porque después de todo, Onii-sama dice que lo prefiere así.

Porque los deseos de Onii-sama son absolutos.

Tomé la mano de Okaa-sama que no se encuentra en una condición física perfecta, y seguí a Onii-sama.

Por ahora, todavía hay palabras que no son dichas. Palabras que no pueden ser dichas.

Como sea, ya he tomado una decisión.


—Onii-sama, sin importar a dónde vayas, sin importar cuán lejos sea, Miyuki irá contigo—

6 comentarios:

  1. Sublime

    Muchas Gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el arduo trabajo de traducir las novelas :D

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el arduo trabajo de traducir las novelas :D

    ResponderEliminar
  4. Gracias muchas gracias realmente esta parte de la historia donde el pasado se cuenta es muy triste y hermosa jejejejejejee

    ResponderEliminar