24 mar. 2014

[Mahouka Koukou no Rettousei v6] [6]

Penúltimo capítulo de este volumen, si todo va bien la próxima semana estaría listo el último que es bastante extenso.

Una pregunta que me hicieron y nunca se me ocurrió fue: ¿Cómo se pronuncia "psion"?
En la versión inglesa también se toma este término como romanización del término original que se pronuncia "saion" con acento en la primera sílaba. La romanización tiene que ver con el uso de términos en inglés en la serie.


También tengo que decir que la entrevista a Tsutomu Satou publicada hace un par de días en la web del anime, y las dos versiones del tercer preview me emocionaron más que todo lo anterior. Seguramente tenga animos de subtitular uno o ambos en algún rato libre mientras descanso de traducir la novela.

Por último, esta temporada que termina me pareció mejor que otras, en especial por series como Noragami, Mikakunin, Tokyo Ravens que mejoró muchísimo al final y otras más. También espero los BD de imocho con ansias :D



Que lo disfruten.
**********************************





Durante el almuerzo, la cafetería estudiantil en una preparatoria mágica era un poco diferente a la de una preparatoria normal, o incluso una secundaria (lo cual podría deberse a que instituciones de educación de clase alta eran todas iguales).

Ahora estaba llena de caos y ruido.

Aun así, había algo de orden dentro de este caos.

La zona alrededor de la entrada de la cafetería de pronto quedó en silencio; una atmósfera se concentraba por completo alrededor de una persona.

En la cafetería estudiantil, quien poseía la habilidad para influenciar la atmósfera de una sola área - o la habilidad para dominarla - no era otra más que Miyuki, quien exhibía su belleza con más frecuencia estos días.

Ignorando por completo las miradas hacia ella de parte de aquellos por los que pasaba al lado, Miyuki avanzó directamente hacia la mesa en la que Tatsuya estaba esperando.

“Onii-sama, me disculpo por hacerte esperar por mucho.”

Tatsuya sonrió y le hizo una señal con la mano frente a su etiqueta impecable. Detrás de Miyuki, Honoka agachaba la cabeza nerviosa en saludo mientras que Shizuku daba un imperceptible saludo con la cabeza que pudo haber sido fácilmente ignorado si no hubiese estado prestando atención.

El grupo de Tatsuya sería el primero en conseguir una mesa, seguido del grupo de Miyuki reuniéndose con ellos. Ese formato no era algo que decidían de antemano, ya que lo contrario también era una ocurrencia frecuente con una proporción aproximada de 6 a 4.

Sin embargo, Miyuki casi nunca fallaba en juntarse con Tatsuya donde sea que estuviera él.

“Ah, Miyuki-san. Ya estás aquí.”

“Sí, acabo de llegar, Mizuki.”

Como llegando a tiempo, Mizuki y Mikihiko regresaron con su comida.

“Entonces, ahora voy yo.”

Cambiando de lugar con Mizuki y Mikihiko, Tatsuya se puso de pie y les apuró visualmente como si dijese “vamos”.

Guiando a las tres hermosas jovencitas al área de buffet, Tatsuya recibía una clase de mirada completamente distinta de la que recibió Miyuki.


Para cuando los cuatro regresaron, las únicas dos personas que les dieron la bienvenida de vuelta fueron Mizuki y Mikihiko.

“¿Erika y Saijou-kun siguen practicando?”

Ya que no los vio a los dos, Honoka preguntó con preocupación. Aun así, no estaba tan preocupada, ya que no era como si todos estuvieran siempre presentes durante el almuerzo. Por ejemplo, este último par de días Tatsuya estuvo atareado trabajando en los dispositivos de la demostración (haciendo ajustes del sistema para más precisión), así que no frecuentó la cafetería (Miyuki naturalmente estaría con Tatsuya).

En cierto nivel, en base al formato relajado de la educación moderna, era bastante normal que los estudiantes tuvieran planes propios después de que terminase la instrucción diaria.

La pregunta de Honoka era sinónimo de decir “tenemos un buen clima hoy”, y sólo tenía como intención iniciar una conversación. -Sin embargo,

“Ah, probablemente estén descansando hoy.”

La respuesta completamente inesperada de Tatsuya provocó un súbito brillo de excitación en los ojos de Honoka.

“Eh, ¿los dos están juntos?”

“Los dos están juntos.”

Los ojos expectantes de Honoka percibieron que Tatsuya parecía haber malinterpretado sus palabras en cierto punto.

 A continuación, reveló una sonrisa maliciosa y modificó su forma de hablar con un tono altivo.

“No pudo tratarse de un accidente…… ¿cierto?”

Shizuku inclinó la cabeza a un lado y susurró para sí misma. A pesar de su tono despreocupado, su mirada también estaba llena de emoción.

“¡¿Eh, entonces se trata de eso?!”

“Mizuki, incluso si me preguntas, no hay forma de que pueda saberlo.”

Frente a la pregunta de Mizuki con los ojos bien abiertos, Miyuki sólo pudo responder con una sonrisa forzada. Mientras Mizuki estuviera en una clase en la que Miyuki no, su respuesta era simplemente de esperar.

“Au~, tienes razón.”

Una desconcertada Mizuki utilizó sus ojos para buscar alguien que tuviera la respuesta.

“…………” “…………” “…………”

“¿Eh? No, no creo que haya algo especial en ello.”

Las cuatro chicas parecían estar confabuladas mientras sus miradas caían sobre Mikihiko, quien respondió desesperadamente.

“Hablando de ello, ayer los dos regresaron juntos a casa.”

Y entonces, Tatsuya echó más leña al fuego.

“Wah”, “Oh”, “Kya”, en medio del frenesí en que estaban sus amigos, Miyuki observó a su hermano con una mirada amable.

¿Has acumulado demasiado estrés? Era lo que parecía preguntar esa mirada, pero Tatsuya pretendió no verla y volteó la cabeza.

“Pero, ¿por qué Erika -chan y Leo-kun necesitarían descansar tan repentinamente?”

“Cierto. Ya que estamos hablando de esos dos, no debe tratarse de que se hayan enfermado de repente.”

Después de que todos terminaron de comer y procedieron al momento del té después de la comida, “los dos que descansaban juntos” encendieron sus pasiones una vez más.

“Creo que nos estamos preocupando por nada. Aun así, al menos hasta ayer, no mostraron señales de sufrir alguna anormalidad.”

Mikihiko y Tatsuya llegaron a la conclusión de que “no se trataba de una enfermedad”.

“Por supuesto, todavía queda una pequeña probabilidad de que eso sea verdad…...”

Aunque Honoka fue la que habló con Tatsuya, quien respondió fue Shizuku.

“También existe la probabilidad de que no sea coincidencia.”

“Eso también es cierto, pero……”

De probabilidad en probabilidad, la pareja de conversación de Honoka cambió de Tatsuya a Shizuku.

“Ahora que lo mencionas, si no es ‘coincidencia’, ¿será que esos dos están relacionados de una forma tan cercana?”

“No creo que sea extraño incluso si fuera cierto, pero……”

“Eh, ah sí, también pienso lo mismo.”

La mirada de Shizuku preguntaba “¿qué piensas?” a Mizuki, de ahí que expresara nerviosamente estar de acuerdo.

“Pero, si los dos están juntos ahora…… ¿qué están haciendo?”

Al escuchar a Miyuki decir esto con una suave inclinación de cabeza a un lado, Mizuki y Mikihiko se sonrojaron uno después de otro.

“…… Ustedes dos, ¿en qué están pensando?”

“¡N-nada! ¡Nada en absoluto!”

“…… Bien, olvídenlo.”

Ante sus reacciones obvias, Miyuki suspiró y volteó a ver a su hermano.


“Bueno…… parece que ambos están pensando lo mismo. Aunque no hay evidencia de ello, podría ser que Leo está interesado en Erika.”

Bromeó Tatsuya con un guiño.

“Jeje, podría ser.”

Los labios de Miyuki también se curvaron en una sonrisa.




Las habilidades de Tatsuya no incluían “El ojo que todo lo ve”.

Aun así, era capaz de hazañas similares.

Al igual que la magia no es afectada por la distancia física, las habilidades sensoriales a través de la dimensión de la información no son afectadas por la distancia física tampoco. Mientras el objetivo haya sido marcado a través de la dimensión de la información, uno podría “ver” el objetivo sin importar qué tan lejos se encontrase. Por ejemplo, un telescopio poderoso podría ver la superficie de la Luna, y si marcase como blanco un vehículo de exploración lunar, entonces uno sería capaz de ver siempre el estado de ese vehículo en la superficie de la Luna (en realidad, un telescopio tan poderoso no existe).

Sin embargo, en este momento, fue pura coincidencia que no estuviera observando en secreto lo que hacía Erika y Leo.

“¡Hey, de nuevo te estás distrayendo!”

Erika regañó a su oponente quien estaba arrodillado a sus pies con la cabeza gacha.

“~-Dolió…… ¡Ya lo dije varias veces! ¡Usa la boca antes que la mano! ¡Para qué crees que sirve el lenguaje!”

“Es porque no entenderías incluso si te lo dijera.”

“No creas ni por un segundo que aporrearme me hará comprender más rápido.”

Y así, la objeción de Leo perdió fuerza lentamente hasta que finalmente se dio por vencido.

Se debió en parte a que estaba siendo enseñado y no tenía las bases para resistir, pero el motivo principal era el aire derrotista que rodeaba sus repetidos fracasos.

“Mah…… eso también es cierto. Vamos a tomar un descanso.”

Aun así, Erika nunca sintió que Leo fuese un inútil. Probablemente sabía muy bien qué tan difícil era aprender una técnica nueva.

“Toma.”

“G-gracias.”

Erika le dio una botella de agua aclimatada a Leo, quien acababa de dejarse caer al suelo del dojo, antes de ponerse de pie frente a él en su uniforme de kendo.

“Fuiste capaz de hacer esto usando ese manto…… Entonces, ¿la situación es así de distinta?”

Mencionó Erika inconscientemente en voz alta, pero Leo se frunció molesto luego de escucharlo.

“¿Te refieres a la Competición de las Nueve Escuelas?”

Sin importar el resultado, su apariencia era algo que Leo quería olvidar con desesperación. Aún así, ya que era algo que tenía que ver con la técnica que estaba aprendiendo, no podía simplemente pretender haber olvidado.

“En ese momento, el manto no era rígido como una placa de metal, ni los pliegues afectaban su habilidad como escudo. Parece que también había alguna clase de ayuda mágica incorporada en la fábrica.”

Erika mantenía su posición sentada y se acariciaba la barbilla con los dedos.

“Hm…… Aunque también podemos añadir conjuros de ayuda mágica, sería mucho más rápido preguntarle a Tatsuya-kun.”

“Eso no.”

Leo negó con la cabeza ante las palabras que escaparon de la boca de Erika.

“Esta vez, si molestamos a Tatsuya entonces todo pierde razón de ser. Si invocar ayuda mágica es todo lo que se necesita, entonces déjame invocar ese conjuro.”

“…… Qué varonil.”

Erika rió bajito con un “Fufu~”.

Esta sonrisa inesperadamente brillante forzó a Leo a desviar la mirada.




Hoy es sábado, pero igual había clases en la escuela. Las preparatorias mágicas no han adoptado el formato de dos días libres por semana.

Aunque hoy todavía tenía que asistir a clases (incluyendo la de habilidades prácticas), Tatsuya fue de visita al templo Yakumo. Incluso hizo que Miyuki le acompañase hoy.

En realidad, Yakumo lo había invitado para probar los nuevos campos de entrenamiento renovados de “ataque con ki a larga distancia”.

Había pocos lugares para entrenamiento de disparo mágico con munición real. Especialmente para alguien que no podía usar las instalaciones de entrenamiento en el campus como Tatsuya (“Mist Dispersal” definitivamente estaba fuera de cuestión usar dentro del campus), habría sido óptimo si hubiese encontrado una zona local para práctica de disparo sin tener que ir todo el camino a Tsuchiura.

Aunque Miyuki era diferente a su hermano en que no tenía que ocultar sus habilidades, los edificios de entrenamiento práctico en el campus para los estudiantes y los clubs no eran capaces de soportar su máxima capacidad. Además, la magia en la que se especializaba era más parecida a la magia de área extensa que a la de marcado y seguimiento de objetivo. Ya que por lo general le faltaba el espacio o el tiempo para práctica de tiro, Tatsuya la llevó con él diciendo “esta es una excelente oportunidad”.

El área de entrenamiento se hallaba bajo suelo, debajo del hall principal del templo, y ocupaba un área bastante grande.

“—— ¡Kya-! ¡Este-!”

Tuvieron que decir que era de esperar del templo de Yakumo, ya que la zona secreta de entrenamiento utilizada por ninjas era muy distinta a las instalaciones de su escuela.

Rehusándose a admitir la derrota, Miyuki tenía el rostro cubierto de sudor mientras respiraba con dificultad.

Habiendo rodado varias veces, su pulcro cabello se había despeinado.

Esta era un área con forma cuadrangular.

Tres de las cuatro paredes y el techo tenían numerosos orificios desde donde salían los blancos. (No se hallaban en las cuatro paredes porque habían muy pocos casos reales en los que uno estaría rodeado por el enemigo. En una pelea de verdad, uno debería haberse retirado mucho antes de que algo así ocurriese.)

Cada vez, docenas de objetivos aparecerían, sólo para esconderse después de un segundo.

Tan sólo tratar de hacerse cargo de todos ellos era una hazaña en sí, e incluso había casos taimados en los que cualquiera de los blancos restantes contraatacaría con disparos por su propia cuenta.

Aunque Miyuki lograba bloquear todos los disparos vengativos despiadados, seguía habiendo múltiples instancias en las que caería tratando de cambiar entre defensa y ataque.

“¡Bien, alto!”

Cuando Yakumo dio la señal de alto al dispositivo de entrenamiento, Miyuki no pudo evitar sentarse en el suelo sin fuerzas. La instalación de entrenamiento parecía haber sido construida con estándares demasiado altos.

“Buen trabajo.”

“Ah, Onii-sama…… Lo siento mucho.”

Miyuki tomó rápidamente la toalla que Tatsuya le había llevado.

Después de entregarle la toalla, Tatsuya usó su otra mano para tomar la de su hermana y tirar suavemente de su grácil figura hasta que se pusiera de pie.

“Ah…… muchas gracias.”

“Parece que no estás herida.”

Después de darle una mirada a su hermana ahí de pie en un vestido ligero de entrenamiento y pantalones a la altura de la rodilla, Tatsuya sonrió mientras hablaba a su hermana, cuya respiración volvía bajo control.

El semblante enrojecido de Miyuki no se debía completamente a su reciente actividad extenuante, aunque ¿Tatsuya se dio cuenta de ello?

Por supuesto, no había respuesta a esa pregunta.

Asintiendo a la respuesta concisa de su hermana de “Estoy bien”, Tatsuya caminó hacia el centro de la plataforma.

Miyuki no estaba molesta por esta actitud distante.

No vinieron aquí para jugar.

Si hacía que su hermano se preocupase demasiado por ella, entonces lo estaría perjudicando.

Por supuesto, una cosa así nunca pasaría.

Mientras Tatsuya caminaba lentamente hacia el frente, desenfundó su CAD favorito colocándolo frente al pecho.

Dobló el codo y adoptó una posición de listos.

Sin esperar a que Miyuki abandonase la plataforma, la sesión de entrenamiento empezó sin advertencia alguna.

Tres de las paredes enviaron blancos con forma de esferas.

Fueron desintegradas de inmediato el momento en que aparecieron.

Tatsuya alargó su brazo derecho y adoptó una posición de tiro.

Sólo apretó el gatillo - presionando el botón en el CAD una sola vez.

Doce objetivos fueron descompuestos de esa forma.

Sin perder tiempo, los blancos salieron disparados de techo y paredes.

Esta vez, eran veinticuatro.

Tatsuya no apuntó a ningún objetivo de forma individual y simplemente apretó el gatillo del CAD. Entonces, esquivó a un lado rápidamente para evitar los restos pulverulentos.

Mientras daba la vuelta, levantó su brazo derecho hacia arriba y presionó el gatillo.

Como si estuvieran tratando de reemplazar los espacios formados por las orbes destruidas, enjambres de esferas se materializaron repetidamente.

Dos veces, tres veces, continuó apretando el gatillo una y otra vez.

Sin embargo, incluso cuando todos los objetivos habían sido eliminados, ni un solo tiro de retaliación había sido disparado.


“¡Onii-sama, eso fue sorprendente!”

Después de que el dispositivo se detuviera, Miyuki voló rápidamente hacia donde estaba Tatsuya bajando su CAD.

“Oh cielos, una victoria completa. ¿Incluso ese nivel de dificultad no es suficiente?”

Dijo Yakumo después con una expresión desconsolada en el rostro.

Tatsuya sonrió en respuesta a Miyuki y caminó hacia Yakumo.

“Esta es mi área de experticia después de todo, pero incluso así fue un poco difícil. ¿Quién ideó este disposición taimada que toma ventaja de los puntos ciegos?”

“Obtuve el diseño de parte de Kazama-kun.”

“Ya veo, así que es obra de Sanada-san……”

Susurró Tatsuya en voz baja pensando en el oficial en tecnología con la sonrisa cándida que era uno de los más dispuestos dentro del Batallón Independiente Equipado con Magia.

Mientras el rostro de Yakumo se relajaba para ocultar su reacción de “así que lo sabes”, Miyuki caminó hasta ellos dos.

“Hablando de ello, Onii-sama, ¿cuándo llegaste a poder manejar 36 objetivos al mismo tiempo?”

Esas palabras no eran de preocupación por su hermano sino que no pudo ocultar su emoción.

“Recuerdo que 24 era tu límite hace tres meses.”

Miyuki se refería al número de blancos que podían ser apuntados con magia al mismo tiempo. Aunque el CAD Especializado tenía forma de pistola, no significaba que la magia fuese disparada del cañón. Si fuese un CAD Generalizado, podría ni siquiera tener la forma de una pistola.

La magia moderna en la forma de Cuatro Sistemas Ocho Tipos se basaba en la manipulación de los Eidos del objetivo elegido en lugar de usar balas de magia para disparar a un blanco. De ahí que, mientras uno pudiera enfocarse en el fenómeno deseado, era posible apuntar a varias instancias del mismo fenómeno.

Para lograr esto, cada uno de los blancos replicados tenía que ser definido y considerado de manera simultánea.

En lugar de juntar todos los blancos e identificar el fenómeno completo y cambiar cada uno a la vez, la magia tenía que ser aplicada a cada objetivo de forma individual, así que era necesario identificar las sutiles diferencias entre cada uno de ellos.

Si el número de objetivos era de sólo un dígito, entonces cualquiera podría lograr esto con suficiente entrenamiento, Algo por encima de ello se hallaba en una realidad en la que se requerían otras cualidades aparte de la magia, ya que incluso añadir un solo blanco más lo haría increíblemente difícil.

Los ojos de Miyuki brillaron. Sin necesidad de decirlo, se trataba de su personalidad bro-con a toda marcha.

Sin embargo, Tatsuya sólo rió y negó con la cabeza ante la pregunta de su hermana.

“No, aunque estos oponentes en realidad contraatacan, es más parecido a que fueron configurados para esperar a contraatacar. En combate real sin pausas, 24 es mi límite actual.”

“Por favor no seas tan humilde. Incluso si ese fuera el caso, incluso con el entrenamiento configurado para esperar a contraatacar, yo sólo puedo hacerme cargo de 16 a la vez. ¡Onii-sama es verdaderamente sorprendente!”

“Vamos, con halagos no conseguirás nada de mí. Eres capaz de usar magia a una escala más amplia que yo, y si no estuvieras fijándote en mí constantemente, habrías sido capaz de hacer esto también. En términos de defensa, estás mucho más lejos que yo, ¿no es así?”

“En ese caso, ¿no puede Onii-sama llegar más lejos que yo aumentando el nivel de interferencia?”

La risa mordaz de Yakumo cortó su enigmática conversación.

“Vamos, vamos, ustedes dos, recuerden que las paredes tienen oídos, ¿está bien?”

Los dos compartieron expresiones de vergüenza, y luego intercambiaron sonrisas cómplices.


Después, los hermanos dejaron los campos de entrenamiento bajo la superficie y se dirigieron al pasillo en el que se hallaba la habitación de Yakumo.

Éste fue sin duda quien los llevó hasta ahí. Aunque Yakumo ofreció servir té después de entrenar, el mismo hecho de que fueran a sus cuarteles privados en lugar del hall principal daba a entender que este gesto extraño tenía relación con algo especial, pensó Tatsuya.

“Ustedes dos todavía tienen que ir a la escuela, así que lo haré corto.”

Después de servir té para los tres, Yakumo se sentó al lado de Tatsuya y fue directo al corazón del asunto.

“Parece que recibiste un ítem bastante especial.”

Aunque no había forma de confirmar que el “ítem especial” del que habló Yakumo se tratase de la Magatama, no se sorprendió demasiado ni quedó estupefacto. No había forma de que uno pudiera asociarse con Yakumo si fuera a quedar conmocionado por comentarios de este nivel.

“¿Está hablando del artículo que me fue entregado a mi cuidado?”

Tatsuya confirmó directamente y con franqueza que poseía el objeto del que hablaba Yakumo. No tenía sentido tratar de engañar a Yakumo; algo que Tatsuya había aprendido a través de una larga experiencia. De igual forma, Tatsuya también sabía que Yakumo no estaba a favor de individuos ensartados en una conversación sin sentido para descubrir los secretos de otras personas.

“Si ese es el caso, te aconsejo que lo devuelvas tan pronto como sea posible. Si lo retienes, almacénalo en algún otro lugar lejos de tu casa.”

Aunque Tatsuya sabía que le haría una advertencia, la seriedad en la voz de Yakumo sobrepasó sus expectativas. Sorpresa y ansiedad brotaron dentro de su él y no pudo evitar la tensión en su cuerpo frente a Yakumo.

“No hay indicios de que alguien esté tras nosotros.”

El comentario de Tatsuya contenía una pregunta sutil de “¿Alguien no está espiando?”. Ya que recibió una dolorosa lección (física) durante el evento con Sayuri, había empezado a monitorear prudentemente las auras a su alrededor recientemente. Sin embargo, excluyendo unos pocos incidentes, al menos no se había materializado aún una amenaza mayor como Yakumo insinuaba.

“Eso se debe a que están siendo muy cautelosos y no porque carezcan de talento.”

La respuesta de Yakumo no sólo sirvió como advertencia de las capacidades de sus oponentes, también insinuaba que estaba tras su pista.

“Quiénes son…… Supongo que no tendría sentido para mí incluso preguntar.”

“No del todo.”

La respuesta de Yakumo fue completamente teatral, pero Tatsuya no se inquietó.

Por otra parte, Yakumo vio que Tatsuya no mordió el anzuelo, así que paseó la mirada lentamente con un “Veamos……”.

“Les daré otro consejo, si el enemigo aparece ante ustedes, estén atentos a su posición.”

“Posición…… ¿no es así?”

Quien preguntó con sorpresa fue Miyuki.

Tatsuya también tenía curiosidad por la respuesta a esa pregunta, así que miró a Yakumo sin pronunciar palabra.

“El precio será mucho más alto si quieren hacer más preguntas.”

Aun así, no respondió la pregunta de Miyuki.


(Nota: Aquí quizás no se comprenda muy bien la parte final. Yakumo utiliza un término demasiado ambiguo: 方位 (Houi) que significa “dirección”, “posición” pero sin dar mayor explicación. Miyuki pregunta porque no entiende a qué tipo de dirección o posición se refiere Yakumo.)




Quedaban 8 días hasta la Competición de Tesis.

El nivel de apoyo para la demostración en vivo había llegado a alcanzar casi toda la movilización de la escuela.

Habían personas encargadas de crear los componentes para el dispositivo, personas representando la ejecución en vivo, personas actuando como audiencia, personas dirigiendo el transporte y manejo de cajas de almuerzo, cualquiera dentro del campus que no pudo aparecer en la Competición de las Nueve Escuelas estaba ahí para poner sus talentos a toda capacidad.

Por otra parte, estudiantes atléticos también tenían su propia misión que cumplir y también estaban dando todo su esfuerzo. Incluso los miembros principales que por lo general no tenían que hacer calentamiento sudaban con el ejercicio sólo en caso de que fueran necesitados.

Había una sección de entrenamiento en exteriores sobre la colina remodelada junto a la escuela. Las preparatorias mágicas no eran academias de entrenamiento policial o militar, pero aun así había una cantidad considerable de gente que se encaminaba en esa dirección, de ahí que necesitasen instalaciones dentro y fuera del campus.

Dentro de este bosque artificial. Mikihiko ocultó su presencia y observó al senpai que era su compañero de entrenamiento.

Estaba oculto en la sombra de los árboles, pero su oponente estaba de pie expuesto en medio de terreno abierto. Justo y honorable, la descripción calzaba con él a la perfección. Era capaz de intimidar a Mikihiko sin siquiera ver hacia su posición.

Su oponente de entrenamiento era el Líder del Grupo de Administración de Clubs, Juumonji Katsuto.

Durante esta Competición de Tesis, Katsuto serviría como el comandante supremo de todo el personal de seguridad de las nueve escuelas. Ya que iba a trabajar junto con representantes de otras escuelas, necesitaba practicar guiar desde el frente para poder inspirar a los otros estudiantes electos como personal de seguridad y aumentar su moral.

Mikihiko fue elegido como su oponente en mayor parte debido a su excelente desempeño durante la Competición de las Nueve Escuelas.

Sin embargo, no era el único oponente de entrenamiento de Katsuto.

Al principio, eran diez contra uno. Treinta minutos después, siete ya habían sido derrotados.

Mikihiko ya había lanzado varios ataques de larga distancia, pero aunque no recibió un solo ataque aún, ya se hallaba cubierto de sudor.

Y sudor frío además.

(…… Demasiado nervioso, eh.)

Cuando escuchó que había sido elegido como oponente de entrenamiento, casi había saltado de la alegría. Un estudiante de primer año, y peor uno del Curso 2, quien no se había unido a ningún club de competición mágica habría encontrado casi imposible rogar por la oportunidad de servir como compañero de entrenamiento del próximo líder de la familia Juumonji.

No sólo asintió dando gracias a Sawaki, quien le dio las noticias, también se inclinó con entusiasmo.

Por supuesto, sabía muy bien que no podría estar en iguales términos que Katsuto. De ahí que planease dar todo de sí y aprender de esta experiencia.

Sin embargo—

(Relájate. Esto es combate simulado.)

Desde el principio, Mikihiko se hacía acuerdo a sí mismo constantemente.

Katsuto se estaba conteniendo. Ninguno de los siete individuos derrotados sufrió daño grave. Incluso con ello en mente, Mikihiko casi había sido aplastado por la presión que ejercía Katsuto.

No se debía a que Mikihiko sintiera que fuese débil, sino a que sentía una presión sobrecogedora radiando de Katsuto. Tres minutos antes, un estudiante de primer año de las Cien Familias se puso nervioso frente a esa presión y fue derrotado después de atacar imprudentemente.

Sin darse cuenta, la respiración de Mikihiko se había vuelto irregular. El sonido de su respiración había aumentado de volumen hasta ser fácilmente perceptible.

Se dio cuenta de este problema rápidamente e hizo silencio de inmediato.

Sólo dos o tres sonidos escaparon durante ese intervalo.

Incluso puertas adentro, ese era un volumen que no pasaría más allá de un metro de distancia.

 A pesar de ello, los ojos de Katsuto realmente se desviaron hacia los árboles en los que Mikihiko se escondía.

Sudor frío corría de nuevo por la espalda de Mikihiko. Modulando lentamente su respiración, concentró todo en su vista y oído.

No tuvo el valor de usar magia para rastrear. Incluso si su oponente supiera dónde se encontraba, no tenía la audacia de revelar su posición a menos de que su oponente viera su rostro directamente.

Usó sus oídos para discernir cuidadosamente el flujo de aire.

A través de la tela de sus pantalones, pudo sentir las leves vibraciones en la tierra a través de sus rodillas, pero no era suficiente.

Utilizó sus ojos para leer las ligeras fluctuaciones que no perturbarían el flujo del aire, su nariz y lengua para probar los cambios en la mezcla química dentro del mismo aire.

Utilizó sus cinco sentidos y combinó eso con su sexto sentido para conseguir una lectura precisa de la situación.

Sin dar un solo indicio de ansiedad o extrema precaución, Katsuto avanzó a paso firme hacia la posición de Mikihiko.

(……Tres, dos, uno, ¡ahora!)

Contando mentalmente en cuenta regresiva, Mikihiko presionó su mano derecha contra el suelo.

Transmitió la señal bajo la superficie y proyectó psiones dentro de la formación mágica.

La magia conjurada que fue plantada antes de ocultarse en las sombras se activó luego de recibir la onda psion de parte del invocador.

Para poder retener a Katsuto, cuatro pilares de tierra emergieron a su alrededor.

Estos pilares se ubicaban a su sureste, suroeste, noroeste, y noreste; estaban en posiciones perfectas para las cuatro puertas de tierra, hombre, cielo, y demonio.

A continuación, el área circular en donde estaba parado Katsuto de repente se hundió en el suelo.

Magia Ancestral “Pozo terrestre”.

No era una técnica que lo ocultase dentro del abrigo de la tierra, sino un conjuro que hundía al enemigo en un túnel en la tierra, perturbando los sentidos e impidiendo el movimiento para conseguir tiempo para huir.

Contra un oponente inferior, habría sido suficiente para restringir por completo su movimiento y capturarlo. Sin embargo, Mikihiko no era tan optimista como para creer que podría lograr algo más allá de ganar tiempo con Juumonji como su oponente. No era tan iluso respecto a sus propias habilidades.

Sin perder tiempo para verificar los efectos de la magia invocada, Mikihiko escapó a toda velocidad.

Lo cual fue la decisión correcta.

Después de que se disipara la nube de polvo, una pila de tierra se erigía dentro del abismo circular en el suelo, y Katsuto pudo ser visto de pie sin una sola mota de polvo sobre él.

Su barrera había boqueado por completo el ataque que utilizó la tierra como medio.

Aun así, también era cierto que perdió contacto visual con su huidizo oponente.

Katsuto sonrió levemente y utilizó la reacción reversa de su barrera para flotar levemente y regresar a la superficie.


Para poder prevenir accidentes y proveer asistencia médica, había personal manejando las cámaras de observación en interiores y exteriores durante las batallas de práctica.

“Heh…… “

Observando el monitor, Mari suspiró.

El hecho de que pudiera sobrevivir por tanto tiempo como un estudiante de primer año, daba fe de las habilidades de Mikihiko.

Su habilidad excepcional que sobrepasaba la frontera entre estudiantes de Curso 1 y 2 ya había sido probada durante la Competición de las Nueve Escuelas.

Aun así, viéndolo de nuevo en combate en vivo, era fácil ver que los efectos de su forma única de aplicar magia excedían por mucho las expectativas.

“Posee un calibre distinto de talento que Tatsuya-kun. Tenemos muchos estudiantes interesantes en el grupo de este año.”

Los labios de Mari se curvaron hacia arriba ante las palabras de Mayumi.

“Si tenemos que separarlos, qué irónico que los más interesantes sean los estudiantes de Curso 2.”

Al escuchar esto, Mayumi reveló una sonrisa amarga.

“No es así, Mari. En términos de habilidades combinadas, el número de estudiantes de Curso 1 talentosos sigue siendo mayor. Tenemos esta impresión sólo porque hay varios usuarios de habilidades únicas que son particularmente llamativos.”

La explicación de Mayumi dio en el clavo, haciendo que Mari asintiese con aire de “Ya veo”. Luego dirigió la mirada al monitor una vez más.

“Aun así, ese chico sin duda es mas ‘útil’ que otros estudiantes de primer año. Diciéndolo de forma amable, Dios los cría y ellos se juntan.”

“Con las experiencias de la Competición de las Nueves Escuelas entre sus logros, incluso los profesores han notado la enorme mejora de Yoshida-kun. Deseo que esa clase de influencia positiva continúe esparciéndose.”

“Ese sujeto no es del tipo que exhibe cualidades de liderazgo.”

“Si tuviera que decirlo, es del tipo que produce enemigos en masa.”

En el monitor junto a donde estaban Mari y Mayumi intercambiando sonrisas mordaces, Mikihiko había sido acorralado y estaba ejerciendo su última resistencia.




En el dojo que pertenecía a la Familia Chiba de “Espadachines Mágicos” de las Cien Familias, Leo también vino directamente aquí hoy en lugar de ir a la escuela. Incluyendo el pequeño descanso para el almuerzo, pasó seis horas sudando y balanceando un bokken. El bokken que balanceaba tenía un núcleo metálico e incluso un espadachín normal podría usarlo sólo por tres horas seguidas. Incluso Erika, quien por lo general era muy crítica con él, pudo expresar su sorpresa ante el increíble aguante físico y concentración mental de Leo.

“Bien, es suficiente.”

Leo detuvo sus manos ante la señal de Erika y dejó salir una fuerte exhalación.

Aceptó la toalla que Erika le ofrecía y secó su sudor.

“De verdad estás haciéndolo a pesar de no tener experiencia con la espada.”

Sus palabras no eran amables, pero el tono de Erika transmitía su tono provocador característico y era puramente una expresión de su opinión.

Aunque Leo comprendía esto muy bien, aun así dejó caer los hombros y respondió con su forma superficial habitual.

“Comparado con todos aquí, definitivamente soy un novato. Incluso si no he balanceado una espada, las actividades normales del club a menudo usan piolets y picos.”

“Entiendo lo de piolets pero, ¿picos?...... ¿Qué diablos hacen en el Club de Montañismo?”

“Sobre eso, no lo encuentro particularmente extraño…… Desde una perspectiva de duración, supongo que ambos son iguales.”

Tal como dijo, Erika no estaba sólo ahí parada observando a Leo balancear una espada. Se puso de pie frente a él y balanceó una espada para demostrar el movimiento. Leo observaba los movimientos de Erika y daba su mejor esfuerzo para reproducirlos.

“Mi bokken es más ligero, y me habría dado por vencida rápidamente si estuviera balanceando la misma cosa que tú.”

Erika le lanzó el bokken que estaba usando a Leo mientras decía esto.

Atrapando con apuro el bokken que le lanzó de repente, Leo usó una mano para balancear levemente la espada para comprobar su peso. Una expresión aturdida se mostró en su rostro.

“Es realmente ligero…… Sin embargo, ser demasiado ligero lo hace más difícil de manejar con ambas manos.”

“Todo tiene solución.”

La respuesta de Erika no fue ni humilde ni linda mientras usaba una mano para retirar el sudor de su rostro. Debido al calor, tiró del cuello de su uniforme de kendo para ventilar algo de aire. Aunque su ropa interior y carne no fueron visibles, Leo volteó el rostro en otra dirección.

Ya que tuvo cuidado extra para evitar la detección de Erika, incluso si viese el sospechoso comportamiento de Leo, no estaría apenada en lo más mínimo. Los dos habían sido compañeros de clase por casi medio año, así que Erika sabía que aunque Leo era un joven de apariencia brusca, en realidad tenía una personalidad tozuda y sorpresivamente inocente. De acuerdo a ella, incluso si el vestidor de mujeres no hubiese sido cerrado por completo y hubiera una abertura, Leo era del tipo que no echaría un vistazo incluso si estuviese solo. Dicho eso, seguía fastidiada por la actitud de Leo cuando desvió de forma obvia la mirada.

“…… ¿Qué diablos estás mirando?”

“¡¿Eh?!”

Leo en pánico sólo sirvió para aumentar la vergüenza de Erika. Ella seguía siendo una doncella pura de corazón.

“¡Sé que no viste nada! ¡Lo que te estoy diciendo es que no mires a otra parte sin ningún motivo!”

“O-Oh. Lo siento.”

Un silencio incómodo llenó el espacio entre los dos. No obstante, Erika no era la clase de persona que dudase en qué decir.

“…… Vamos a iniciar la siguiente fase del entrenamiento.”

Bajo la mirada de halcón de Erika, Leo no parecía estar agobiado y consiguió relajarse.

“Ya es tiempo de practicar dar corte en tajo con los muñecos de práctica, ¿verdad?”

“Así es. Sígueme.”

Erika le guió al siguiente cuarto donde una red de muñecos de paja los esperaban. Esta habitación fue arreglada para reflejar con precisión el impacto de la espada dependiendo de la embestida o de cómo la espada hiciera contacto. Para poder maximizar el realismo tras cada balanceo, no había forma de sacar a flote todo el potencial sin esta clase de arreglo. Esas condiciones eran integrales para poder enseñarle a Leo la técnica “Usuba Kagerou”.

“Tómala, esta es una espada de verdad así que ten cuidado.”

Esta vez no había forma de que le fuera a lanzar eso, así que Erika sostuvo el centro de la empuñadura y le pasó la espada desenfundad a Leo.

Usando su mano derecha para tomar el extremo inferior del mago y la izquierda para tomar el final de la hoja, Leo recibió la espada con ambas manos.

“¿Recuerdas los pasos?”

“Sí. Primero hago un corte horizontal en la parte superior del tronco, luego tengo que detenerme para dar el segundo corte. Después ejecuto el segundo corte, y el tercero. Después de cinco cortes, me muevo hacia el siguiente de izquierda a derecha.”

“Correcto. Voy a tomar un descanso adentro. Hazme saber cuando llegues al del extremo derecho.”

“¿Qué hago con la espada?”

“La vaina está cerca de la puerta.”

Dijo Erika apuntando a la puerta.

Ya que Leo acababa de verla desenfundar la espada, no había razón para verificar esto una vez más. Aun así, para calmar a Erika, dirigió la mirada en la dirección que apuntaba.

Dado que la funda podía mantener la espada, debía poseer la función de limpiar el polvo y aplicar lubricante. Luego de escuchar la confirmación de Leo, Erika movió la mano levemente y salió de la habitación.


Llena de espíritu, la espada hizo un tajo hacia abajo.

Al principio, hubo ocasiones en las que la hoja quedaba atascada porque no aplicaba suficiente fuerza, pero casi al final fue capaz de cortar de un solo tajo. Con el último, la tarea que Erika le dejó había sido completada. Probablemente le tomó cerca de 10 minutos conseguir esto, lo cual le causó algo de confusión.

Eso fue demasiado fácil - aquí fue cuando Leo sintió que algo no estaba bien. Erika le dijo que fuera donde ella una vez que terminase y salió de la habitación, diciendo que quería tomar un descanso. En otras palabras, de acuerdo a Erika, se supone que esta tarea tomaría una buena cantidad de tiempo. Aun así, sólo necesito lo suficiente como para servirse una taza de té. En ese caso, Leo llegó a la conclusión de que debió haber cometido un error en alguna parte.

No obstante, no tenía claro en dónde exactamente se había equivocado. ¿Pasó esto porque Erika no calculó bien sus habilidades? Después de pensar un poco sobre el tema, seguía sin tener una respuesta válida. Afortunadamente, no era del tipo que desperdicia tiempo y energía en algo así. Ya que no tenía toda la información para llegar a una respuesta, meditarlo más era perder el tiempo. Erika había dicho que “le llame cuando haya terminado”, así que aunque “terminó” dejando de lado los cálculos de ella, a la final decidió ir con Erika de todas formas.


Como se le indicó, devolvió la espalada a su vaina y salió de la habitación entrando a un corredor adyacente, sólo para darse cuenta de que nunca preguntó en dónde iba a estar ella. Incluso él se sorprendió ante este tonto giro de eventos. Mientras se burlaba de sí mismo, buscó un terminal HAR con la mirada, pero no vio algo parecido. Aun así, incluso si hubiese encontrado uno, no tendría la autoridad para pedir información y podría incluso ser visto como un individuo sospechoso, un pensamiento que le hizo abandonar rápidamente su búsqueda de un terminal.

Si regresaba al dojo, alguien podría ser capaz de indicarle la dirección correcta, pensó Leo mientras regresaba sobre sus pasos y pasaba corriendo al lado de una joven mujer que venía de la casa principal. Estaba aproximadamente en medio de sus veinte y tantos y estaba vestida con kimono (Leo no estaba familiarizado con esta clase de vestimenta), de ahí que no fuera capaz de saber si estaba soltera o casada en base a su atuendo. Sus características no eran particularmente distintivas, pero su actitud adusta estaría fuera de lugar en un sirviente. Tampoco es que esta casa tuviera un sirviente de la edad de ella.

“Ara, un rostro desconocido, ¿no es así?”

La mirada dominante solidificó la idea en la mente de Leo de que era de la familia Chiba. Aunque no se parecía a Erika, si los rasgos de Erika venían de su madre, entonces las de esta mujer debían venir de su padre.

“Ah…… Debe ser uno de los compañeros de clase de Erika-san.”

A pesar de las palabras amables, los oídos de Leo no detectaron una sola pizca de amabilidad en ellas. Su relación de hermanas - Leo asumió que la mujer frente a él era hermana mayor de Erika - parecía ser bastante hostil, pensó.

“Saijou Leonhart a las órdenes.”

Sin embargo, incluso si fuera la persona con la que no tuviera una buena relación, la actitud de Leo no iba a cambiar. Sabía que fingir sólo le causaría mal a él.

“En realidad, Erika… san me pidió que la llame después de terminar con mi tarea.”

La única razón por la que dijo esto era debido a que “llamarla por su nombre sería malo”, excepto que su tono cambió completamente debido a su ansiedad. A pesar de todo, la hermana de Erika no parecía mostrar un solo atisbo de interés, rasgo distintivo en la mayoría de las mujeres.

“¿Dijo Erika-san dónde iba a estar?”

Parecía que estaba más interesada en el tema en cuestión que en esos detalles. ¿Era del tipo de persona seria? Aun así, no se sentía como si esa fuese la única razón, pensó Leo. - Tampoco es que tuviera bases para dicho argumento.

“Sólo dijo que quería tomar un descanso.”

“Ya veo…… En ese caso, debe estar en la sala.”

La hermana (por ahora) de Erika dijo esto mientras sacaba un pequeño terminal del bolsillo de su manga. Después de teclear en el panel unas cuantas veces, se lo entregó a Leo con un “Se lo prestaré por ahora”.

“Siga las instrucciones y use esto para abrir la puerta.”

“…… ¿Está bien que me entregue esto?”

“Erika-san fue quien le dijo que fuese a verla, ¿no es así?”

“Sí.”

Aunque todavía había unas pocas cosas que se le escapaban, esto de verdad proveía la ayuda tan necesaria para ir en busca de Erika. De ahí que aceptase el terminal mientras la hermana (por ahora) de Erika le decía algo vagamente como “Buen provecho”.


“Ahora que lo pienso, esta casa es enorme……”

Ahora mismo, había dudado brevemente en tomar prestado el terminal, pero creyó que “era un golpe de buena suerte el que pudiera tomarlo prestado”. -Por supuesto, se refería al terminal que la hermana (por ahora) de Erika le había entregado.

La razón por la que pensó eso era debido a que la ruta a la sala era muy difícil de hallar. Era casi como si hubiera tomado un gran desvío, pero Leo sintió que probablemente era solo la disposición de la casa de Erika. Como sea, finalmente llegó frente a la puerta que llevaba a la sala tras cinco minutos de caminata.

Aunque todo lo que tenía que hacer era entrar, Leo seguía teniendo sus preocupaciones. Erika no era ni su familia ni su novia y probablemente calificaría como una compañera de clase cercana (“cercana” en términos de ser conocidos, pero las palabras fueron insuficientes para transmitir ello en ese momento).

Aun así debería tocar la puerta.

“Hey, Erika, ¿estás ahí?”

Pronunció alto cuando nadie le respondió al llamado de la puerta, y aun así nadie respondió esta vez.

¿De verdad está aquí? A pesar de sus dudas, si este fuera un cuarto vacío entonces no habría tenido nada de qué preocuparse. Leo colocó el terminal en su mano sobre con el dispositivo de lectura.

Después de un breve sonido eléctrico, el seguro se liberó.

Un sonido se escuchó desde dentro del cuarto.

¿Ahora qué? ¿Estuvo ahí dentro todo este tiempo? Pensó Leo mientras abría la pesada puerta que no tenía perilla.

De inmediato, escuchó a alguien gritar “¡Espere un momento!”.

“— ¡¿uEh?!”

Un sonido ridículo escapó de la garganta de Leo.

Tampoco fue consciente de ello. El Leo actual no tuvo el tiempo libre como para preocuparse de algo así. Todo su cuerpo estaba paralizado al punto en que ni siquiera se dio cuenta de que debería haber cerrado los ojos en aquel momento.

Por supuesto, la otra parte frente a él se hallaba en el mismo estado.

Directamente frente a la mirada de Leo, Erika mantenía una postura de estar a punto de dar la vuelta.

Esta era la escena frente a los ojos de Leo.

El pudor de Erika sólo estaba cubierto por una simple toalla de baño. No sólo su postura era completamente anormal, el nudo frente a su pecho también se había soltado.

Junto a ella estaba una silla reclinable para masaje. Erika probablemente estaba ahí echada hasta el momento en que él entró.

Detrás de ella, simplemente había otra puerta con una perilla en ella. Sólo ahora fue que Leo finalmente se dio cuenta de que había entrado a través de una salida de emergencia contra incendios.

La toalla alrededor del pecho de Erika eligió ese momento para soltarse.

El flujo de tiempo disminuyó abruptamente hasta algo parecido a una cámara lenta. Nah, muy probablemente su consciencia se había concentrado varias veces en aquel instante.

Erika tomó la toalla que caía lentamente.

Mientras tanto, el cuerpo de Leo finalmente se liberó de su parálisis.

“Wa-”

“¡Pervertido, fisgón, no te quedes ahí babeando como un idiotaaa!”

Mucho más rápida que las disculpas de Leo, su lengua mordaz envió un huracán de furia femenina sobre Leo.


“Esa mujer artera…… Debo haber sido un estúpido en pensar que era la hermana mayor……”

Por una parte, estaba Erika jurando en voz baja cosas mientras pateaba la silla de masaje, mientras que por otra, Leo exhibía la silueta roja de una mano sobre su rostro. Este fue el resultado de Leo al aceptar por completo la petición de Erika de “Sin importa qué, aun así necesito golpearte”. La razón de que usara su mano en lugar del puño se debía a que Leo también fue víctima de fraude aquí, y definitivamente no porque a Erika le disgustase el dolor ardiente en su mano.

Leo no tuvo quejas respecto a esa bofetada. La culpa de este incidente era completamente suya. Aunque Erika estaba simplemente con la guardia baja y relajada sobre la silla de masaje porque no calculó bien el tiempo que Leo necesitaría para completar su tarea, eso era un problema completamente diferente al hecho innegable de que fue él quien había abierto la puerta de emergencia. Aunque apenas evitó ver las partes más comprometedoras, ciertamente no le eximía de ninguna responsabilidad. Parece que mejor era retirase por hoy, pensó como si decidiera pedirle disculpas a Erika una vez más.

“Erika.” “Leo.”

Al final, ambos llamaron al otro al mismo tiempo.

“Leo.”

El momento en que Leo se encogió ante la mirada penetrante de Erika, ésta le llamó una vez más.

“¡Olvida inmediatamente lo que acabas de ver!”

Sin importar cuánto de aquella petición tuviera sentido, Leo seguía pensando que era una orden ridícula. Uno no puede simplemente borrarse la memoria así de fácil.

“—Aunque sé que eso es demasiado irracional.”

Sin embargo, a pesar del significado claro detrás de aquellas palabras, Leo no pudo borrar el temor que se rehusaba permitirle relajarse.

Además, su premonición rápidamente se volvió realidad.

“¿Qué tal si, para poder prevenir que tengas algo de tiempo libre para pensar en esas cosas innecesarias, te hago entrenar seriamente a partir de ahora? Voy a cubrir las bases con la espada así como Usuba Kagerou.”

Aunque este punto era suficientemente importante como para garantizar que Erika repitiese esto una vez más, Leo estaba aterrado por el aura escalofriante y no se atrevió a abrir la boca.

“A partir de hoy, ¿por qué no te quedas a dormir aquí?”

“No traje un cambio de ropa.”

Leo depositó todo lo que tenía en esas últimas palabras.

“Podemos proveer algo de vestimenta. El dinero tampoco es un problema.”

Aún no había ventilado todo su fastidio, Erika le dio otra patada sonora a Leo después de decir eso.




Incluso de noche, el campus de la Primera Preparatoria seguía lleno con la vibra de actividad estudiantil. El ruido casi se comparaba con el nivel de un festival escolar. Las preparatorias mágicas incorporaban un formato que no sólo demanda alta calidad aparte de la educación, sino que también incluía educación mágica, y de ahí la falta de un festival escolar. Esto se debía principalmente a que simplemente no había tiempo suficiente como para ello durante el año escolar. Generalmente hablando, competiciones internas de hecho existían, pero nada más allá de actividades de club o clases individuales que pudieran unir a todo el cuerpo estudiantil para trabajar juntos con miras a alcanzar una meta global. Para una preparatoria mágica como esta, a diferencia de la Competición de las Nueve Escuelas, dominada por el talento de los estudiantes durante las fases de preparación y competición, los estudiantes de Curso 2 tenía muchas oportunidades para brillar durante la fase de preparación de la Competición de Tesis, por lo que el campus escolar se aproximaba al nivel de frenesí que sólo podía ser visto en un festival escolar.

Las chicas de primer año del Club de Literatura se ofrecieron de voluntarias como equipo auxiliar para los trabajadores principales que se esforzaban en la última etapa del proyecto. Aunque ya casi era el final del día, las jovencitas seguían ocupadas preparando cajas de almuerzo para la cena. Mizuki, del Club de Arte, también podía ser vista entre ellas.

Como dice el dicho, el sol se pone más temprano en otoño, así que ahora mismo en la segunda mitad de octubre, la noche caía más temprano también. Antes, el cielo al oeste seguía pintado de un toque púrpura como si alguien hubiese aplicado una capa de pintura sobre el cielo; ahora el tenue púrpura se había transformado en un azul oscuro. La escena en exteriores se había convertido en una nocturna. “Ya es bastante tarde”, Mikihiko no pudo evitar pensar en ese momento.

Hoy, había sido llamado para servir como compañero de entrenamiento para Juumonji Katsuto, Líder del Grupo de Administración de Clubs. Por supuesto, no fue un uno contra uno. Fue diez contra uno en una batalla de práctica, con Mikihiko siendo el último en pie de los diez.

Aunque no sentía que debería haber una sola batalla de práctica, tampoco tenía demasiadas esperanzas en ese aspecto. Sin tomar en cuenta a los Diez Clanes Maestros y la identidad como estudiante de Curso 1, la fuerza de Katsuto le dio una profunda impresión durante la Competición de las Nueve Escuelas. Incluso durante la batalla de práctica, las oportunidades para enfrentarse con un oponente tan poderoso no era algo que simplemente pudiese pedir. Esta vez, tuvo la valiosa oportunidad de experimentar exactamente qué tan fuerte era realmente Katsuto. De igual forma, le produjo un increíble deseo de aprender a pelear contra usuarios de magia moderna en esta batalla simulada.

Como Mikihiko anhelaba, hubo un total de 5 batallas de práctica. También fue derrotado por Katsuto 5 veces. Jadeando irregularmente mientras caía al suelo (¿no se suponía que había sido noqueado?), quedó completamente satisfecho con el uso de su tiempo. Ya que empezaron poco después del medio día de clases del sábado, para cuando terminó el tiempo como oponente de entrenamiento de Katsuto ya eran las 4 de la tarde. Para evitar la vergüenza de vomitar durante el entrenamiento, sólo almorzó algo ligero, un punto por el que su estómago se quejaba ahora mismo. Enfocó la mirada ante la puesta de sol y pensó “Bien, vamos” mientras se ponía de pie, sólo para escuchar de repente la orden de “alto a los preparativos”.

Ya que Katsuto servía como el comandante supremo de todo el personal de seguridad para las nueve escuelas en el evento, Sawaki era responsable de guiar en detalle la seguridad en la Primera Preparatoria en lugar de Katsuto. También era quien dio la señal anterior. Por reflejo, Mikihiko se puso de pie rápidamente intimidado por la fuerza de personalidad de Sawaki (más parecido a estar sobrecogido), y rápidamente se puso en modo de entrenamiento como si fuera un invasor. Una hora más tarde, aunque el personal de seguridad seguía en entrenamiento, los estudiantes de primer año llamados como oponentes habían sido despachados (los estudiantes de segundo no tenían permitido irse).

Después de cambiarse el uniforme de entrenamiento sucio por su uniforme escolar, Mikihiko caminó hacia el segundo gimnasio (conocido como el centro de combate) donde el equipo de seguridad estaba entrenando. En teoría, era quien proveía ayuda, pero en realidad Mikihiko fue quien más se benefició de la experiencia, lo cual naturalmente garantizó varios agradecimientos de su parte. Ya que no quería interrumpir su entrenamiento actual, sólo pensó en dar una simple despedida y luego partir.

“¡Yoshida-kun, déjame invitarte una comida a ti también!”

Mikihiko estaba siguiendo una vez más a Sawaki, sólo para encontrarse con el líder del equipo auxiliar. Qué mal momento, pensó Mikihiko. Ahora, la única gente que quedaba en el centro de combate era en su mayoría estudiantes de segundo año. Había algunos estudiantes de primer año elegidos como parte del contingente de seguridad, pero desafortunadamente, apenas había conocido a la mayor parte de ellos hoy. En realidad, ya que se moría de hambre ahora, su llegada debería haber caído en el momento perfecto. Sin embargo, comer con estas personas haría que la comida le supiera mal, pensó Mikihiko.

Como sea, aun así debería rechazarlo, pensó Mikihiko. Justo cuando estaba considerando esto, sintió una extraña mirada llena de incomodidad y esperanzadora relajación sobre de él. Normalmente “esperanzadora” e “incomodidad” son opuestos entre sí, pero la mirada anterior simplemente tenía un sentimiento de “alivio”. Muy preocupado por esto, Mikihiko no pudo evitar seguir esa mirada. Cuando sus ojos se encontraron, el rostro de una chica familiar (por supuesto) apareció frente a él.

Ante la sorpresa de Mikihiko, Mizuki volteó rápidamente el rostro y mostró una cálida sonrisa.


Parecía ser la última ronda para servir la comida. Las jovencitas del escuadrón auxiliar estaban en su mayor parte sentadas con emparedados y cajas de almuerzo sobre sus regazos (habían emparedados y bolas de arroz con carne para los chicos). Probablemente compadeciéndose de las miradas esperanzadas de los varones en el grupo de seguridad; la evidencia era que las chicas estaban preocupadas entregando toallas y sirviendo té antes de sentarse en los tatamis del gimnasio.

Para cuando Mikihiko tomó asiento, el escuadrón de ayuda había prácticamente terminado con sus obligaciones. Un Mikihiko retenido a la fuerza también se sentó sobre un tatami, pero su educación le apremió a ajustar su postura antes de aceptar la caja de almuerzo de la jovencita frente a él. No había necesidad de identificar a esta joven mujer porque la había estado siguiendo con el rabillo del ojo siempre que tuvo oportunidad.

“Gracias, Shibata-san.”

Una mirada apenada brotó en el rostro de Mizuki ante la respuesta educada de Mikihiko. Aunque había algunos senpai (en su mayoría mujeres) quienes rieron en secreto ante esta escena, nadie fue tan rudo como para en realidad molestarlos. Los estudiantes de la afamada Primera Preparatoria eran mejores que eso. ¿Cómo podrían ser capaces de ser testigos de una escena tan hilarante si alguien fuera a burlarse de ellos abiertamente?

—Mizuki y Mikihiko no fueron conscientes de estos pensamientos taimados de aquellos que les rodeaban. Tampoco tenían tiempo que perder haciendo eso. Aunque había planeado de antemano sentarse junto a él, incluso si eran compañeros de clase, Mizuki no tenía el valor para iniciar una conversación con un chico mientras estaban rodeados de tantos estudiantes de año superior. Por otra parte, la familia de Mikihiko tenía muchas de sus mujeres estudiando su estilo (el Sistema Shinto y la Magia Ancestral compartían esta distinción), así que no era como si fuese un inepto para tener una conversación con una mujer, pero Mizuki estaba completamente sonrojada y la expresión de vergüenza le hizo ser demasiado consciente e incapaz de iniciar cualquier tema de conversación.

El resultado final - a ojos de sus inocentes espectadores, se trataba de la agridulce atmósfera del “primer amor”. No sólo las jovencitas usaban sus cálidas miradas para darles su apoyo, incluso los chicos, inclinados por el combate y que no tenían contacto con el romance, habían notado la peculiar atmósfera entre los dos. Siempre que Mizuki le servía té a Mikihiko, sus manos se retirarían rápidamente cuando las puntas de sus dedos se tocasen en ocasiones. Siempre que pasaba esta clase de cosas generalmente reservadas para reuniones clandestinas sobre un puente, una corriente de intenciones asesinas y de ánimos salía desde sus observadores.

Hasta ahora, el inocente par no tenía idea de que estaban proveyendo el entretenimiento para la cena, pero estaban pensaban “Pasa algo extraño, (¿verdad?)”. Ambos poseían este grado de sensibilidad y se estaban poniendo un poco incómodos en medio de las miradas que habían atrapado sin darse cuenta, especialmente Mizuki. Su apariencia inquieta se volvía más y más obvia. Finalmente, dijo algo escueto parecido a “Esto, yo, tengo que-” y se puso de pie con dificultad - más bien, trató de ponerse de pie.

Hablando de ello, la cultura japonesa moderna ya no acostumbraba más al sentarse con las rodillas sobre los cojines. Sentarse en sillas ya se había vuelto la norma y sólo las personas que seguían arrodillándose eran aquellas relacionadas con las artes marciales, instrucción guiada, o práctica religiosa. Esencialmente, todos aquí eran individuos sumidos en entrenamiento especial. No obstante, la sociedad seguía manteniendo el estereotipo de que “la mujer debía arrodillarse”, así que la mayoría de las jovencitas en el escuadrón de ayuda estaban sentadas sobre sus rodillas. Aun así, los senpai a menudo utilizaban en secreto Magia Tipo Peso para aliviar la carga. Incluso los estudiantes de segundo año de Curso 2 sabían cómo usar esta clase de magia que no necesitaba rapidez ni un CAD. Por supuesto, el efecto sólo se activaría después de treinta segundos, así que siempre que estas señoritas se quedasen en un breve silencio, se debía a que estaban invocando en secreto Magia Tipo Peso. Los chicos estaban muy conscientes de este punto, así que nadie iba a empezar una conversación con una de las chicas que se haya quedado callada de repente.

Sin embargo, para los estudiantes de primer año y en especial para Mizuki, quien estaba en el Curso 2, esto era algo fuera de su alcance en este punto. Estrictamente hablando, ni siquiera era consciente de que había un truco para “reducir su peso usando magia mientras estuviese arrodillada”. En suma, nunca practicó realmente sentarse de rodillas sobre una estera-

“¡¿Aaah?!”

—Así que, naturalmente, sus pies se adormecieron.

 Viendo a Mizuki tambalear sobre sus pies y dejando escapar un pequeño grito mientras caía, Mikihiko de inmediato extendió una mano para ayudarla, pero aún así no lo lograría a tiempo. Mantuvo una posición de rodillas y atrapó la parte superior del cuerpo de Mizuki. Ya que toda su concentración estaba enfocada en no caer juntos, Mikihiko nunca notó conscientemente en dónde estaba poniendo sus manos.

Después de pausar su inercia, Mikihiko dejó salir un largo suspiro. Fue entonces cuando se dio cuenta de que estaba frente a la espalda de Mizuki. En otras palabras, se hallaba más o menos en una postura de abrazar a Mizuki por detrás. También se dio cuenta de qué parte era esa que tenía una sensación suave y firme en sus dos manos……

Las facultades mentales de Mikihiko llegaron a una pausa. Pero su pensamiento traicionó sus intenciones; reconoció la verdadera identidad de lo que tenía agarrado con sus manos. En ese momento, la consciencia de Mizuki finalmente se despejó y descifró con exactitud en qué situación se hallaba.

“———?!”

“¡L-L-Lo siento!”


Mizuki dejó escapar un grito ahogado de desesperación y empezó a temblar. Ante esto, Mikihiko soltó apresuradamente ambas manos. Sin ningún apoyo, el cuerpo de Mizuki empezó a inclinarse hacia adelante mientras caía; usando sus manos para apoyarse sobre el tatami, quedó con sus cuatro extremidades en el suelo y su retaguardia hacia Mikihiko, un resultado que la aterró aún más. Mientras tambaleaba, sus pies entumecidos hicieron que cayera sobre su trasero una vez más. Debido a su repentina cadena de movimientos sorpresivos, su vestido se había levantado, revelando una significativa porción de sus pies cubiertos por medias, canillas, e incluso sus muslos. Esta vez. Mizuki usó una increíble velocidad que normalmente no se le atribuiría a ella y volvió rápidamente a la posición de sentada sobre las rodillas que “se supone, tenían que tomar las mujeres” con sus dos manos apretando fuertemente el extremo de su falda. Su rostro ya sonrojado ahora estaba completamente rojo. Con sus ojos lagrimosos, se puso de nuevo de pie y esta vez no cayó antes de salir corriendo del gimnasio.

“¡Qué diablos te quedas mirando! ¡Ve tras ella, Yoshida-kun!”

Mikihiko se había quedado simplemente ahí, mirando la espalda de Mizuki sin pensar en nada cuando fue levantado por una senpai desconocida que le regaño y apuró a ponerse de pie. Después de correr fuera del edificio, regresó y tomó sus zapatos del armario. Después de tomar un par de calzado para interiores para Mizuki, quien salió corriendo sin tomar el suyo, fue una vez más tras la figura que ya había desaparecido de su vista.

20 comentarios:

  1. valio la pena revisar la pagina cada 20 minutos xd
    gracias por el cap :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por un nuevo capitulo de Mahouka

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la traducción, me pasaba todos los días para ver si ya la habían subido.

    ResponderEliminar
  4. Muchas Gracias por su traducción, hace unas horas terminé de leer el Volumen 2 y quería hacer una pregunta: ¿harán el PDF del Volumen 5? Preguntaba porque así lo podía leer desde mi E-Book el día que terminase el Volumen 4.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No porque no está completo. Si quieres seguir el hilo de la historia sólo 2 son los capítulos más importantes de ese volumen, y lo demás es material nuevo que salió después.

      De todas formas de seguro termino todos hasta el 7 antes de empezar con el vol.8

      Eliminar
  5. Creo que se pronuncia sion (acento en la o), aunque cuando era pequeño leía las palabras con psi pronunciando la 'p' xD

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por el trabajo...
    Solo es curiosidad mia pero estas trabajando con baka-tsuki?? por q soltaron su versión de manera simultánea a la tuya o tal vez estan tomando como base tu versión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, yo trabajo solo. Vi unas partes de la traducción de ellos, pero noté que al traducir del inglés cometen los mismos errores que el traductor inglés, obviamente.

      Además sentí que habían varios términos que sólo he escuchado en México, y yo prefiero darle un acento neutro en todo caso. Si ya me veo forzado, recurro al de España.

      Eliminar
  7. ohhh nada mal jeje misuki y yoshida, que ira a pasar en el ultimo capitulo del tomo, muchas gracias lo espero con ansias XD

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias (n_n) eres el mejor

    ResponderEliminar
  9. GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS

    ResponderEliminar
  10. MUCHAS GRACIAS POR EL CAP, ACABO DE VER EL PRIMER CAP DE ANIME DE MAHOUKA Y AHORA TERMINE DE LEER ESTE CAP YA NO SE QUE VOY A HACER PARA AGUANTAR A LA PROXIMA SEMANA POR EL PROXIMO ESTA DEMACIADO BUENO PARA ESPERAR TANTO.

    ResponderEliminar