2 sept. 2013

[Mahouka Koukou no Rettousei v5] Vacaciones de Verano

El primer capítulo de este volumen viene a ustedes gracias a las imágenes de Kenlarc: "Qué el ecchi te acompañe!"

Sigan motivándome con mi dosis de ecchi y me animo a seguir trabajando lo más rápido que pueda :P

Entre otras cosas, ya estoy al día con Ro-kyu-bu! 2 y quiero más... Ahora pienso seguir con Slayers que parece ser una serie infinita, luego veré Monogatari que no he visto nada hasta ahora, y después Daganropa.

Que lo disfruten.
**********************************







“¿Quieren ir al mar?”

Quien había hecho esa pregunta tan repentina fue Shizuku.

“Por mar, ¿te refieres a la playa?”

Los sistemas de teléfono-TV modernos, como estándar, pueden recibir 10 llamadas simultáneamente. Mientras Miyuki utilizaba dicho sistema para entablar con Shizuku y Honoka una charla normal, Shizuku respondió con un breve “sí”. Esa respuesta fue un poco corta, pero aún así pareció activar una alarma en su amiga desde la escuela primaria, Honoka.

“Ah, ¿podrías estar refiriéndote a……?”

“Sí, a eso.”

Pero para Miyuki, quien las conocía apenas por unos 4 meses, esta conversación estaba a un nivel completamente diferente.

“¿’Podrías estar hablando……’ de qué?”

Frente a eso, Honoka y Shizuku se dieron cuenta de que habían dejado atrás a Miyuki, y desde hace mucho. Ambas compartieron una mirada. Con eso dicho, en la pantalla Miyuki sólo pudo verlas mirando de lado. Entonces Honoka fue la primera en volver a dirigir la mirada hacia Miyuki.

“Bueno, sabes, la familia de Shizuku tiene un resort en Ogasawara.”

“¿Eh? Shizuku, ¿tu familia tiene una playa privada?”

“Sí……”

Ante la pregunta de Miyuki, Shizuku respondió brevemente de nuevo, aunque esta vez con una expresión ligeramente apenada.

Recientemente, tener una villa en la isla inhabitada de Ogasawara se había vuelto muy de moda entre los millonarios, aunque había sido reprochado por parte de los críticos ignorantes con una mala interpretación de la expresión intelectual como una “arrogante y deliberada destrucción de la naturaleza”.

Estas islas inhabitadas, en donde se encontraba el resort, fueron una vez las islas más pobladas, pero habían sido abandonadas debido a las duras condiciones. Como estas islas eran de emisión cero (los recursos energéticos provenían de la luz del sol, así que si se incluyen las transformaciones de energía no serían realmente de emisión cero, pero de todas formas), no atentaban contra la naturaleza sino que no tenían vergüenza alguna en hacer uso válido de la tierra. Por supuesto, Miyuki no estaba culpando a Shizuku (o a su familia) de algo. Simplemente se trató de que incluso entre las casas consideradas acaudaladas, sólo unas pocas poseían villas con su propia playa privada. Eso probablemente fue algo que Shizuku comprendió, pero incluso en el caso de una crítica injustificada, probablemente asimilaría la parte de sentido común y se sentiría algo culpable a nivel subconsciente.

“Mi padre dijo ‘por favor invita a tus amigos’. Parece que realmente quiere conocer a Miyuki y a Tatsuya-san.”

Ante el calibre de las palabras de Shizuku que cambió la atmósfera (de nuevo siendo algo que uno que no las conociera por mucho tiempo no habría entendido), Honoka dijo algo entre dientes.

“Así que tu padre también estará ahí este año……”

Su expresión parecía estar recordando algo, muy probablemente recuerdo de unas vacaciones anteriores en las que estuvieron con el padre de Shizuku. Quizás en la misma villa de la que estaban hablando.

“No te preocupes. Sólo estará ahí por un corto tiempo. Parece que tiene una pila de trabajo, y probablemente sea capaz sólo de ausentarse una pocas horas.”

El rostro algo aprensivo de Honoka se suavizó en alivio ante las palabras de Shizuku. Miyuki sintió curiosidad de lo que pudo haber pasado, pero no perdió de vista las prioridades.

“No tengo ningún problema, pero…… ¿cuándo?”

“Aún no ha sido decidido. Tenemos que pensar si es conveniente o no para Tatsuya-san.”

Frente a la expresión de Miyuki diciendo “tengo que preguntarle a Onii-sama”, Shizuku comprendió perfectamente bien su respuesta.




 “…… es de lo que estuvimos hablando.”

Tatsuya escuchó el asunto durante el desayuno al día siguiente.

En un principio, Tatsuya consideró preguntar ‘¿hablaron de eso hasta la medianoche?’, pero por supuesto que lo que salió de su boca fue completamente diferente.

“¿Los únicos que irían son Shizuku, Honoka, y nosotros?”

“Shizuku dijo que también quiere invitar a Erika, Mizuki, Saijou-kun, y Yoshida-kun.”

Ante ello, Miyuki dudó levemente.

“Pero no están muy familiarizados con ellas como nosotros, así que se preguntaban si podríamos ser nosotros lo que les invitemos.”

Probablemente no quería decir nada que pudiera causar algún inconveniente para su hermano. Por supuesto, Miyuki no trataba de hacer que Tatsuya hiciese algo y en cambio iba a contactarse con ellos ella misma, pero-

“Entiendo. Entonces me pondré en contacto con Leo y Mikihiko. En cuanto a las fechas, vamos a ver……”

En cambio, Tatsuya no quería obligar a su hermana a hacer algo, resultando en una armonía pre-establecida.

Tomando un sorbo de café, Tatsuya repasó el cronograma en su cabeza.

“…… Estoy libre de viernes a domingo. Cualquier otro día es muy atareado.”

Las vacaciones de verano para las preparatorias duraban hasta finales de agosto. (Para la mayor parte de preparatorias de literatura y ciencia es hasta mediados de agosto, mientras que para las de educación física y artes se extiende hasta mediados de septiembre.)

El descanso de verano de Tatsuya el año pasado había sido mayormente consumido por el entrenamiento con el Batallón Independiente Equipado con Magia.

(Además de que el año pasado había estado estudiando - concretamente, haciendo de tutor de Miyuki.)

La primera mitad de este año había sido tomada por la Competición de las Nueve Escuelas, así que las cosas fueron más difíciles. Desarrollos involucrando la liberación de ‘dispositivos mágicos de vuelo dedicados’ el próximo mes ya estaban en marcha.

Este año también, no había ‘descanso’ en sus vacaciones de verano.

“Entonces sería el próximo viernes, sábado y domingo, tres días y dos noches. Se lo diré a Shizuku.”

Por lo que Miyuki estaba tan emocionada respecto a no perder esta oportunidad. Para ella, era un poco decepcionante que no fuera capaz de pasar su tiempo a solas sólo con su hermano, pero darle un tiempo para refrescarse tomaba prioridad sobre cualquier otro de sus deseos.




Parecía que Shizuku de verdad había dejado que sus planes fueran decididos por Tatsuya, ya que dio su consentimiento de inmediato luego de recibir la llamada de Miyuki. Honoka fue contactada por Shizuku, Erika y Mizuki por Miyuki, Leo y Mikihiko por Tatsuya, y que el hecho de que todos estuvieran libres fuera coincidencia o no, Tatsuya no se lo creyó del todo.

Y en el día del viaje se quedó en blanco, mirando asombrado. Había sido forzado a acompañar a las señoritas de compras, un evento muy llamativo en la sección de trajes de baño de una enorme tienda departamental; Tatsuya más tarde dejaría esta memoria en una de las gavetas en lo profundo de su mente sellándola por completo, de ahí que no haya un recuento de aquel evento en particular aquí.

Por alguna razón, el lugar de encuentro acordado no fue el aeropuerto sino la marina Hayama.

“Wooow…… ése sí que es un lindo bote.”

Esta vez (distinto a la Competición de las Nueve Escuelas) los pantaloncillos cortos de Erika no estaban fuera de lugar, así que alzó la mirada al casco blanco resplandeciente incluso mostrando sus bien torneadas piernas, mientras sus ojos brillaban.

“¿No tiene la familia de Erika un crucero también?”

Mientras Shizuku le hacía la pregunta con un rostro ligeramente apenado (Tatsuya se había vuelto bastante hábil en leer sus expresiones), Erika negó con la cabeza mostrando una sonrisa amarga.

“Tenemos un barco, pero no puede ser realmente llamado un ‘crucero’…… Rayos, no quiero llamarlo así.

Por lo general también apagan el estabilizador, así que es el peor viaje que puedas tener.”

“…… no me digas que es para entrenar?”

“Sí.”

“Ustedes en verdad son muy rigurosos……”

A un lado del murmullo y expresión de sorpresa de Miyuki, Mizuki no supo qué clase de rostro poner, así que simplemente sonrió de manera ambigua.

Por otra parte,

“Un sistema de propulsión de Fleming ya veo…… no hay ningún ducto de aire, así que la potencia proviene de las turbinas de gas. ¿Está propulsado por plantas fotocatalíticas de hidrógeno y celdas de combustible?”

Absorto como estaba con su interés de chico (?) por los mecanismos, Tatsuya murmuró para sí mismo mientras observaba el sistema de propulsión en detalle.

“También hay tanques de almacenamiento de hidrógeno a bordo sólo por si acaso.”

Una respuesta inesperada se hizo presente. (No era como si la respuesta en sí fuera inesperada, sino más bien el hecho de que se dio una respuesta.) Alzando la mirada, el ‘capitán’ del navío estaba ahí.

Con un gorro de marinero puesto hacia abajo hacia el rostro y vestido con una chaqueta con botones decorativos, estaba masticando una pipa.

Simplemente por poco no le quedaba bien esa apariencia.

La obesidad como una enfermedad por el estilo de vida había sido erradicada hace 20 años gracias a tratamientos medicinales, pero si estaba haciendo cosplay de capitán un contorno más redondo habría sido deseable.

Mientras Tatsuya pensaba eso con un rostro confundido, el ‘capitán’ extendió su brazo para un apretón de manos. Por cierto, la pipa que tenía en su mano izquierda en realidad era un pipa clásica. -Si se observaba lo suficientemente cerca, se vería que estaba vacía.

“Tú eres Shiba Tatsuya-kun, ¿no es así? Yo soy Kitayama Ushio, el padre de Shizuku.”

Casi no era capaz de contener su confusión ante esta personalidad más-franca-de-lo-esperado, pero Tatsuya había tenido mucha más experiencia en sociedad que la mayoría de estudiantes de preparatoria. En lugar de sucumbir ante la pena, devolvió el saludo perfectamente.

“Es un gusto conocerlo, yo soy Shiba Tatsuya. He escuchado mucho de usted. Junto con mi hermana, estamos complacidos habernos presentado.”

“También es un gusto conocerte.”

La mano extendida del padre de Shizuku, Tatsuya la apretó levemente para no violar la etiqueta, o esa era su intención, pero Ushio tomó la mano de Tatsuya efusivamente.

Su apretón fue inesperadamente firme. Aun así, comparado con Kazama y Yanagi, sus manos estaban más acostumbradas a trabajo de escritorio. Lo que tomó por sorpresa a Tatsuya no fue la fuerza sino el poder en la mirada que le dirigió. Aquellos ojos endurecidos te evaluaban sin hacerte sentir incómodo, daban la guía, competían con el brillo de las luminarias; los ojos de un líder.

“…… no sólo un sabiondo que simplemente usa su cerebro. Tampoco un simple técnico con técnicas superficiales excelentes.

La apariencia verdaderamente parece ser magníficamente confiable.”

Sus murmullos normalmente serían inaudibles. Ya que incluso Tatsuya tuvo que concentrarse conscientemente, aquel volumen de voz fue más que bajo como para ponerse a pensar. Pero incluso si hubiera sido dicho en un volumen normal de voz, Tatsuya no lo habría considerado descortés. Kitayama Ushio poseía la majestad para tasar honestamente el valor de cualquiera enfrente de él.

—Pero

“Sí, parece que los ojos de Shizuku no se equivocaron. Aunque se trata de mi hija, realmente es alguien muy competente.”

ante esta repentina acotación paternal, Tatsuya mantuvo su expresión neutral de forma ostensible mientras suspiraba “así que este es el gran ‘Kitayama Ushio’ eh……” en su mente.

Cuando dijo que había escuchado antes de él, no se trató de simple cortesía.

Ahora es normal usar un nombre de negocios en lugar de tu nombre real en la administración de una empresa para proteger tu privacidad. Su propio padre no utilizaba su nombre ‘Shiba Tatsurou’ sino el nombre de “Shiibara Tatsurou’ en su puesto como la cabeza de sector de desarrollo en FLT.

Sólo había escuchado de Shizuku que su padre administraba un negocio brevemente, pero después de que le dijera su nombre de negocios, se había sorprendido bastante de que se tratase de alguien tan importante.

Había contraído nupcias tarde (casarse con un mago involucraba varios asuntos y , aunque estos fueron salvados, había tomado años) por lo que en realidad debería estar cerca de los 50 o algo así, pero este aire franco, o más bien excesivamente despreocupado, no lo hacía ver como alguien mayor de los 40.

“—Miyuki!”

Haciéndose notar con una mirada, Tatsuya llamó a su hermana.

Miyuki se acercó rápidamente, juzgando de inmediato la situación, e inclinándose elegantemente ante el padre de Shizuku.

“Encantada de conocerlo, yo soy Shiba Miyuki. Muchas gracias por invitarnos.”

“Gracias a ti por tus amables palabras, señorita. Yo soy Kitayama Ushio. Un saludo tan encantador de parte de una damita tan hermosa es un honor inesperado para mí y mi embarcación.”

Ante su puesta de mano sobre el pecho y su profunda inclinación, Miyuki también hizo una reverencia al estilo occidental.

Al estar encarado con una belleza del calibre de Miyuki y sus modales, era inevitable que incluso Ushio quedara un poco boquiabierto.

“Ah, señor. No creo que me dijera una cosa así cuando nos conocimos, ¿verdad?”

“Padre, esto es poco decoroso así que por favor cierra la boca.”

Sin embargo, no había forma de que aquello fuera tolerado. Ante la desafortunada apariencia de Ushio, un aluvión de palabras vino volando de parte dos señoritas que habían aparecido.

“No no, no es como si hubiera tenido la boca abierta o algo por el estilo……”

Si tan sólo hubiera estado contra su hija verdadera, podría haber sido capaz de pensar en algo, pero al ser enfrentado con Honoka a quien adoraba como otra hija más desde la escuela primaria, incluso este talentoso hombre de negocios no supo que decir. (Por cierto, la razón por la que Honoka había sido tan aprensiva cuando escuchó que Ushio vendría, podría ser debido a que al verla como su hija, cada vez que se reunían le daba cantidades nada despreciables de dinero en efectivo.)

Haciendo gestos ostentosos hacia Erika y los otros quienes se mantenían a cierta distancia, obviamente estaba tratando de distraer a los demás del tema principal.

“—¡Ooh! Ustedes deben ser los nuevos amigos de mi hija, ¿no es así? Por favor disfruten con confianza.

Desafortunadamente ahora tengo que irme, pero por favor relájense y siéntanse como en casa.”

Probablemente se debió a que lidiar con su hija era más difícil que con compañeros de negocios. Su intranquilidad podía ser discernida por sus palabras inconexas.

Al verlo irse rápidamente en un automóvil largo un tanto apuro y levantando arrepentido su sombrero de capitán mientras se iba, Tatsuya murmuró ‘Creo que al menos le habría gustado navegar con su hija……’ en una voz que nadie pudo escuchar.




Eran alrededor de unos 900 Km. hasta la isla del archipiélago en el que se encontraba la villa.

Tatsuya no comprendió muy bien qué de divertido tenía navegar en lugar de volar (ahora no era extraño tener un aeroplano VTOL propio, y de hecho sería más barato que un crucero con propulsión Fleming), y luego de preguntarles a Leo y a Erika, simplemente le dijeron algo parecido a ‘ésta es la manera más encantadora de viajar’. Sin darse cuenta casi responde con ‘el punto del viaje es nadar, no pasear’, pero en cambio susurró ‘estos dos de verdad son una pareja perfecta’ en voz baja.

(Nota: VOTL = Vertical Take-Off Landing, o despegue y aterrizaje en vertical.)

Bueno, todos habían ido juntos, y ninguno debería tener mareo. Tomando en cuenta el tiempo de viaje, se habían reunido temprano a las 6 de la mañana. Para poder salir lo más pronto posible, Tatsuya se subió rápidamente al navío.

La cubierta era incluso más grande de lo que aparentaba por fuera. No había una piscina, teatro, o alguna cosa extravagante (se trataba de un ‘crucero’, no de un ‘buque de lujo’ después de todo), pero incluso si 8 personas sacaran asientos de cubierta y se pusieran a pescar con caña, todavía quedaría mucho espacio libre.

—Sin embargo, ya que toda la cubierta estaba revestida por un domo transparente con diseño aerodinámico para la resistencia del aire, en realidad sería imposible tirar alguna línea para pescar.

“Pero, cuando navega a bajas velocidades se abre a los lados.”

Quien explicó eso fue la timonel, la misma que se había encargado de sus pertenencias, la multi-ama-de-llaves, la Sra. Kurosawa.

(Nota: “Sra.” Viene de 女史 (joshi) usado como un matiz de estatus.)

Por su apariencia…… en lugar de un ama de llaves, se sentía que debería haber una palabra más apropiada. No parecía tener más de unos veintes a lo mucho.

Aunque se dijera eso, no daba la impresión de alguien suave, ya que parecía ser más del tipo que vendría acompañada con un efecto de sonido de “rápido”; aun así bajo el resplandeciente sol sobre mar abierto, por mucho que dijeran que el domo neutralizaba el exceso de los rayos de sol, Tatsuya se había preguntado si de verdad no tenía calor bajo ese traje. O quizás sólo era su imaginación.

Firmemente abrigado en una chaqueta de verano de manga larga como estaba, probablemente no estaba muy calificado como para pensar en cosas así.

El diseño del barco colocaba la timonera en la proa, la cabina debajo, y el domo transparente se extendía desde lo alto de la timonera cubriendo todo hasta la mitad en donde se encontraba la cubierta.

Después de confirmar que los siete pasajeros estuviesen a bordo, Kurosawa fue directo a la timonera, y pronto la embarcación había dejado la costa.




El tiempo se mostraba en calma, y aunque hubo algunas sacudidas, gracias a los estabilizadores y sistemas de absorción de movimiento, nadie a bordo sufrió mareo. Sin contratiempo, la nave eventualmente llegaría a la villa en la isla Nakodojima.

El atolón alrededor de la isla había sido devastado por cabras salvajes en la última mitad del siglo pasado. Después de eso, los esfuerzos por restaurar con arrecifes artificiales fueron infructuosos. Más tarde, se construyeron villas y la arcilla roja que había sido dragada hasta la costa fue utilizada como fondos privados para crear una playa de arena y un muelle. Esto era lo que los ‘intelectuales’ habían estado criticando como ‘destrucción de la naturaleza’.

Sin embargo, en el tiempo en que las islas estuvieron deshabitadas, no hubo destrucción y hubo gente que había exterminado a las cabras salvajes también. ¿Ocurrió la destrucción de la naturaleza porque había personas, o sólo después de que se fueran?

Había estado divagando en tales pensamientos, pero al volver a la realidad y en miras a que él también había venido a jugar en el mismo muelle de arena, tuvo que admitir que no estaba en posición de criticar.

Como podía inferirse de su monólogo, ya habían llegado a la playa.

La arena era blanca y el sol brillaba.

Pero la playa era aun más brillante que eso.

“Tatsuya-kun~, ¿quieres ir a nadar~?”

“Onii-sama~, el agua está fría y se siente muy bien~.”

Mientras Erika y Miyuki lo llamaban desde la playa, Tatsuya, bajo la sombra de un parasol ubicado en la playa, negó con las manos mostrando una tenue sonrisa.


 —Demasiado brillante.


Lo que brillaba, por cierto, eran las chicas en traje de baño jugueteando por la playa.

Lo primero en llamar la atención probablemente sería el conjunto de una pieza de Erika. Era un diseño simple sin detalles que realzaba y mejoraba sus proporciones esbeltas.

A su lado, moviendo las manos estaba Miyuki en un conjunto de una pieza con motivos florales. Su feminidad se incrementaba con cada día que pasaba, y el diseño atrevido servía para dar énfasis a su encanto vibrante de hada.

La sorpresa fue Mizuki. Aunque su traje de dos piezas con diseño punteado no era tan revelador como un bikini, el corte profundo en la zona del pecho mostraba sus grandes encantos, y era imposible relacionarla con su habitual imagen dócil. Quizás debido a sus hombros angostos y caderas, la curva delgada de su cintura resultaba en un atractivo particular.

De igual forma en un traje de dos piezas, Honoka tenía un pareo cruzado sobre un hombro dando un estilo asimétrico de aire maduro. Si no se considerase simplemente el tamaño, sino las curvas, probablemente este conjunto era el mejor proporcionado de todos los presentes.

Por otra parte, Shizuku vestía un traje de baño juvenil con vuelos. Aun así, seguía teniendo esa expresión de alguien adulto, combinando ambos para crear un misterioso encanto pervertido.

El ver esto hizo que Tatsuya se sintiera peculiarmente incómodo muy por dentro, así que desplazó la mirada.

A un lado, llamativas olas de agua se alzaban.

Leo y Mikihiko estaban en una competencia (de nado).

Cuando Tatsuya estuvo observando, Leo parecía estar en su propio elemento, mientras que Mikihiko trataba desesperadamente de coger su ritmo. …… Por alguna razón inexplicable aquello le hizo recordar un sentido de intimidad.

Viendo más lejos, hacia el horizonte, dejó que su consciencia fuese a la deriva.

Por un momento, se sumergió a sí mismo en soledad.

Entonces, repentinamente, sintió la presencia de personas.

Observando los cuerpos a su alrededor - Tatsuya se elogió a sí mismo por haber logrado no dejar salir un solo sonido.

Cinco personas estaban inclinadas mirando su rostro.

Esto habría sido problemático en una situación normal, mucho más si estaban en traje de baño.

“Tatsuya-san, ¿pensando?”

Preguntó Shizuku mientras se inclinaba hacia él por la cintura, con sus manos sobre su regazo. Viéndolo desde este ángulo, parecía que el cuerpo de Shizuku no era tan infantil como había imaginado. Por supuesto, eso era algo que no dijera en voz alta. De igual forma, quedarse viendo estaba fuera de cuestión.

“Onii-sama, finalmente venimos al mar, así que ¿por qué no vienes a nadar?”

“Es verdad. Sólo quedarse acampando bajo el parasol de esta forma todo el día sería un desperdicio.”

Con Miyuki a la izquierda y Honoka a la derecha, rodeándolo de forma similar que Shizuku, no había escape para sus ojos donde sea que mirase.

Detrás de Shizuku, esperando inocentemente por su respuesta estaba Mizuki, y a su lado Erika mostrando esa sonrisa maligna de ella. Dejar las cosas así sería muy malo. Sin una razón clara del por qué, Tatsuya sintió eso muy fuertemente.

“Es cierto, supongo que iré.”

Poniéndose de pie y quitándose la arena de sus pantalones cortos, se apartó sutilmente de la línea de vista de esas cinco encantadoras figuras. Mientras mantenía su mirada baja firmemente, se quitó yacht parka.

Cuando la parka tocó la arena, el ambiente cambió visiblemente.

Oh mierda, pensó Tatsuya, pero ya era demasiado tarde.

“Tatsuya-kun, esas son……”

Erika no pudo ocultar la tensión en su voz.

Pronto se sabría lo que eran. No sólo Tatsuya, sino Mizuki, Honoka, y Shizuku se dieron cuenta rápidamente el por qué Erika se había sorprendido tan nerviosamente. Las miradas de aquellas señoritas estaban pegadas en ‘esas’ sobre su cuerpo.

Bajo la parka se escondía un cuerpo forjado de acero. El grosor de los músculos no era nada sorprendente. Ni siquiera se acercaba al volumen del cuerpo de un adulto. Pero aunque era varonil, el pecho y los músculos abdominales habían sido fuertemente tonificados y fortalecidos, casi como una escultura del Renacimiento.

Sólo había una característica del que carecían las esculturas - cruzando toda su piel habían innumerables cicatrices.

Muchas eran cortadas.

Y punzadas en igual cantidad.

Había algunas pequeñas marcas menores de quemaduras en varias partes.

Extrañamente no había rastro de fracturas, pero incluso tomando en cuenta aquello, este no era un cuerpo que había crecido de una forma natural.

Un simple entrenamiento normal nunca podría hacer esto.

Ni simplemente entrenar hasta que derramase sangre.

Sólo ser realmente cortado, apuñalado, y quemado, hasta que la sangre fluyera como si estuviera bajo tortura, o quizás el entrenamiento en sí era una tortura; podría producir un cuerpo así. Precisamente porque Erika lo entendía, no gritó en voz alta.

“Tatsuya-kun…… tú, qué fue lo que……”

“Lo siento, no es algo placentero a la vista.”

Devolviendo una respuesta irrelevante a la pregunta no realizada, Tatsuya apartó la mirada de Erika y se agachó para tomar la parka que acababa de quitarse.

Pero su mano no pudo alcanzarla. Eso que había caído en la arena hace un momento, estaba ahora firmemente abrazado contra el pecho de Miyuki mientras ella estaba de rodillas a sus pies.

Aunque era su hermana, no permitiría que su mano se acercase al pecho de una dama, así que su brazo izquierdo terminó vagando en el aire sin dirección alguna. Afortunadamente, no había por qué preocuparse en retraerla. Ya que el momento en que se puso de pie, su brazo izquierdo se vio envuelto por el brazo derecho de Miyuki.

“Wah”

Quien había levantado su voz sorprendida fue Mizuki. En un contacto cercano, el pecho de Miyuki estaba presionado contra el brazo de Tatsuya con sólo un delgado traje de baño entre ellos. Ante ello, sin embargo, Miyuki no mostró indicios de vergüenza.

“Onii-sama, está bien.”

El rostro de Miyuki estaba ligeramente rojo, pero no por la pena de estar pegada a él semidesnuda.

“Yo sé. Todas y cada una de esas cicatrices, es prueba del dolor por el que pasó Onii-sama para volverse más fuerte que cualquiera.”

Sino por la profunda mirada en los ojos de él a tan corta distancia.

“Así que, no creo que el cuerpo de Onii-sama sea algo por lo que tenga que estar avergonzado.”

Ante las palabras de Miyuki, la expresión de Tatsuya se suavizó un poco. Entonces, sintió el impacto de algo suave presionando su brazo derecho.

Erika dejó salir un pequeño silbido. No era en burla, sino como elogio.

Él estaba casi seguro de saber de quién se trataba, pero de todas formas volteó la cabeza para verificar la presencia alrededor de su brazo derecho.

Como era de esperar, se trataba de Honoka. Casi como si compitiese con Miyuki, abrazaba fuertemente el brazo de Tatsuya con ambas manos. A diferencia de Miyuki, ella tenía un traje de baño de dos piezas, así que el brazo de Tatsuya estaba tocando su piel suave directamente. Ya sea debido a eso o no, el rostro de Honoka estaba tres veces más rojo que el de Miyuki.

“¡A, a mí tampoco me importa!”

A pesar del tartamudeo inicial, empezó a hablar rápidamente después de eso. Probablemente como algo normal. Un acto que sería natural para amantes estaba siendo mostrado en alguien del sexo opuesto, aunque en traje de baño era ir demasiado lejos. Sería aún más extraño si no estuviera nerviosa.

Aunque hablando de cosas raras, lo más raro fueron las acciones de Honoka.

Para una adolescente, no, incluso para una mujer con mucha experiencia en la vida, las cicatrices talladas por todo el cuerpo de Tatsuya serían algo difícil de encarar. Si sólo fueran unas pocas quizás no habría ningún problema, pero esas marcas normalmente estarían asociadas con eventos de terror.

Tatsuya sólo podía suponer que quitarse la parka enfrente de esas chicas a pesar de saber eso fue un estúpido momento de descuido, tal vez provocado por el destellante sol tropical, pensó amargamente.


Dejando de lado la reacción de Erika, aunque extraña, era completamente comprensible. Y en cuanto a lo que a él se refería, hace mucho se había dado por vencido en tratar de clasificar las palabras y actos de Miyuki con cualquier cosa que pudiera ser considerada como ‘normal’. Pero lo que estaba detrás de las acciones de Honoka era un misterio para él. Era casi como-

“Es casi como…… quedar atrapado entre tu hermana y tu novia, ¿no es así?”


“¡Hey, shh! No puedes decir eso Mizuki. Las cosas por fin se había puesto interesantes.”

Las palabras de Mizuki probablemente no eran entusiastas, sino más bien sus honestos pensamientos. Tatsuya comprendió eso perfectamente bien, pero aun así estuvo totalmente de acurdo con las palabras de Erika: ‘no puedes decir eso’. La segunda parte, sin embargo, no era algo que pudiera aceptar en absoluto.

Pero entre la primera y la segunda mitad de esa frase, la voz de Erika cambió notablemente. Sus reservas desaparecieron. La voz de Mizuki fue la misma de siempre de principio a fin.

Con una sonrisa malvada, Erika se alejó un poco de Tatsuya, quien trataba fútilmente de lidiar con Honoka que seguía apegada firmemente alrededor de su brazo (desde hace mucho había dejado de preocuparse de Miyuki).

“Ehm, perdóname ¿sí? Tatsuya-kun. Mostré una actitud extraña.”

“No, no me importa. Así que Erika, por favor tú tampoco te preocupes de eso.”

“Incluso si me dices que no lo haga…… ¡Ah, es cierto!”

‘Acabo de pensar en algo bueno’, era lo que decía su expresión, mientras que esa sonrisa iluminaba su rostro aún más.

“Te mostraré apropiadamente mis disculpas también.”

Mientras decía eso enganchó su pulgar derecho bajo la tira del hombro de su traje de baño y con un guiño, lo levantó una altura casi de un dedo.

Al lado de Erika, Mizuki se puso tensa.


Con Honoka parloteando sin levantar la cabeza, y Miyuki mirándolo con una sonrisa perfecta, Tatsuya volteó para ver alternadamente a las dos chicas que seguían apegadas a sus brazos.

“Vamos a nadar.”

Con las dos todavía pegadas firmemente a sus brazos, Tatsuya fue de manera incómoda hacia la playa.

Erika infló las mejillas, mientras que Mizuki sonreía levemente perdida en su propio mundo.

Dejando a esas dos y alcanzando al grupo de Tatsuya, Shizuku asintió y simplemente dijo ‘bien hecho’ a la espalda de la chica de la derecha.




Un brillante cielo azul se extendía frente a Tatsuya. Flotando sobre su espalda en el tranquilo océano (sólo su casi sumergido rostro rozaba la superficie del agua), la única sensación era la de ser acariciado por las olas.

Hace sólo un rato se libró una pelea con agua, con lo que podía ser llamado ‘chorros de jet’ volando por todas partes (por supuesto como si fuera cosa de magia, se decidió que el enemigo sería Tatsuya); sin embargo, cinco chicas y un chico era una carga mental muy fuerte incluso para él. Si Leo y Mikihiko hubiesen estado cerca podría haber sido capaz de resistir un poco más, pero esos dos deben haberse metido en una competencia de nado de gran distancia ya que no estaban más a la vista. Cuando dijo ‘me iré un rato’ y les dio la espalda a esas cinco, el rostro de Miyuki pareció llenarse de frustración, pero como era de esperar, comprendió muy bien la incomodidad de él.

Ahora las señoritas estaban jugando en un bote. La ubicación era la playa cerca a donde estaba Tatsuya descansando. Manteniendo una distancia para no molestarlo, pero a la que pudiera darle un vistazo parecía ser el lema de Miyuki, y el resto de las chicas se ajustaron a ello.

Las voces alegres de las chicas fueron transportadas por la brisa hasta donde estaba. La mayor parte de ellas no eran conversaciones sino chillidos sin sentido, e incluso sin siquiera mirar, al analizar los pushion que emitían pudo tener una idea de lo que probablemente estaban haciendo. Honoka y Shizuku estaban en el bote, Miyuki y Erika en el agua alrededor de los lados, y Mizuki debería estar sentada bajo un parasol en la playa.

Mientras era mecido por esas suaves olas, Tatsuya recordó algo. Honoka había dicho que no era muy buena nadadora. Aunque estaba en un bote que no era particularmente grande, tampoco era específicamente estable, y se preguntaba si estaría bien que ella fuera tan lejos.

Esa mala premonición se volvió realidad en pocos segundos. Ya sea o no debido al poder de la palabra o un evento como si fuese designado por varias personas, la idea era que si se ponía en palabras las posibilidades de infortunio, las mismas trascenderían la teoría hasta volverse realidad. Eso no se aplicaba simplemente a las palabras dichas con la boca, sino también a pensamientos formados dentro de la mente.

Un grito cortó de repente el tranquilo aire de verano. Tatsuya percibió el evento del vuelco del bote con información más rápida de lo que el ojo pudo ver, y se alzó de inmediato sobre la superficie del agua para empezar a correr a toda marcha hacia el bote. Era una técnica de movimiento que normalmente nunca usaría si otros estuvieran cerca, pero ciertamente era bastante más rápido que nadar.

Corriendo hasta cerca del bote volcado, Tatsuya en un paso había usado continuamente Flash Casting para una magia de amplificación de tensión de superficie para conseguir un efecto parecido al de una ‘araña de agua’.

Tatsuya se sumergió empezando por los pies. Siguiendo los gestos de Miyuki que se había sumergido antes, Tatsuya enganchó su brazo alrededor de la cintura de Honoka. En un comprensible estado de pánico, Honoka sacudía salvajemente sus extremidades, pateando incluso cuando Tatsuya la levantó sobre la superficie del agua.

Encima de él, Erika había puesto a Shizuku de vuelta sobre el bote. Erika o Shizuku fueron las que habían enderezado el navío volcado. Tatsuya decidió pensar en cómo fue que lograron hacer eso más tarde, y llevó a Honoka hacia el bote.

Desde que estuvo de vuelta sobre la superficie del agua se había tranquilizado algo, pero seguía en un estado relativamente agitado. Desesperadamente e irracionalmente resistiéndose a ser llevada al bote, seguía suplicando ‘¡Por favor espera un poco!’ y ‘¡Te lo ruego!’. Sin embargo, el sólo quedarse en el agua caliente de ese mar de verano minaría sus pocas fuerzas aún más. Debido a su estado debilitado, era necesario hacer que descanse dentro del bote. Tatsuya negó con la cabeza renuentemente, y levantó el cuerpo de Honoka hacia el bote. La inercia hizo que la mitad de su cuerpo entrase, y antes de que pudiera ponerse de pie fue sometida por Shizuku. Al verla cerca desde el frente, Tatsuya se dio cuenta repentinamente del por qué había estado negándose antes.

El traje de baño que llevaba Honoka probablemente había sido diseñado con la moda en mente primero, y la practicidad para nadar después.

A su traje de baño le faltaba la parte de arriba.

Tatsuya cerró fuertemente los ojos, y sin decir palabra permitió que la fuerza de gravedad lo llevara de vuelta debajo de las olas.

Un nuevo grito cortó el aire pacífico, mientras Honoka se agachaba y cubría el pecho con ambas manos




 “Hic, hic, sniff……”

(Nota: La verdad es que quedaba mejor ugu~.)

“Ehm, esto, qué pasa…… Honoka-san, estás bien……?”

Luego de llegar a la playa había perdido el control y empezó a llorar de verdad, y en confusión Mizuki no supo qué había pasado mientras trataba de animarla. Las otras tres - Shizuku, Erika y Miyuki se quedaron de pie cerca de las dos con mucha vergüenza.

“Hic…… es por eso, hic…… que le dije que…… snif, que espereee……”

Por supuesto, el que se sentía más incómodo fue Tatsuya. Siendo honestos, nada le habría gustado más que salir huyendo.

Sin embargo, no era simplemente algo de lo que pudiera esconderse.

“Eso, bueno…… Tatsuya-kun sólo trataba de ayudar……”

Las palabras de Erika naturalmente no tuvieron efecto. Miyuki no fue capaz de hallar las palabras para ello, y tampoco Tatsuya.

“Honoka, ehm…… Lo siento.”

El mismo Tatsuya no tuvo mala intención, y aunque no tenía responsabilidad en ese aspecto, no podía quedarse con un rostro indiferente. Pensando así Tatsuya se inclinó, mientras Shizuku le susurraba algo al oído a Honoka.

“Honoka, sabes que Tatsuya-san no tiene la culpa.”

Una voz baja que sólo Honoka pudo oír.

“Él te dio mucho tiempo para que después arreglases tu traje.”

A pesar de la voz baja, y a pesar de las numerosas contradicciones, las palabras de Shizuku parecían haber tenido un efecto tranquilizante.

“No fue exactamente de acuerdo al plan, pero……”

Sin embargo, también parecía que algo sospechoso se había mezclado en esas palabras reconfortantes.

“Esta es una buena oportunidad.”

Esa línea fue algo cómplice.

Shizuku pronunció unas pocas palabras más de complicidad con ella, y luego Honoka finalmente levantó la vista.

“Tatsuya-san…… ¿de verdad lo sientes?”

“Estoy siendo muy sincero. De verdad lo siento mucho.”

Mientras Tatsuya se inclinaba de nuevo, Honoka murmuró “Entonces……”

“…… sólo por hoy, haz todo lo que yo diga.”

“¿Podrías repetir eso?”

Ante aquellas palabras totalmente inesperadas, la confusión hizo presa del rostro de Tatsuya. Honoka no calzaba en la imagen de alguien que diría algo como eso en absoluto. No sólo Tatsuya, sino que Miyuki y Erika también mostraban expresiones similares.

“Si lo haces, te perdonaré. ¿O no está bien……?”

Tatsuya y Miyuki intercambiaron miradas.

La sonrisa torcida de Miyuki parecía decir ‘no se puede evitar’.

“…… si eso es lo que quieres.”

Aunque había dicho ‘todo lo que diga’, él sabía que ella no era una chica que haría peticiones maliciosas como el ‘Juego del Rey’ que fue popular hace muchas décadas atrás. Mientras asentía, Honoka exclamó alegremente ‘¡Es una promesa!’ con una gran sonrisa.




Para cuando Leo regresó de su lar~go (en distancia y duración) nado, llegó justo a tiempo para el té en el balcón.

Bebidas frías y frutas coloridas estaban expuestas sobre la mesa.

Kurosawa actuando de camarera no llevaba un traje bajo su delantal, sino un mini traje ligero de una pieza. Sus hombros estaban descubiertos, y sus extremidades delgadas se asomaban detrás de su delantal que era más largo que el vestido en sí. El puro sex appeal que exudaba habría atrapado la mirada de cualquier joven adolescente, pero hoy habían cuatro trajes de baño más poderosos junto a ella.

Viendo en retrospectiva de forma madura, dos eran unas bellezas y dos ya había pasado el nivel de la palabra belleza. Para Leo, sin embargo, quien sentía con claridad que ‘la comida era antes que el romance’ frente a estas cuatro formas envueltas en trajes de baño, ni siquiera el ‘atractivo adulto’ de Kurosawa era rival para él.

Pero eso no quería decir que fuera insensible. Al reconocer esos cuatro trajes de baño, Leo remarcó un ‘¿Oh?’ mientras miraba alrededor.

“¿Dónde están…… Tatsuya y Mitsui?”

“Están en, el bote, por ahí.”

La respuesta no vino de la mesa, sino desde atrás.

Completamente agotado y chorreando agua de mar, Mikihiko respondió sin aliento mientras apuntaba.

Tatsuya y Honoka estaban en el mar en un bote de remos al estilo retro.

“…… ¿Qué rayos está pasando?”

“Pasaron cosas. Sí, cosas.”

Ante la pregunta de Leo, Erika respondió entre dientes.

Más que ser cortante, esa expresión fue casi como estar enfurruñada, y mientras volteaba hacia otra parte, Leo, en lugar de sentirse ofendido sintió aún más curiosidad.

Al ver a Mikihiko observar la escena con interés, él también dirigió la mirada hacia el mar.

Llevando un sombrero de paja, la expresión de Tatsuya estaba oculta bajo su sombra y era imperceptible.

Honoka sostenía un parasol y les estaba dando la espalda, así que de igual forma no se podía ver su expresión.

Aun así, mientras el pequeño bote se alejaba de la orilla, Mikihiko pudo sentir el aire extremadamente pacífico que daban.


“…… Esa sí que es una atmósfera agradable, ¿no es así?”

“Ustedes, hey.”

Idiotas, fue lo que no dijo.

Incluso mientras Erika sentía que le daba un ataque, de repente un aire helado hizo presa de la habitación desde el asiento opuesto.

Crack, crack, crack…… Mikihiko pudo escuchar estos sonidos que no presagiaban nada bueno venir de la chica sentada al lado de él, remembrando lo terrible del invierno.

“Mikihiko-kun, ¿no te gustaría servirte una naranja helada?”

Hablando afablemente, Miyuki rió mientras le pasaba una naranja más que helada a Mikihiko.

Con una perfecta sincronía, Kurosawa le pasó una cuchara.

De forma mecánica, Mikihiko tomó la cuchara para postre.

Miyuki tomó otra fruta en sus manos. Una vez más, ese sonido de crack, crack, crack…… pudo escucharse, y de inmediato estaba sosteniendo un sorbete de mango crudo. Al apartar su mirada congelante de la fruta a la que había estado mirando fijamente, se la ofreció a la persona frente a ella con otra brillante sonrisa.

“Saijou-kun, ¿no te vas a servir una también?”

“Ah…… gracias……”

Leo decidió que responder sería mejor.

Miyuki dirigió de nuevo la mirada a la montaña de fruta frente a ella, pero quizás perdiendo el interés, miró a lo lejos con tristeza.

“Shizuku, lo siento, pero me siento un poco cansada. ¿Podría descansar en alguna parte por un momento por favor?”

“Está bien, no te preocupes. ¿Kurosawa-san?”

“A sus órdenes. Miyuki-ojousama, por aquí.”

Siguiendo a Kurosawa, Miyuki se adentró a la villa.

Comparada con la expresión apenada de Mizuki, la distintiva cara de póker de Shizuku daba un marcado contraste.




La cena fue una barbacoa.

Ocho personas reunidas en armonía alrededor de la estufa, con Miyuki probablemente tranquila después de descansar, yendo de un lado a otro entre la mesa y la barbacoa.

Antes de ir a molestar incesantemente a Tatsuya, Honoka se fue a charlar alegremente con Erika y Shizuku.

Tal vez debido al trauma que recibió durante la hora del té, Mizuki se sentó lejos de Miyuki y los demás, entablando conversación con Mikihiko.

Leo engullía la comida con gusto. Kurosawa estaba casi exclusivamente sirviéndole a él.

Por supuesto, los grupos no eran exclusivos, con Honoka uniéndose al grupo de Miyuki algunas veces, y Tatsuya metiéndose en una guerra por comida con Leo.

Pero de alguna forma - de alguna forma, comparado con lo normal, había un aire de incomodidad flotando entre ellos.




Esta era la calma antes de la tormenta.

Era imposible estar seguros de qué iba a pasar, pero definitivamente iba a pasar algo - quien rompió ese equilibrio y levantó la cortina, fue alguien inesperado.

Tan pronto como terminó el juego de cartas que habían estado jugando las cinco chicas culminando con la derrota de Mizuki, Shizuku le preguntó a Miyuki “¿Vendrías conmigo por un momento?”

“…… Seguro.”

Su confusión duró tan sólo un segundo.

Casi de inmediato, Miyuki estaba sonriendo de nuevo.

“…… Ehm, ¿van a ir a pasear? Yo también voy.”

“No puedes Mizuki. Tienes que cumplir la penitencia.”

Cuando Mizuki se puso de pie para seguir a Miyuki, Erika la sujetó por el vestido y la tiró de vuelta hacia abajo.

“¡¿Ehh?! ¡No me dijeron nada de eso!”

“La perdedora obviamente tiene que cumplir con una penitencia. Como sea, con eso dicho, vayan con cuidado ustedes dos.”

Ya sea por haber leído el ambiente o no, Erika sujetó sutilmente a Mizuki, y pretendiendo no haberse dado cuenta de la tensión entre ellas despidió a Miyuki y Shizuku moviendo la mano.

Quienes sintieron la atmósfera tensa no sólo fueron las señoritas. Después de terminar la cena, Leo tomó un pudín y se lo llevó, probablemente dándose cuenta de la situación, y Mikihiko, quien era incapaz de concentrarse en su juego de ajedrez, les daba algunos vistazos a las chicas.

“Jaque mate. En 10 movimientos.”

“¡¿Ehh, de nuevo?!”

Llorando ante la despiadada frase de Tatsuya




Dejando la villa, dieron vuelta a la izquierda hacia la playa.

Shizuku caminó en silencio, y Miyuki la seguía en silencio.

Procedieron de esa manera y cuando las luces de la villa ya no pudieron ser vistas, Shizuku dio la vuelta.

Su rostro normalmente inexpresivo estaba tenso.

Miyuki simplemente sonreía, pero esa expresión era de una sonrisa arcaica de la cual no podían leerse sus emociones.

“Lamento hacer que me acompañes todo este camino.”

“Está bien. ¿Hay algo de lo que quieras hablar?”

Incluso ante la invitación de Miyuki, no pudo forzarse a sí misma a ir directo al grano.

Después de contar 10 rondas de olas chocando gentilmente sobre la orilla, Shizuku abrió la boca.

“Quiero saber.”

“¿Qué cosa?”

“¿Qué es lo que siente Miyuki por Tatsuya-san?”

Ante la pregunta de Shizuku sin ninguna cubierta o un acercamiento elusivo, sin ninguna explicación o intento de razonar:

“Lo amo.”

Respondió Miyuki en una sola palabra con absoluta calma.

“…… ¿Eso es, como a un hombre?”

En su lugar, la que parecía más contrariada fue Shizuku. Seguir manteniendo la calma probablemente era sólo otro aspecto de su personalidad.

“No.”

La respuesta de Miyuki vino sin la más leve duda.

Su expresión era serena.

“Amo y respeto a Onii-sama más que a nadie. Pero, no como mujer. Estos sentimientos que tengo por mi hermano no son de amor romántico. Nunca podría haber un amor así entre él y yo.”

Encontrándose con la mirada de Shizuku,

“Tengo curiosidad de saber, ¿por qué me harías esa pregunta?”

mostró una sonrisita maliciosa.

“Está bien. No tengo intenciones de interferir con Honoka o lo que sea. …… Sólo para que lo sepas, aun así me sentiré realmente celosa, ¿está bien?

Así que no te preocupes, aunque supongo que eso va a ser difícil.”

Mientras Miyuki dejaba salir una leve risita, la expresión de Shizuku parecía estar al borde de las lágrimas.

“…… ¿Por qué?”

“¿Qué cosa?”

“¿Por qué…… tratas de distanciarte de esa manera? Me refiero a que es tan evidente que amas demasiado a Tatsuya-san.”

Miyuki dio un paso hacia Shizuku.

Shizuku se tensó visiblemente, pero, no se estremeció.

Miyuki camino pasando por su lado en esa dirección, hasta que estuvieron de espaldas.

“…… Es difícil explicar la relación entre nosotros a alguien más. Hay demasiadas especulaciones de por medio. Pero los sentimientos que tengo por Onii-sama no son tan simples como eso.”

“…… ¿De verdad son hermanos?”

Mientras Shizuku daba la vuelta,

“Has hecho una pregunta bastante gastada.”

Miyuki respondió mientras seguía dándole la espalda.

“…… Lo siento.”

“No, no te estoy culpando o algo parecido.”

Negando con la cabeza, la sonrisa de Miyuki se mostraba despreocupada.

“Está bien…… ya que tienes una amiga que realmente está dando su mayor esfuerzo.”

“Yo…… también pienso en ti como una amiga mía.”

“Lo sé. Es por eso que te sientes en conflicto, ¿cierto? Estás dando tu mejor esfuerzo para no herir a ninguna de nosotras.”

Frente a la gentil mirada de Miyuki, Shizuku apartó la suya avergonzada.

“Como decía…… Onii-sama y yo somos hermanos de verdad. O al menos eso es lo que dicen los registros, y las pruebas de ADN siempre han confirmado esa relación.”

“Pero……”

“Sé lo que quieres decir.”

Mientras Shizuku tartamudeaba, Miyuki asentía comprendiendo.

“Estos sentimientos que tengo por Onii-sama, incluso yo sé que trascienden el reino de los lazos fraternales normales.”

Shizuku se quedó callada apenada.

“Sabes…… en realidad, yo morí tres años atrás.”

“¿Eh?”

A la luz de esta confesión, ni siquiera ella pudo suprimir su voz.

“¿O quizás es mejor decir que debería haber muerto? Pero en ese momento, de verdad pude sentir que mi vida se desvanecía de mi cuerpo, así que supongo que ‘En realidad morí’ tampoco es exacto.”

Mientras Miyuki hablaba, su sonrisa fue fugaz, y la línea de ‘En realidad morí’ fue dicha con tanta convicción que Shizuku no pudo evitar más que sentir un escalofrío correr por su espina.

“Es gracias a Onii-sama que puedo estar de pie frente a ti de esta manera. Ser capaz de llorar, de reír, de hablar, contigo aquí y ahora, es todo gracias a él. Le debo mi vida a él, y todo lo que tengo y todo lo que soy le pertenecen sólo a él.”

“Eso es……”

La pregunta ‘¿qué significa eso?’ permaneció sin ser dicha, y no se dio una respuesta.

“Los sentimientos que tengo por Onii-sama no son de amor romántico.”

La respuesta que dio en su lugar se refería a la segunda pregunta ‘¿Cómo a un hombre?’, y la convicción no fue menor que la de antes.

“Amor romántico, significa que quieres algo de esa persona, ¿no es así?”

Incluso si pudiera preguntar a Miyuki ‘¿No es amor el querer que esa persona sea tuya?’, Shizuku no respondió. Creyó que no era lo adecuado, y además,

“Pero, no hay nada que quiera de Onii-sama. Porque ya he recibido mi propio ser de parte de él.”

Instintivamente comprendió que Miyuki no buscaba una repuesta.

“No deseo nada más de él. Ni siquiera le pediré que acepte mis sentimientos. Al final…… supongo, amor es la única palabra que podría usar para describirlo.”

“…… Entiendo.”

Ante la confesión de Miyuki, Shizuku no pudo hacer nada más que levantar la bandera blanca de la paz.

“Miyuki, de verdad que eres alguien bastante difícil de entender.”

“Creo que es una forma algo retorcida de ver las cosas de mi parte.”

Al mismo tiempo que Shizuku negaba con la cabeza, Miyuki cerró un ojo y mostró una sonrisa traviesa.




Poco después de que Shizuku y Miyuki se fueran, Honoka fue a verse en un espejo. Cuando salió de la habitación, dijo ‘voy a recoger algunas flores’.

Mientras se miraba, repasó las palabras que Shizuku había dicho. ‘Me llevaré a Miyuki afuera, así que invita a Tatsuya-san mientras tanto’.

De inmediato supo a lo que se refería. Shizuku comprendía perfectamente bien los sentimientos de Honoka sin necesidad de preguntárselo. Hablando con honestidad, el incidente del bote volcado anterior también había sido algo ‘orquestado’ por Shizuku en un intento de hacer que Honoka y Tatsuya estuviesen juntos. Antes le había informado a él que Honoka no era una buena nadadora, y su plan era que Tatsuya la salvaría para que Honoka pudiera usar ese pretexto para acercársele y darle las gracias. En caso de que Tatsuya no llegara a tiempo, también tenía un siguiente plan preparado. Lo que había sucedido fue un completo accidente, pero como resultado Honoka había sido capaz de monopolizar a Tatsuya por todo el día, así que aunque Shizuku se sintiera culpable también se sintió bastante feliz.

Ahora, había establecido el escenario para la confesión de Honoka. Cuidadosamente, Honoka aplicó un poco de colorete ligero. Recogiéndose el cabello y chequeando nuevamente su atuendo, Honoka susurró un ‘¡Bien!’ mientras se motivaba mentalmente. De acuerdo al plan, llevaría a Tatsuya lejos mientras Miyuki no estuviera ahí, por lo que procedió a volver a la sala de estar.

Ni siquiera estaba consciente de que sus piernas temblaban levemente.




Caminando cerca de Tatsuya y dándole una mirada a su rostro de vez en cuando, Honoka tenía problemas ya que no sabía cuándo debería empezar a hablar.

Por el momento todo iba como había sido previsto. Cuando le preguntó ‘¿Podrías salir conmigo un momento?’ él había respondido que sí inmediatamente, lo que la confundió algo.

De cierta forma, el inicio bastante suave había empezado a hacerla temblar levemente. Tatsuya estaba callado.

Afuera de la villa habían dado vuelta a la derecha, y como si protegiera a Honoka de las olas, Tatsuya se puso a caminar del lado hacia el mar todo el camino.

De alguna forma, Honoka sintió como si él ya hubiera adivinado sus intenciones y estaba evitando llegar a la conclusión.

Un creciente sentido de crisis brotaba desde su interior de que si no actuaba por su cuenta, nada estaría resuelto.

“Tatsuya-san.”

Después de abrir y cerrar la boca incontables veces, Honoka finalmente logró dejar salir una voz tensa, y Tatsuya se detuvo para luego dar la vuelta.

En ese momento las luces de la villa ya no estaban a la vista.

Otras palabras que eran intercambiadas en ese momento esa misma noche se perdían con el sonido de las olas y nunca llegaron a sus oídos.

Bajo el cielo infinito iluminado por las estrellas, tan sólo acompañados por el murmullo de las olas, Honoka se detuvo mirando a Tatsuya cara a cara.

Sin embargo, no pudo seguir. Incluso cuando él le daba valor con su mirada, Honoka sólo pudo ver a un lado y empezar a tartamudear.

“Yo……”

A ratos volvería a alzar la mirada, topándose con la suya como si tratase de decir algo, para luego con una expresión tensa tartamudear algo; este proceso se repitió varias veces.

“Sí, ¿qué ocurre?”

Tatsuya le daba valor en un tono más suave de lo normal, con palabras más suaves de lo normal.

Quizás alentada más por su voz que por sus palabras.

“Yo…… ehm, yo…… ¡Yo te amo, Tatsuya-san!”

Esas palabras que Honoka finalmente consiguió sacar, después de toda su vacilación, podrían haber logrado penetrar hasta el otro lado de la oscuridad.

Pero Honoka no pensaba eso en absoluto.

En ese instante, para ella, sólo ellos dos eran las únicas personas en todo el mundo.

“- Así que, ¿qué siente Tatsuya-san por mí?”

Incapaz de mirarlo a los ojos, Honoka cerró fuertemente los ojos, y aun así no recibió una respuesta.

“…… ¿Te cause algún problema?”

Con cuidado abriendo los ojos, Honoka preguntó con voz llorosa, pero Tatsuya simplemente negó con la cabeza mientras sonreía.

“Para nada. Tenía el presentimiento de que podrías decir algo así. Aunque sólo me di cuenta por la tarde de hoy.”

Mientras se miraban el uno al otro, Honoka creyó poder sentir una profunda e indescriptible tristeza en los ojos de él.

Preparándose para el dolor que estaba segura que vendría, Honoka apretó sus manos fuertemente. Pero la respuesta de Tatsuya, para bien o para mal, fue algo completamente inesperado.

“…… Sabes, Honoka, en realidad soy un humano al que le falta una parte de su alma.”

“…… ¿Eh?”

“Cuando era niño, me vi envuelto en una clase de accidente con magia…… algunas de mis funciones mentales fueron eliminadas.”

El rostro de Honoka palideció visiblemente. Su palidez era evidente incluso en la noche oscura.

Sus ojos estaban completamente abiertos, y sólo un ‘no puede ser……’ se escapó mientras se cubría la boca con las manos.

“En ese tiempo, supongo, perdí todo lo que puedas llamar sentimientos de amor. No fueron sellados, así que no pueden ser liberados. No fueron destrozados, así que no pueden ser reparados. Lo que se perdió, no puede ser recuperado.”

Habló Tatsuya de forma casual como si fuera el problema de alguien más.

“No puedo sentir amor. Puedo querer a alguien, pero nunca podría enamorarme de esa persona. En cierta forma, sólo queda el conocimiento. Al buscar en mi mente, puedo darme cuenta de que falta una parte.”

Mientras Honoka se cubría la boca, no dijo algo como ‘esa es una mentira’ o ‘no lo creo’. Literalmente quedó en shock sin decir palabra. Sólo la confesión de Tatsuya resonaba por toda su mente.

“Esta podría ser una forma solapada de hablar, pero, te quiero. Sin embargo, sólo como amiga. No importa qué tanto lo intentes, nunca seré capaz de pensar en ti como una mujer especial. Eso definitivamente será algo doloroso para ti - algo que te va a lastimar.”

Diciendo eso, una sonrisa de impotencia se presentó en el rostro de él.

“Por lo que no puedo responder a tus sentimientos.”

Tatsuya se quedó callado.

De igual manera Honoka.

Sólo el sonido del chocar de las olas llenó la noche oscura.

Al mismo tiempo que la marea subía gradualmente por la orilla,

y a una distancia a la que finalmente llegó a sus pies.

Honoka levantó la cabeza.

“Por favor no te enojes…… sabes, había pensado que Tatsuya-san quería a Miyuki. No como a una hermana, sino como a una mujer.”

“…… Ese tuvo que ser un malentendido.”

“Sí, así parece. Tatsuya-san es inteligente, así que…… si fueras a mentir, definitivamente inventarías algo más creíble. Nunca he escuchado de una magia capaz de borrar características parciales de la mente, y aun así, te creo. Aunque, habiendo dicho eso, también significa que nunca serás capaz de amar a cualquier otra chica, ¿verdad?”

Confundido de alguna forma por el inesperado giro de los eventos, Tatsuya respondió con un ‘bueno, sí……’ asintiendo.

“…… Si es así, entonces está bien.”

“?”

“A partir de ahora hasta siempre, Tatsuya nunca tendrá una amante, ¿cierto? Si es así, que yo te ame, no se convertiría en un amor ilícito, ¿verdad?”

“Eso es…… cierto, supongo.”

“Entonces no hay problema. ¡También a partir de ahora, te seguiré amando! Ehm, ¡hasta que pueda amar a alguien más!”



Su declaración fue fuerte.

“…… no tengo problema con eso.”

Asintió Tatsuya con una sonrisa amarga.

No era tan torpe como para no entender el por qué Honoka había añadido a propósito ‘hasta que ella pudiera amar a alguien más’.




El sol se presentó de forma agresiva al día siguiente también.

La temperatura pasaba los 30°C desde la mañana.

En aquel clima que hacía transpirar, luego de llegar a la arena de la playa-

Una feroz guerra se estaba desarrollando.

“Onii-sama, mi espalda. ¿Me ayudarías con el bloqueador solar?”

“Tatsuya-san, ¿quieres un poco de jugo?”

O,

“Shizuku nos va a prestar su moto acuática. ¿Quieres ir a dar una vuelta?”

“Aparentemente hay un buen lugar para practicar buceo justo por ahí, ¿quieres ir?”

Y así, mientras que los demás sentían a su alrededor la opresiva atmósfera calentándose.

“Miyuki, de verdad estabas conteniéndote ayer, eh……”

“Honoka-san, parece que te has librado de una gran carga, eh……”

Mientras Erika y Mizuki observaban sorprendidas.

“……”

El rostro de Shizuku mostraba preocupación.

“Bueno, parece que él de verdad lo está pasando difícil.”

El rostro de Leo estaba lleno de compasión,

“…… Yoshida-kun, ¿qué ocurre?”

“Eh, no, nada.”

y Mikihiko estaba - no, bueno, por el bien de su honor es mejor no decirlo.

Como sea, mientras sus amigos tenían cada uno sus propios pensamientos a la vez que miraban en su dirección, Tatsuya alternadamente entre las peticiones de Miyuki y Honoka, suspiraba cada vez.

Cuando fue a la moto acuática, subió con Miyuki en el asiento del pasajero (después fue Honoka).

La verdad sea dicha, Honoka en realidad era una nadadora muy competente - ayer había entrado en pánico por una razón distinta - se dio cuenta de ello mientras iba con ella con la moto acuática al punto para hacer buceo (Miyuki también fue junto con ellos).

Después de aplicar bloqueador solar (o más bien volver a aplicar), le llenaban la boca con comida una después de otra, como un ganso siendo alimentado para luego sacarle foie gras (con ‘ah~n’ y todo eso).

Al ser atrapado en esta presión más caliente que la masa de aire de Ogasawara (¿presión amorosa?), Tatsuya quien era constantemente sacudido por todas partes en esta atmósfera candente…

más que ayer, más que nunca, esperaba ansioso ser capaz de relajarse de nuevo.







(Nota: Dada la carga emocional no quise cortar la narración y preferí dejar las notas juntas al final.

Aquí tenemos un buen ejemplo de las distintas formas de expresar afecto, aunque en todas usé ‘amor’ ya que guarda el sentido de la palabra y a su vez la ambigüedad de la misma.

Cuando Miyuki habla de amar a su hermano, utiliza 愛する (aisuru), que se utiliza en general para expresar sentimientos de cariño y amor en un grado que no necesariamente implica amar a una pareja. Cuando se refiere a amor romántico, utiliza 恋愛 (renai) que implica un amor apasionado, hacer el amor, un amor romántico y así.
Tatsuya también utiliza este término cuando dice que no puede amar a una persona como pareja.

Honoka en cambio utiliza 好き (suki) que es un término más general que 愛する pero que es más utilizado para declarar el amor que se tiene por una persona. También puede utilizarse para expresar gusto por algo, una persona, animal o cosa sin relación romántica.

Lo interesante y complejo de esto es que en japonés, existen varios grados de expresar afecto por una persona, y depende de la persona, y de la situación el cómo se utilicen.)

17 comentarios:

  1. denle mas ecchi...por favor denle mas ecchi...necesito leer el siguiente...por favor, alguien dele mas ecchi

    ResponderEliminar
  2. gracias por el capitulo y como siempre quedo esperando al próximo

    ResponderEliminar
  3. gracias por el capitulo, cada vez se pone mejor

    ResponderEliminar
  4. OPPAI!
    Muchas gracias por el capitulo, estuvo excelente.
    Mehh como que a Miyuki no le creo nada e.e ¡tu sabes que lo amas miyuki!

    ResponderEliminar
  5. MUCHAS GRACIAS POR TRADUCIR EL CAPITULO TAN RAPIDO.LA VERAD Ro-kyu-bu! 2 ESTA MUY BUENA LA SERIE Y MONOGATARI TAMBIEN.MIENTRAS QUE Daganropa ES UN POCO MAS DARK IGUAL ESTA BUENA PARA PASAR EL RATO.Slayers NO LA VI PERO SE QUE TIENE VARIAS TEMPORADAS OVAS Y DEMAS LA VERDAD PARECE INFINITA.ESPERO EL PROXIMO CAP.

    ResponderEliminar
  6. gracias por el capitulo esperando el siguiente

    ResponderEliminar
  7. muchas gracias por el capitulo
    supongo que lo miyuki que murió tiempo atrás y la perdida de emociones de tatsuya se explique en el volumen 8, por cierto quería hacerle una pregunta

    ¿ es probable que mas adelante en la serie shizuku alcance a sentir mas que amistad por tatsuya o es casi improbable ?

    y nuevamente muchas gracias

    ResponderEliminar
  8. muchas gracias por el capitulo

    ResponderEliminar
  9. WOOO, MUCHAS GRACIAS POR EL CAP, EN VERDAD SIN PALABRAS, ES BASTANTE TRISTE TAMBIÉN, CASI ME SACA UNA LAGRIMA :(

    ResponderEliminar
  10. Gracias por el cap.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por el capítulo, excelente serie, me leí todo lo publicado en tres días y que enganchado, el hecho de las notas y aclaraciones es un gran detalle que aprecio ya que leo hasta la última línea transcrita.

    En realidad muchas gracias por su trabajo.

    Atte. Milkasia.-

    ResponderEliminar
  12. Muchass gracias por el cap, al fin algunas cosa se mostraron a los amigos de los hermanos estos...

    ResponderEliminar